/ 17 enero 2022
1.1 C
Madrid
/ 17 enero 2022

21 medidas para acabar con la violencia machista (sin VOX) y reprobación a Ortega Smith

21 medidas para acabar con la violencia machista (sin VOX) y reprobación a Ortega Smith

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este miércoles un pacto con veintiún medidas contra la violencia machista con el voto de PP, Ciudadanos, Más Madrid y el PSOE pero sin Vox, que se ha abstenido ya que rechaza tanto la ley de igualdad como el pacto de estado.

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social Pepe Aniorte ha defendido que el de hoy es un «gran día» por el consenso logrado respecto a la lucha contra la violencia machista, pese a que Vox «lo ha puesto complicado» porque según el edil de Cs está «cómodo» en la «guerra cultural».

Aniorte ha defendido que su Gobierno «no va a dar ni un solo paso atrás en la defensa de las mujeres con Vox o sin Vox», y ha acusado al grupo de Javier Ortega Smith, de presentar 23 enmiendas para «embarrar» el pacto.

Desde Más Madrid, Rita Maestre ha afeado la alusión a un día histórico porque por primera vez desde 2005 no existe declaración institucional por el Día Mundial por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres debido la «ultraderecha».

La socialista Maite Pacheco ha reiterado el trabajo desarrollado por Más Madrid y su partido para completar el «compromiso» del Ayuntamiento con la lucha contra la violencia de género y ha aseverado que es necesario una dotación presupuestaria «potente» para que estas medidas «no queden en papel mojado».

Por su parte, el portavoz de Vox Javier Ortega Smith le ha dicho al delegado de Familias e Igualdad que «no se venga arriba» al decir que estas medidas «saldrán a delante con Vox o sin Vox» y le ha recordado que si es delegado es «gracias» a su formación.

El portavoz de Vox ha defendido que las 23 enmiendas presentadas por su grupo «no tratan de embarrar sino que amplían la cobertura» de la defensa de las mujeres porque Vox, que niega la violencia machista y la engloba en la violencia intrafamiliar, incluye «a las otras víctimas, como son los hombres».

El pacto aprobado este miércoles busca trasponer a la capital el pacto de estado y contiene la creación de un centro de emergencias 24 horas para atender a víctimas de violencia sexual, tramitado ya por el anterior equipo, o centros especializados en víctimas de violencia sexual con el objetivo de alcanzar antes de 2025 el ratio de un centro por cada 200.000 mujeres.

También prevé el aumento de las plazas, un compromiso de «mejorar la capacidad de detección temprana de todo tipo de violencia contra mujeres y menores», revisar el protocolo de atención sanitaria ante violencia sexual o crear uno para posibles víctimas de trata menores de edad.

Reprobación a Javier Ortega Smith

Tras la sesión, Javier Ortega Smith fue reprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid con el voto a favor de Cs, PSOE y Más Madrid por su «falta de respeto a las víctimas de la violencia de género» mientras que el PP se ha opuesto.

La postura de Ciudadanos tensiona el Gobierno bipartito de José Luis Martínez-Almeida que, como ha recordado el propio Ortega Smith, se configuró gracias a los votos de Vox y necesita a esta formación para aprobar los presupuestos de 2020, que se llevarán a votación el próximo mes de diciembre.

Los socialistas presentaron ayer esta moción de urgencia, después de que Javier Ortega Smith hiciese el pasado lunes un discurso negacionista de la violencia de género en el acto institucional del Ayuntamiento de Madrid por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que recibió el reproche de Nadia Otmani, una mujer víctima de violencia machista en silla de ruedas.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs) ha defendido que no dará «ni un paso atrás» respecto a la violencia machista porque es «un hecho incuestionable» y le ha dicho a Ortega Smith que, aunque en este ámbito «están en las antípodas», no le reprueba por su ideología sino por su falta de «respeto y humanidad» al hacer una «arenga» ante «víctimas de malos tratos».

«Nadia no estaba ahí porque la hubiera puesto nadie, no es de extrema izquierda (…)Nadia estaba en primera fila porque está en silla de ruedas porque la tirotéo su cuñado porque esa mujer valiente se puso en medio», ha agregado Villacís.

Su posición contrasta con la del alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP), quien ha sostenido que la intervención de Ortega Smith fue «desafortunada» pero ha defendido que la «reprobación formal» sienta «un precedente peligrosísimo» porque a su juicio está en juego «la libertad de expresión». «Por detestables que nos pudieran parecer las palabras no significa que no estén amparadas en la Constitución», ha defendido Almeida.

Por su parte, el concejal reprobado, Javier Ortega Smith ha asegurado que no le reprueban a él sino que han venido a «amordazar» a todos los que no respaldan a «pies juntillas» su discurso y a quienes defienden a «todas las víctimas», también los hombres, a quienes dicen que «la inmigración ilegal hay que frenarla».

El portavoz socialista Pepu Hernández, proponente de la reprobación, ha afeado que Vox y busque «ridiculizar el feminismo, descalificar su lucha» y ha añadido que para hablar de «chiringuitos» hay que apuntar a la Fundación Francisco Franco que es el «origen del partido anacrónico» que es Vox.

«Presume de decir las cosas frente a la derechita cobarde pero esto no son los toros, la casa o, ni siquiera Cataluña. Es el derecho a la vida, la libertad, la autonomía y la seguridad de la igualdad. Es intolerable», ha remarcado Hernández.

La coportavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha señalado que los concejales de Vox son «machos y hombres españoles delante de las víctimas de violencia» pero luego «no son capaces de mirar a la cara a una víctima de violencia».

LO MÁS LEÍDO

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este miércoles un pacto con veintiún medidas contra la violencia machista con el voto de PP, Ciudadanos, Más Madrid y el PSOE pero sin Vox, que se ha abstenido ya que rechaza tanto la ley de igualdad como el pacto de estado.

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social Pepe Aniorte ha defendido que el de hoy es un «gran día» por el consenso logrado respecto a la lucha contra la violencia machista, pese a que Vox «lo ha puesto complicado» porque según el edil de Cs está «cómodo» en la «guerra cultural».

Aniorte ha defendido que su Gobierno «no va a dar ni un solo paso atrás en la defensa de las mujeres con Vox o sin Vox», y ha acusado al grupo de Javier Ortega Smith, de presentar 23 enmiendas para «embarrar» el pacto.

Desde Más Madrid, Rita Maestre ha afeado la alusión a un día histórico porque por primera vez desde 2005 no existe declaración institucional por el Día Mundial por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres debido la «ultraderecha».

La socialista Maite Pacheco ha reiterado el trabajo desarrollado por Más Madrid y su partido para completar el «compromiso» del Ayuntamiento con la lucha contra la violencia de género y ha aseverado que es necesario una dotación presupuestaria «potente» para que estas medidas «no queden en papel mojado».

Por su parte, el portavoz de Vox Javier Ortega Smith le ha dicho al delegado de Familias e Igualdad que «no se venga arriba» al decir que estas medidas «saldrán a delante con Vox o sin Vox» y le ha recordado que si es delegado es «gracias» a su formación.

El portavoz de Vox ha defendido que las 23 enmiendas presentadas por su grupo «no tratan de embarrar sino que amplían la cobertura» de la defensa de las mujeres porque Vox, que niega la violencia machista y la engloba en la violencia intrafamiliar, incluye «a las otras víctimas, como son los hombres».

El pacto aprobado este miércoles busca trasponer a la capital el pacto de estado y contiene la creación de un centro de emergencias 24 horas para atender a víctimas de violencia sexual, tramitado ya por el anterior equipo, o centros especializados en víctimas de violencia sexual con el objetivo de alcanzar antes de 2025 el ratio de un centro por cada 200.000 mujeres.

También prevé el aumento de las plazas, un compromiso de «mejorar la capacidad de detección temprana de todo tipo de violencia contra mujeres y menores», revisar el protocolo de atención sanitaria ante violencia sexual o crear uno para posibles víctimas de trata menores de edad.

Reprobación a Javier Ortega Smith

Tras la sesión, Javier Ortega Smith fue reprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid con el voto a favor de Cs, PSOE y Más Madrid por su «falta de respeto a las víctimas de la violencia de género» mientras que el PP se ha opuesto.

La postura de Ciudadanos tensiona el Gobierno bipartito de José Luis Martínez-Almeida que, como ha recordado el propio Ortega Smith, se configuró gracias a los votos de Vox y necesita a esta formación para aprobar los presupuestos de 2020, que se llevarán a votación el próximo mes de diciembre.

Los socialistas presentaron ayer esta moción de urgencia, después de que Javier Ortega Smith hiciese el pasado lunes un discurso negacionista de la violencia de género en el acto institucional del Ayuntamiento de Madrid por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que recibió el reproche de Nadia Otmani, una mujer víctima de violencia machista en silla de ruedas.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs) ha defendido que no dará «ni un paso atrás» respecto a la violencia machista porque es «un hecho incuestionable» y le ha dicho a Ortega Smith que, aunque en este ámbito «están en las antípodas», no le reprueba por su ideología sino por su falta de «respeto y humanidad» al hacer una «arenga» ante «víctimas de malos tratos».

«Nadia no estaba ahí porque la hubiera puesto nadie, no es de extrema izquierda (…)Nadia estaba en primera fila porque está en silla de ruedas porque la tirotéo su cuñado porque esa mujer valiente se puso en medio», ha agregado Villacís.

Su posición contrasta con la del alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP), quien ha sostenido que la intervención de Ortega Smith fue «desafortunada» pero ha defendido que la «reprobación formal» sienta «un precedente peligrosísimo» porque a su juicio está en juego «la libertad de expresión». «Por detestables que nos pudieran parecer las palabras no significa que no estén amparadas en la Constitución», ha defendido Almeida.

Por su parte, el concejal reprobado, Javier Ortega Smith ha asegurado que no le reprueban a él sino que han venido a «amordazar» a todos los que no respaldan a «pies juntillas» su discurso y a quienes defienden a «todas las víctimas», también los hombres, a quienes dicen que «la inmigración ilegal hay que frenarla».

El portavoz socialista Pepu Hernández, proponente de la reprobación, ha afeado que Vox y busque «ridiculizar el feminismo, descalificar su lucha» y ha añadido que para hablar de «chiringuitos» hay que apuntar a la Fundación Francisco Franco que es el «origen del partido anacrónico» que es Vox.

«Presume de decir las cosas frente a la derechita cobarde pero esto no son los toros, la casa o, ni siquiera Cataluña. Es el derecho a la vida, la libertad, la autonomía y la seguridad de la igualdad. Es intolerable», ha remarcado Hernández.

La coportavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha señalado que los concejales de Vox son «machos y hombres españoles delante de las víctimas de violencia» pero luego «no son capaces de mirar a la cara a una víctima de violencia».

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este miércoles un pacto con veintiún medidas contra la violencia machista con el voto de PP, Ciudadanos, Más Madrid y el PSOE pero sin Vox, que se ha abstenido ya que rechaza tanto la ley de igualdad como el pacto de estado.

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social Pepe Aniorte ha defendido que el de hoy es un «gran día» por el consenso logrado respecto a la lucha contra la violencia machista, pese a que Vox «lo ha puesto complicado» porque según el edil de Cs está «cómodo» en la «guerra cultural».

Aniorte ha defendido que su Gobierno «no va a dar ni un solo paso atrás en la defensa de las mujeres con Vox o sin Vox», y ha acusado al grupo de Javier Ortega Smith, de presentar 23 enmiendas para «embarrar» el pacto.

Desde Más Madrid, Rita Maestre ha afeado la alusión a un día histórico porque por primera vez desde 2005 no existe declaración institucional por el Día Mundial por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres debido la «ultraderecha».

La socialista Maite Pacheco ha reiterado el trabajo desarrollado por Más Madrid y su partido para completar el «compromiso» del Ayuntamiento con la lucha contra la violencia de género y ha aseverado que es necesario una dotación presupuestaria «potente» para que estas medidas «no queden en papel mojado».

Por su parte, el portavoz de Vox Javier Ortega Smith le ha dicho al delegado de Familias e Igualdad que «no se venga arriba» al decir que estas medidas «saldrán a delante con Vox o sin Vox» y le ha recordado que si es delegado es «gracias» a su formación.

El portavoz de Vox ha defendido que las 23 enmiendas presentadas por su grupo «no tratan de embarrar sino que amplían la cobertura» de la defensa de las mujeres porque Vox, que niega la violencia machista y la engloba en la violencia intrafamiliar, incluye «a las otras víctimas, como son los hombres».

El pacto aprobado este miércoles busca trasponer a la capital el pacto de estado y contiene la creación de un centro de emergencias 24 horas para atender a víctimas de violencia sexual, tramitado ya por el anterior equipo, o centros especializados en víctimas de violencia sexual con el objetivo de alcanzar antes de 2025 el ratio de un centro por cada 200.000 mujeres.

También prevé el aumento de las plazas, un compromiso de «mejorar la capacidad de detección temprana de todo tipo de violencia contra mujeres y menores», revisar el protocolo de atención sanitaria ante violencia sexual o crear uno para posibles víctimas de trata menores de edad.

Reprobación a Javier Ortega Smith

Tras la sesión, Javier Ortega Smith fue reprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid con el voto a favor de Cs, PSOE y Más Madrid por su «falta de respeto a las víctimas de la violencia de género» mientras que el PP se ha opuesto.

La postura de Ciudadanos tensiona el Gobierno bipartito de José Luis Martínez-Almeida que, como ha recordado el propio Ortega Smith, se configuró gracias a los votos de Vox y necesita a esta formación para aprobar los presupuestos de 2020, que se llevarán a votación el próximo mes de diciembre.

Los socialistas presentaron ayer esta moción de urgencia, después de que Javier Ortega Smith hiciese el pasado lunes un discurso negacionista de la violencia de género en el acto institucional del Ayuntamiento de Madrid por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que recibió el reproche de Nadia Otmani, una mujer víctima de violencia machista en silla de ruedas.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs) ha defendido que no dará «ni un paso atrás» respecto a la violencia machista porque es «un hecho incuestionable» y le ha dicho a Ortega Smith que, aunque en este ámbito «están en las antípodas», no le reprueba por su ideología sino por su falta de «respeto y humanidad» al hacer una «arenga» ante «víctimas de malos tratos».

«Nadia no estaba ahí porque la hubiera puesto nadie, no es de extrema izquierda (…)Nadia estaba en primera fila porque está en silla de ruedas porque la tirotéo su cuñado porque esa mujer valiente se puso en medio», ha agregado Villacís.

Su posición contrasta con la del alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP), quien ha sostenido que la intervención de Ortega Smith fue «desafortunada» pero ha defendido que la «reprobación formal» sienta «un precedente peligrosísimo» porque a su juicio está en juego «la libertad de expresión». «Por detestables que nos pudieran parecer las palabras no significa que no estén amparadas en la Constitución», ha defendido Almeida.

Por su parte, el concejal reprobado, Javier Ortega Smith ha asegurado que no le reprueban a él sino que han venido a «amordazar» a todos los que no respaldan a «pies juntillas» su discurso y a quienes defienden a «todas las víctimas», también los hombres, a quienes dicen que «la inmigración ilegal hay que frenarla».

El portavoz socialista Pepu Hernández, proponente de la reprobación, ha afeado que Vox y busque «ridiculizar el feminismo, descalificar su lucha» y ha añadido que para hablar de «chiringuitos» hay que apuntar a la Fundación Francisco Franco que es el «origen del partido anacrónico» que es Vox.

«Presume de decir las cosas frente a la derechita cobarde pero esto no son los toros, la casa o, ni siquiera Cataluña. Es el derecho a la vida, la libertad, la autonomía y la seguridad de la igualdad. Es intolerable», ha remarcado Hernández.

La coportavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha señalado que los concejales de Vox son «machos y hombres españoles delante de las víctimas de violencia» pero luego «no son capaces de mirar a la cara a una víctima de violencia».

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO