Tiempo de lectura: 2 minutos


La línea de autobús gratuita y cero emisiones que conectará Atocha y Moncloa a través de Gran Vía comenzará a empezar a funcionar este martes.

Así lo comunicó en la jornada del lunes el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quedando inaugurada de este modo la primera de las líneas de este tipo que entrarán dentro de la estrategia Madrid 360. «Los madrileños podrán ya mañana empezar a coger este autobús», aseguró ayer el regidor tras un acto de la Policía Municipal.

«Mañana, todos aquellos que dicen que Madrid 360 es una cortina de humo, que no se ha puesto en marcha (…) podrán descubrir que este Ayuntamiento adopta medidas dirigidas a la sostenibilidad», ha dicho en referencia implícita a Más Madrid, grupo que la pasada semana acusó al Consistorio de llevar a cabo «publicidad fraudulenta» con Madrid 360 al ser una estrategia que no ha entrado todavía en vigor.

Según anunció el Consistorio madrileño en marzo, estos dos servicios transportarán cada día a 13.000 personas. Diez autobuses eléctricos conectarán Atocha y Moncloa a través de Gran Vía en el recorrido este-oeste y ocho microbuses, también eléctricos, harán el trazado norte-sur entre Argüelles y Puerta de Toledo.

Las líneas cero son la primera medida contenida en Madrid 360, el plan antipolución de Almeida, que pondrá en marcha el nuevo Gobierno.

En la comisión de Medio Ambiente y Movilidad, Carabante ha señalado que la otra línea «se va a retrasar unas semanas todavía», a la espera de que lleguen los autobuses eléctricos adquiridos para la puesta en marcha de este servicio.

Carabante ofreció esta información durante una pregunta del socialista Alfredo González, quien pidió al Gobierno municipal que no acuda a Bruselas con informes preliminares sobre el impacto de Madrid 360 porque hará el «ridículo» frente a la Comisión Europea al acudir sin una modelización que se está licitando.

El alcalde, por su parte, aseguró que ya se están cerrando los «detalles» de ese viaje a Bruselas, y ha recordado que posteriormente el equipo municipal presentará el plan antipolución en País a petición de la Unesco.

El edil socialista defendió además que Madrid 360 es el único plan anticontaminación que incluye medidas que a su juicio incrementan la polución, como el paso de más coches contaminantes al centro o los aparcamientos de rotación.

Carabante defendió que se acudirá a las instituciones europeas con informes preliminares elaborados por técnicos del área que prevén que Madrid 360 aumente en un 15 % la reducción de la polución prevista en el Plan A de Calidad del Aire aprobado por la exalcaldesa Manuela Carmena.

Sobre el retraso en esta visita explicó a los periodistas que es complicado cuadrar la agenda porque es «imprescindible tener reunión tanto con el director general de Medio Ambiente como con el comisario».