-Publicidad-

La Comunidad de Madrid habilitará 876 camas hospitalarias para atender a las necesidades que surjan durante las semanas de máxima incidencia de la gripe estacional, entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2020, y prevé incorporar a 1.300 profesionales sanitarios de refuerzo.

El Plan de Invierno, presentado por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, tiene los objetivos «fundamentales» de prevenir la gripe mediante la inmunización a los cuidadanos que pertenecen a los grupos de riesgo y de proporcionar atención integral «eficiente y de calidad» cuando se supere el umbral epidémico de 38 casos por cada 100.000 habitantes.

Más de un millón de personas se han vacunado contra la gripe desde el 28 de octubre, cuando comenzó la campaña, y que se prolongará hasta el 31 de enero de 2020.

-Publicidad-

El Plan de Invierno y Gripe, que ya se ha puesto en marcha en noviembre con la campaña por la bronquiolitis, incorporará 876 camas hospitalarias más, 51 de ellas de cuidados intensivos, ha informado el consejero, quien ha señalado también que está prevista la contratación de unos 1.300 profesionales de refuerzo, especialmente en Enfermería, con la inversión de casi 7 millones de euros.

Con ello, se combatirá la gripe estacional «pero también a otras afecciones respiratorias como la bronquiolitis», ha señalado el consejero.

También ha indicado que la incidencia de la gripe en la región se mantiene estable con 18,31 casos por cada 100.000 habitantes, siendo el umbral epidémico de esta temporada 38 por cada 100.000 habitantes.

Ruiz Escudero también ha recordado que los recursos fundamentales y prioritarios a los que acudir ante los síntomas de la gripe son los Centros de Salud y los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, pero ha hecho hincapié en la existencia de las urgencias de los centros de salud para no colapsar las urgencias hospitalarias.

Los principales síntomas de gripe son el malestar general, el dolor de cabeza intenso y muscular, fiebre y accesos de tos y, en el caso de contraerla, las recomendaciones son guardar reposo, beber mucho líquido, evitar el consumo de tabaco y alcohol y controlar la fiebre con analgésicos y antitérmicos que recomiende un médico o farmacéutico.

Así lo ha recomienda la Consejería de Sanidad en una nota de prensa en la que apunta que si la fiebre o la tos no desaparecen a pesar del tratamiento, o existe dificultad para respirar en reposo, se debe acudir al médico de familia.

También señala que para evitar el contagio de la gripe a otras personas hay que cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con un pañuelo desechable, tirarlo a la papelera y lavarse las manos con agua y jabón.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here