El Ayuntamiento de Madrid quiere poner fin al alquiler fraudulento de plazas de residentes en aparcamientos públicos, que algunos de sus titulares arriendan por un precio muy superior mientras más de 10.500 personas se encuentran en lista de espera para poder tener una de estas plazas.

El plan del Ayuntamiento para combatir este uso fraudulento empezará con la inspección en los aparcamientos que más lista de espera tienen: Chamberí (529 personas en cola) y Arquitecto Ribera-Barceló (646 personas).

El área de Medio Ambiente y Movilidad será la que lleve a cabo las inspecciones, y para ello solicitará la colaboración de los vecinos y los concesionarios, con el fin de detectar y sancionar a los titulares de plazas que las estén alquilando de forma irregular.



Actualmente existen 271 aparcamientos públicos de residentes, con 94.220 titulares de con derecho a uso de plaza. De los 271, existen 236 que cuentan con 10.588 demandantes en lista de espera.

No obstante, se ha comprobado que este listado no varía desde hace una década en muchos parkings, una prueba, en opinión del Ayuntamiento, de que aquellos beneficiarios de plaza que ya no están interesados en hacer uso de ella no lo comunican al consistorio y las realquilan.

El Ayuntamiento ha recibido denuncias vecinales alertando sobre este uso fraudulento de las plazas, pero ante la falta de pruebas no se ha podido iniciar ninguna actuación contra los infractores.

De ahí que en las próximas semanas comenzarán las inspecciones de los funcionarios del Área de Medio Ambiente y Movilidad en los aparcamientos municipales.

Por lo pronto, han comenzado ya las reuniones con las empresas concesionarias y comunidades de usuarios de plazas de residentes con la finalidad de que tomen conciencia de que tienen la obligación de denunciar dichas prácticas, y se les ha solicitado su implicación para solucionar el problema.

Por un lado se les ha pedido una relación de las matrículas autorizadas para poder comprobar si se trata de los titulares y si cumplen los requisitos establecidos.

Además, se ha recomendado a los concesionarios que actualicen sus sistemas informáticos instalando lectores de matrículas en los accesos al parking, al igual que se ha hecho en Serrano con resultados satisfactorios. Muchos de ellos ya lo tiene operativo en la parte de rotación, pero no en la de residentes.

En los próximos días se colocarán carteles informativos avisando a los usuarios de las inspecciones y de las consecuencias jurídicas de los incumplimientos. Por su parte, los técnicos municipales visitarán los aparcamientos y levantarán actas de inspección.

En los casos en los que se compruebe que los titulares incumplen sus obligaciones, se iniciarán los correspondientes expedientes administrativos que acabarán con la extinción del derecho de uso de las plazas sin derecho a la cantidad aportada para los titulares.

Y en el caso de los arrendatarios irregulares, se abrirán expedientes sancionadores de acuerdo con las previsiones contenidas en la Ley 32/2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas, con una cuantía que puede elevarse hasta los 100.000 euros.

Antes de proceder a estas medidas, el Ayuntamiento realizará un requerimiento a los infractores. En caso de no corregirse la práctica, se llevarán a cabo las consecuencias jurídicas.

Por otro lado, se va a verificar si algunas de las matrículas de los cesionarios autorizados que aparcan en Centro no sólo realizan un uso irregular de las plazas de los aparcamientos públicos sino que además no son multados por acceder a dicha zona restringida.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here