Tiempo de lectura 3 minutos


Los forenses del Instituto Anatómico Forense de Madrid concluirán este viernes el informe preeliminar de la autopsia del cadáver de la exesquiadora Blanca Fernández Ochoa cuando estén concluidas todas las pruebas clínicas que se han practicado o se practicarán sobre los restos mortales de la deportista.

Por el momento ha trascendido cierta información. Según informa La Vanguardia, durante la tarde de ayer, los forenses no habían podido confirmar si corresponde al cuerpo de la exesquiadora dado su avanzado estado de descomposición, por tanto, los médicos forenses están a la espera de los resultados del test de ADN para confirmar la identidad del cadáver.

El diario El Mundo ha informado esta mañana de que se ha hallado presencia de Sinogan, un antipsicótico de efecto sedante, en sangre. Además, están analizando el corazón de la atleta para determinar si pudo sufrir un infarto.

Por el momento, la única información que se tiene del caso es que la medallista llevaba entre cuatro y ocho días muerta cuando se encontró el cuerpo el pasado 4 de septiembre. Además, se ha confirmado que la muerte no fue accidental, derivada de una caída, ni se han hallado signos de violencia en el cuerpo. También, la medallista llevaba consigo todas las medicinas que tomaba para sus problemas de depresión.

La autopsia debe determinar la causa o causas de la muerte, desconocidas en este momento, así como elQ momento exacto del fallecimiento.

MIERCOLES 4 DE SEPTIEMBRE

Este miércoles se retomó por cuarto día consecutivo a las 9:00 horas la búsqueda de Blanca Fernández Ochoa. Pasado el mediodía la Guardia Civil informaba de que había encontrado el cadáver de una mujer en Cercedilla. Pocos minutos después fuentes oficiales informaron de que se trataba del cadáver de la exesquiadora.

David (c), el hijo de Blanca Fernández Ochoa, tras confirmarse que el cadáver encontrado este miércoles por la Guardia Civil es el de su madre. Imagen: @ EFE/Fernando Villar

Según los investigadores, Blanca Fernández Ochoa llevaba fallecida entre cuatro y ocho días y su cuerpo presentaba signos de deterioro. Será la autopsia la que determine el momento y las causas de la muerte. El cuerpo ha sido ya trasladado al Instituto Anatómico Forense con el fin de hacer la autopsia lo antes posible para esclarecer los hechos que rodean a su muerte. Previsiblemente la autopsia se realizará durante la jornada de hoy.

El cadáver se ha encontrado en una zona colindante con la provincia de Segovia, conocido como ‘La Peñota’, cerca del tramo final de una ruta de cuatro horas que comienza cerca del lugar donde el coche de Blanca Fernández Ochoa estaba aparcado.

Fuentes de la investigación han informado que el cadáver de Fernández Ochoa tenía un fuerte golpe en la cabeza y que podría llevar muerta más de una semana. Psicólogos del Summa-112 han acudido al lugar para ofrecer apoyo a la familia de la campeona olímpica. Tras finalizar la dura jornada, los investigadores han informado de que se ha descartado la muerte por traumatismo.

En cuanto a su municipio, Cercedilla, el alcalde ha decretado tres días de luto oficial que coinciden con la celebración de sus fiestas patronales. La familia Fernández Ochoa ha pedido que no se cancelen los festejos pese al triste desenlace de su vecina más ilustre. Los vecinos han guardado esta noche un minuto de silencio por la medallista olímpica antes del pregón con el que han comenzado sus fiestas.

CONTINÚA LA BÚSQUEDA. MARTES 3 DE SEPTIEMBRE

Fuentes oficiales de la investigación informaban al término de la jornada del 3 de septiembre que la búsqueda de los siete drones de la Guardia Civil no había dado resultado.

El portavoz de la familia de Blanca Fernández Ochoa, Adrián Federighi, ha explicado que la familia está convencida de que la exesquiadora llevaba un saco de dormir y alimentos además del queso que compró antes de su desaparición.

A primera hora de este martes 3 de septiembre se han retomado las batidas de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa. Durante la noche se han mantenido patrullas de seguridad ciudadana encargadas de batir toda la zona de la sierra de Cercedilla.

PRIMER DÍA DE BÚSQUEDA EN CERCEDILLA. 2 DE SEPTIEMBRE

Durante el primer día de búsqueda, más de 300 agentes, entre policías nacionales, guardias civiles y policías locales, con diferentes unidades especializadas, guías caninos y helicópteros, además de bomberos y agentes forestales, han buscado a la exesquiadora olímpica.

Esta tarde la Policía Nacional ha informado de que tiene listos varios drones para buscar a Blanca Fernández Ochoa por la noche y en las zonas más escarpadas que se encuentran cerca del municipio de Cercedilla, donde fue hallado su coche durante la jornada de ayer.

La Policía Nacional ha informado que estos drones «van a permitir dar una visión más cercana de lo que los helicópteros nos marquen. Incorporan cámaras de alta definición con un zoom de alta capacidad para poder ampliar mucho la imagen y con alta resolución». Además, incorporan cámaras de captación infrarroja nocturna para detectar a cualquier persona.

Además, la Guardia Civil ha indicado que recorrerá nuevos sitios marcados por los agentes del Grupo Cinológico que recorren la zona con catorce perros. El dispositivo de búsqueda de la deportista seguirá esta tarde hasta que haya luz con batidas a pie y con helicópteros. Por la noche, se mantendrás las batidas en vehículos por la zona. Durante la jornada de la mañana, el operativo desplegado en la zona ha completado las doce rutas marcadas y ahora los grupos de montaña volverán a la zona de los Siete Picos. 

Además, la Guardia Civil ha abierto líneas de investigación distintas a la de la sierra de Cercadilla, ya que fue vista por última vez comprando en un centro comercial de Pozuelo de Alarcón el día 24 de agosto.

LA DESAPARICIÓN. DEL 23 DE AGOSTO AL 1 DE SEPTIEMBRE

En el día de ayer los agentes realizaron una inspección del coche ‘in situ’ y hoy lunes lo están realizando en dependencias policiales de forma más minuciosa. De momento, han hallado cosas personales pero ningún signo de violencia.

La Policía Nacional informó el pasado sábado de la desaparición de la exesquiadora, de 56 años, que fue vista por última vez el pasado día 23 en la localidad madrileña de Aravaca. Fernández Ochoa comunicó a su hija Olivia que se marchaba unos cuatro días a caminar, cosa que hacía en solitario de vez en cuando, y que quizás haría el camino de Santiago.

Cogió su coche -un Mercedes clase A- el pasado día 23 de agosto y se fue, pero se dejó el móvil el casa. El coche de la medallista olímpica fue encontrado ayer domingo en un aparcamiento para senderistas del municipio de la sierra madrileña de Cercedilla, donde ella solía ir a caminar.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *