El primer autobús público 100% eléctrico de la Comunidad de Madrid

COMUNIDAD DE MADRID Foto: D.Sinova
Tiempo de lectura: < 1 minuto


La Comunidad de Madrid instaurará el primer autobús 100% eléctrico con una alta capacidad a la flota interurbana del Consorcio Regional de Transportes de Madrid. Se espera que el vehículo funcione antes de fin de año y que recorra el casco histórico de Aranjuez. El autobús tendrá un 25% más de capacidad con respecto a los habituales y su diseño interior será parecido a un tranvía con autonomía de 200 kilómetros.

El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, ha asistido a unas pruebas que se están realizando para el vehículo. Además, Ángel Garrido, consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, también estuvo presente en este experimento que tratará de comprobar la eficiencia y adaptabilidad del autobús, conocido como Aptis y fabricado por Alstom.

Aguado ha recordado que es “el primer bus eléctrico de gran capacidad en toda España y uno de los primeros en Europa”. El vicepresidente ha recalcado así que la sociedad está evolucionando y demanda transportes sostenibles y seguros. Aguado ha felicitado a los vecinos ribeñeros, que serán los primeros en probar el autobús, por contar con una oportunidad de estas características que puede suponer una solución al descongestionamiento de calles y carreteras de toda la Comunidad.

“Espero que este proyecto suponga la primera piedra de una serie de inversiones en movilidad eléctrica que se puedan extender por toda la Comunidad de Madrid” ha recalcado el vicepresente en un acto en el que estaban presentes la alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez de la Fuente, el presidente de Alstom España, Antonio Moreno y los consejeros de Aisa, empresa concesionaria de las líneas, Fernando García y Jacobo García.

El autobús, tendrá un aspecto por dentro similar al de un tranvía donde primará el espacio para los viajeros pues cuenta con el pasillo interior más ancho del mercado. Además, incluye cuatro espacios para personas con movilidad reducida, así como tres grandes puertas que permite que los transeúntes puedan entrar y salir del vehículo sin problema.

Además, el autobús tiene una autonomía de 200 kilómetros, algo que será suficiente para las pruebas en Aranjuez, y cuenta con una velocidad máxima de 70 km/h. La tracción de las cuatro ruedas permitirá hacer giros más ajustados, asegurando la conducción para los pasajeros, peatones y demás automóviles. Por último, se prevé que la carga del vehículo se realice al final de la jornada en las cocheras.