Tiempo de lectura: < 1 minuto


El Ayuntamiento de Madrid ha reducido hasta en un 75 % el aforo de sus autobuses, permitiendo por ejemplo solo 20 pasajeros en un autobús estándar para garantizar el distanciamiento social y evitar el contagio del coronavirus.

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) colocará carteles en todos sus vehículos especificando el número de plazas máximas permitidas en esta situación extraordinaria, según ha informado este miércoles el Ayuntamiento de Madrid.

En los autobuses estándar podrán viajar 20 pasajeros, mientras que en los articulados, con mayor capacidad, se subirán hasta 30 viajeros, un máximo de 10 viajarán en los microbuses Breda y 5 usuarios en los Gulliver y Wolta, minibuses, de 4 y 6 metros de longitud.

El Gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida ha señalado que adopta esta medida «para evitar la propagación del virus y permitir que los usuarios puedan mantener la distancia de seguridad».

ABONO TRASPORTE

Los usuarios que no hayan utilizado el abono mensual de transportes durante más de tres días, se les abonará íntegramente un mes cuando pase el estado de alarma por el coronavirus.

La Consejería de Transportes mantiene la oferta de transporte público en todo el sistema regional: Metro de Madrid, EMT, resto de autobuses urbanos e interurbanos del Consorcio, Renfe Cercanías, metros ligeros y tranvías.