-Publicidad-

El Ayuntamiento de Madrid comienza a tramitar una nueva ordenanza que unirá en un único texto los permisos para acometer obras y los trámites necesarios para abrir un negocio.

Con esta fórmula, el Gobierno de PP y Cs en la capital quiere reducir los tiempos en los que otorga las licencias.

De este modo, se abre el preceptivo periodo de consulta pública, de 30 días, con el que se informa a la ciudadanía de la intención de aprobar una nueva ordenanza, que fundirá las de tramitación de licencias urbanísticas y la de apertura de actividades económicas y que el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes (Ciudadanos), espera aprobar en octubre.

-Publicidad-

«Sólo habrá un documento en el que todas las personas que quieran iniciar una construcción o un negocio se podrán basar«, ha explicado el delegado, que cree que la nueva normativa, dependiente del visto bueno del Pleno municipal, será una «revolución» a la hora de relacionarse con la administración.

El nuevo texto eliminará algunos procedimientos para agilizar la concesión de los permisos, como las comunicaciones previas a los distritos «un pequeño galimatías» que dará paso a que para tramitar cualquier negocio únicamente hará falta licencia y declaración responsable.

También se potenciará la colaboración público privada para que el control de las pequeñas obras de particulares dependa de las entidades colaboradoras, reduciendo los tiempos como ya ocurre con las empresas, ya que el Consistorio no tiene recursos suficientes para inspeccionar.

La ciudadanía no puede esperar tres meses para acometer una obra en un baño, ha ejemplificado el edil. «Las cosas tienen que hacerse de forma inmediata y con seguridad en la viviendas», ha explicado Fuentes.

Además, para dar licencia el Consistorio exigirá «las autorizaciones oportunas de los organismos oportunos», como el caso de las casas de apuestas.

Esta nueva ordenanza incluirá la regulación de nuevas figuras como las barras de degustación, las viviendas de uso turístico o las actividades efímeras en locales cerrados.

En concreto, el Consistorio madrileño buscará fórmulas para impedir que se abran restaurantes o bares en zonas con limitación por el ruido amparándose en las reglas de las barras de degustación, o en el caso de los pisos turísticos, sacando de la ilegalidad a la según Cs se llevó en el anterior mandato a estas viviendas y asegurando la convivencia vecinal.

«La normativa tiene que ser clara, concisa y con seguridad jurídica para todos», ha defendido Fuentes que quiere acabar con el «baile de papeles» que hasta ahora se daba por hecho y regular las nuevas actividades en lugar de acometer «prohibiciones arbitrarias».

BALANCE DE CONCESIÓN DE LICENCIAS

La vicealcaldesa de Madrid Begoña Villacís, ha hecho balance de las licencias concedidas durante su primer semestre de Gobierno, desde junio hasta diciembre, que se han incrementado en un 23 % en el caso de las de funcionamiento y en un 28 % en el caso de las de primera de ocupación.

Villacís ha defendido que de esta forma su Gobierno aumenta las viviendas disponibles y conseguirá que se reduzca el precio que subió según la vicealcaldesa por el «intervencionismo» de Manuela Carmena. 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here