El programa, que ya ha atendido a cuatro pacientes, podría beneficiar a medio centenar de mujeres en un año. Para dicho proyecto trabajan conjuntamente 5 hospitales de la red pública, SUMMA 112, el Centro de Transfusión y la Oficina Regional de Coordinación Oncológica. El proceso, que requiere una intervención mínima, puede durar hasta 6 horas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado la puesta en marcha, por la sanidad pública madrileña, del Programa de Preservación de Tejido Ovárico. Este proyecto facilitará a las jóvenes el poder quedarse embarazada tras haber padecido un proceso oncológico.

Ayuso ha visitado el Banco de Tejido de la Comunidad de Madrid, situado en el Centro de Transfusión. Además, la presidenta ha recordado que la sanidad pública madrileña “es un referente nacional e internacional en el ámbito de la salud en general, y en el campo de la lucha contra el cáncer en particular”. El proyecto no solo está pensado para jóvenes, sino también para niñas que han pasado por este duro proceso.



El gobierno va a continuar impulsado todas aquellas actuaciones que favorezcan la investigación y la innovación, poniendo a disposición de los madrileños los mejores recursos para velar por su calidad de vida y para, en este caso, ayudaros a ser madre si es vuestro deseo” recalca Ayuso en referencia a una de las niñas que ha participado en el programa.

El plan es multidisciplinar pues intervienen diferentes profesionales sanitarios de varios ámbitos diferentes. En un principio, el paciente debe ser estudiado para ver si está dañada su capacidad para concebir. De esta forma, los profesionales hacen un estudio personalizado, evaluando e informando de los riesgos y beneficios que existen en cada caso al paciente o a los tutores, si se trata de un menor.

El tratamiento oncológico, que incluye administración de fármacos, puede ser dañino para la función hormonal y reproductora de las niñas y jóvenes. La ventaja de este proyecto es que la intervención es mínimamente invasiva, realizándose una extracción del tejido por laparoscopia.

Posteriormente, el tejido será analizado para cerciorarse de que no existen células tumorales. Después, SUMMA 112 traslada el tejido ovárico al Centro de Transfusión para prepararlo y criogenizarlo en el Banco de Tejidos. El procedimiento tiene que hacerse en 6 horas desde que se realiza la extracción hasta que el tejido se congela para su conservación.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here