-Publicidad-

Un obrero de 56 años ha muerto este martes al desprenderse una de las chimeneas a la que tenía anclado su equipo de arnés de sujeción mientras realizaba tareas de rehabilitación y pintura en una fachada de un patio interior de viviendas del distrito de Moratalaz.

Fuentes de Emergencias Madrid han informado de que el accidente laboral ha tenido lugar poco antes de las 10:00 horas en el número 251 de la calle Hacienda de Pavones, donde dos obreros realizaban trabajos de rehabilitación en la fachada interior de un bloque de viviendas.

El obrero que acabó falleciendo se encontraba en una cesta-asiento para trabajar. Estaba suspendido de la fachada por un arnés que tenía como punto de anclaje una línea de vida o de seguridad que iba fijado a dos chimeneas instaladas en la parte superior del edificio.

-Publicidad-

Según agentes de la Unidad de Investigación y Coordinación Judicial de la Policía Municipal, encargados de esclarecer el siniestro, una de estas chimeneas ha vencido, por lo que el hombre ha quedado suspendido en el aire a un altura de dos plantas.

Tras asegurar al trabajador, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han rescatado al hombre con una camilla cuchara por una de las ventanas de un piso de la segunda planta.

El trabajador ha fallecido a causa de un traumatismo craneoencefálico severo provocado bien por la caída de cascotes del desprendimiento de la chimenea o por algún otro golpe.

Junto al obrero muerto, se encontraba su compañero, de 41 años, que ha sido atendido de contusiones leves por sanitarios del Samur-Protección Civil y por su equipo de psicólogos.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here