Sánchez margina a los trabajadores del campo

Tiempo de lectura: 2 minutos


Tras comprobar las devastadoras consecuencias del temporal ‘Gloria’, que ha arrasado el Delta del Ebro y destruido costas, campos e infraestructuras, lo menos que esperamos de un Gobierno es que ayude a paliar los daños que han sufrido los ciudadanos y las pérdidas millonarias en el campo.

Además del turístico, los sectores hortofrutícola y ganadero son los más afectados. Hay campos anegados con agua salina cuya cosecha ha quedado inservible para este año y los siguientes, así como explotaciones ganaderas que han visto devastadas sus instalaciones. Y lo que es peor: llueve sobre mojado tras el paso de la tormenta Dana el pasado mes de septiembre, cuyas consecuencias llegaron también a la Comunidad de Madrid.

Y, a pesar de todo esto, Pedro Sánchez vuelve a llegar tarde. No supo defender a nuestro sector agrícola, que supone cerca del 10% del PIB y exporta por un valor cercano a los 50.000 millones de euros, cuando Donald Trump impuso aranceles al vino o al aceite de oliva, entre otros. Ahora, después de llenarse la boca hablando de la España vaciada y del mundo rural en campaña, los coloca en un lugar muy retrasado de sus prioridades porque su hoja de ruta se centra en Torra, Junqueras o el reparto de jueces y fiscales que tanto gusta al bipartidismo.

Es doloroso ver cómo agricultores y ganaderos tienen que salir a la calle al sentirse engañados y abandonados por su Gobierno, mientras Sánchez inicia una guerra contra las grandes superficies para sacudirse su responsabilidad.

En Ciudadanos siempre hemos apostamos por el sector primario. Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, estamos potenciando el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA). También aumentamos la formacióna agricultores y ganaderos para generar nuevas oportunidades de empleo y para ayudarles a competir. Y estamos extendiendo el internet de alta velocidad para potenciar los núcleos rurales y evitar que nadie tenga que dejar su municipio por falta de servicios.

Ciudadanos está comprometido con las denominaciones de origen, indicaciones geográficas protegidas y marcas de calidad propias. Además, hemos hecho propuestas para reforzar los seguros agrarios y reducir los impuestos a los hombres y mujeres autónomos del campo, con el objetivo de que afronten con garantías las pérdidas en caso de crisis, sequía o temporal.

Las medidas que adoptamos en Madrid son el ejemplo de un compromiso real. Por eso, exigimos al Gobierno central y al ministro de Agricultura que cooperen y trabajen. Intervenir el mercado no es la solución. Reformar las políticas comerciales, luchar contra los aranceles, mejorar la transparencia en la cadena de distribución, facilitar la apertura de nuevos mercados e impulsar a nuestro sector agrícola y ganadero para que compita como lo que es, uno de los mejores de Europa y del mundo, es la vía adecuada para acabar con la marginación al que se ha sometido a los productores agropecuarios.

El Gobierno está a tiempo de rectificar y de aplicar las medidas adecuadas. Subirse al Falcon y hacerse una foto en los lugares afectados cada vez que hay un temporal no es suficiente.  Frente al intervencionismo y el populismo de sus socios, trabajo y medidas de apoyo, que es lo que de verdad reclaman las gentes del campo.