Tiempo de lectura: < 1 minuto


El operador de movilidad Alsa, ha presentado la nueva flota que prestará el servicio entre Madrid y Guadalajara. Este cambio ha supuesto una inversión de 5,5 millones de euros y cuenta con 14 vehículos, con capacidad para 50 viajeros, plazas para personas con movilidad reducida y un nuevo diseño con la marca de la compañía.

Al acto de presentación ha acudido, por parte del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, Mercedes Gómez, directora general de Transporte Terrestre y el subdirector general de Gestión, Análisis e Innovación, Benito Bermejo. Por parte de Alsa ha acudido el consejero delegado, Francisco Iglesias y el director general, Víctor López.

La presentación se trata de 14 vehículos, los primeros diseñados con la nueva marca de la compañía. Dichos automóviles son modelo Setra S-519HD con capacidad para 50 viajeros y dos plazas para personas con movilidad reducida. Además, incorporan las últimas innovaciones en materia de seguridad, accesibilidad, confort y respeto al medioambiente.

En materia de seguridad, estos nuevos vehículos incorporan un sistema de ayuda a la conducción, llamado Asistente de Carril (SPA) que avisa cuando el conductor se desvía del carril. Además, también incorpora el Tempomat con Regulación de Distancia (ART), que mantiene la distancia de seguridad con el vehículo delantero; y un frenado de emergencia ABA4.

Los autobuses están equipados con tecnología Euro VI que garantiza los mínimos niveles de emisiones. Asimismo, incorpora un sistema Predictive Powertrain Control (PPC) que ayuda al conductor a realizar una conducción ecológica.

Para las personas con movilidad reducida, dispone de dos plazas en las primeras filas a las cuales se accede por un elevador. Conjuntamente, el vehículo cuenta con WiFi gratuito, pantalla de entretenimiento individual en cada butaca, así como enchufes o puertos USB para los dispositivos móviles.

No hay que olvidar que el servicio Madrid-Guadalajara es utilizado por más de un millón de viajeros al año, con una media de 3.000 viajeros al día. El número de personas que usaron este servicio se ha incrementado desde que Alsa se hizo cargo de la concesión en marzo de 2018.