aparcamiento disuasorio
Tiempo de lectura 2 minutos


La Comunidad de Madrid pone a disposición de los usuarios de transporte público las primeras 1.470 plazas de aparcamiento disuasorio en Colmenar Viejo. Estas plazas forman parte del total de 46.000 que contempla el Plan de aparcamientos disuasorios que impulsa el Gobierno regional, el conocido como Plan Aparca+T. 

Así lo ha avanzado hoy el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, en la firma del primer convenio del Plan Estratégico con el alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz. «La intermodalidad era algo que empezaba y terminaba en el transporte público, pero la firma de este convenio supone la incorporación del vehículo privado, que es otra pieza clave», ha subrayado el consejero, tras la firma, celebrada en la sede del Consorcio Regional de Transportes de Madrid. 

Este convenio servirá como prueba piloto para la implantación del Plan Aparca+T, cuyo objetivo es fomentar el uso de los aparcamientos disuasorios situados en las proximidades de las estaciones de Cercanías y los intercambiadores de transportes. De este modo, el parking disuarorio de Colmenar Viejo servirá para detectar las necesidades de demanda real y se usará como base para la configuración definitiva de la Red regional de aparcamientos disuasorios. 

REQUISITOS PARA ACCEDER AL APARCAMIENTO DISUASORIO DE COLMENAR VIEJO

El acceso al aparcamiento será gratuito con un título de transporte válido, que debe utilizarse el mismo día y por un máximo de 18 horas continuadas. Para ello se va a implantar un sistema de control de acceso y un sistema de tarifas ligado a dicho uso, que asegurará la gratuidad a los usuarios de transporte público durante la estancia. 

La red Aparca+T utilizará las últimas tecnologías para informar a los usuarios del aparcamiento disuasorio más próximo y, en una segunda fase, de su ocupación en tiempo real. Además, el plan es que se vayan incorporando, paulatinamente, otros servicios asociados, como la instalación de puntos de recarga eléctrica, reserva de plazas para coches de carsharing o sistemas de préstamo de bicicletas. 

«Este va a suponer un impulso fundamental en la promoción del transporte público, reduciendo el uso del vehículo privado al ubicarse estratégicamente en los corredores de entrada y salida a Madrid y cerca de servicios de transporte público», recalcó Garrido, quien apuntó que también contribuirá a reducir la congestión del tráfico y a la mejora ambiental de la Comunidad de Madrid. 

CIUDAD UNIVERSITARIA Y EL CASAR: FUTUROS APARCAMIENTOS DISUASORIOS

Después de Colmenar Viejo, la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras ya está ultimando los convenios para los dos siguientes aparcamientos disuasorios que se incorporarán a la red Aparca+T y que también servirán como experiencia piloto: en Ciudad Universitaria y en El Casar

El Plan Estratégico de Aparcamientos de Intercambio Modal se va a desarrollar en tres fases a lo largo de 12 años. La primera concluye en 2021 y, para entonces, se calcula que se dispondrá de 25 aparcamientos y un total de 16.000 plazas. 

Al final del periodo, en el año 2029, el Plan Aparca+T alcanzará un total de 91 aparcamientos con más de 46.000 plazas, que permitirán reducir el tráfico de acceso a la capital durante la hora punta. 

El Plan comprende dos líneas de actuación: la primera es ampliar y adecuar los aparcamientos ya existentes mediante la instalación de barreras de paso y delimitando las plazas, así como dotándolos de vigilancia y de una nueva imagen identificativa e integrándolos en la plataforma de gestión. En segundo lugar, se construirán estacionamientos en puntos estratégicos de la región ligados a los corredores de entrada y salida de la capital. La inversión total prevista es de 200 millones de euros.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *