Imagen: La Pedriza, Cantocochino (mapio.net)
-Publicidad-

Pasar un día en la montaña se ha convertido en una de las principales aficiones de los madrileños. No existe mejor antídoto para “desintoxicarse” del ritmo frenético de la ciudad que coger la mochila, la ropa de montaña y subir a la Sierra de Guadarrama a disfrutar una jornada de aire libre y naturaleza. En este artículo te proponemos dos rutas circulares, no excesivamente técnicas y con las que podrás deleitarte de los bellos paisajes de nuestra sierra.

Ruta por La Pedriza – Cantocochino

La Pedriza es un escenario de película, un auténtico laberinto granítico en el que perderse mientras disfrutamos de las onduladas formas de su paisaje rocoso, repleto de riscos y canchales que le dan ese aspecto tan particular e inconfundible. Ubicado en la vertiente sur del parque, perteneciente al municipio de Manzanares El Real, su fácil acceso y la gran variedad de caminos y senderos en buen estado lo han convertido en uno de los lugares más visitados de Guadarrama.

La ruta que te proponemos ofrece una distancia de casi 18 kilómetros y más de 1.000 metros de subida. Es bastante exigente físicamente, por lo que se requiere de cierta preparación para afrontarla con garantías. Así, la recomendamos solo para aquellas personas acostumbradas a hacer deporte o caminar durante horas en la montaña. Empieza en el aparcamiento de Cantocochino y sigue la vereda principal del valle. Tras andar algo más de dos kilómetros encontraremos una bifurcación; debemos coger el camino de la izquierda y, posteriormente, seguir las marcas blancas y amarillas del sendero PR-2. Cuando hayamos sumado 7 kilómetros alcanzaremos el collado del Miradero, donde podemos disfrutar de unas espectaculares vistas panorámicas. La ruta continúa por el sendero PR-1, en dirección norte, hasta llegar a un punto conocido como Las Torres. Es imprescindible seguir las pinturas blancas y amarillas para no perdernos entre el laberinto de rocas que nos espera. Tras más de 12 kilómetros alcanzaremos el collado de la Dehesilla, donde debemos abandonar las marcas que veníamos siguiendo y seguir recto hasta pasar por debajo del famoso Yelmo. La bajada, algo más técnica y pedregosa, nos conducirá hasta una pradera y, posteriormente, girando a la derecha encontraremos en unos metros el río Manzanares. Solo queda cruzarlo y regresar al punto de partida.

-Publicidad-

▪ Al finalizar la ruta no dejes de visitar el castillo de Manzanares El Real, de origen medieval, uno de los mejores conservados del centro peninsular, así como el embalse de Santillana, espacio protegido del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

▪ Elige un material de montaña de calidad para completar esta exigente ruta, especialmente la mochila, que debe tener la espalda acolchada, tejido transpirable y hombreras protectoras. Unas buenas botas de trekking, ropa técnica de montaña y algo de avituallamiento e hidratación te permitirán completar la ruta sin problemas.

Ruta por el Valle de la Fuenfría

Ubicado en la zona central de la Sierra de Guadarrama, es uno de los rincones más emblemáticos para los montañeros de Madrid. Perteneciente al municipio de Cercedilla, encontramos desniveles de casi mil metros entre sus zonas más bajas y sus cumbres más altas, ubicadas en la famosa cresta rocosa de Siete Picos. (2.135 metros). Su abundante vegetación y los numerosos arroyos que encontramos en el terreno conseguirán fácilmente sumergirnos en la magia de su valle.

La ruta que te proponemos es más asequible que la de La Pedriza, no solo por tener una distancia inferior, sino también por transcurrir en su gran mayoría por pistas de tierra y ofrecer unas pendientes más asequible a todos los niveles de senderistas. Son 11 kilómetros y 400 metros de subidas con salida y llegada en el área recreativa de Las Dehesas (Cercedilla). Debemos empezar por la calzada romana hasta cruzar el puente que encontraremos y, a continuación, avanzar por la ruta de los Miradores, señalizada con círculos naranjas. Cuando lleguemos al arroyo de Cerromalejo giramos a la izquierda (cuidado en esta zona que tiene multitud de piedra suelta) hasta alcanzar la carretera de la República (llevaremos unos 2,5 kilómetros). A la derecha cogeremos la pista de tierra que nos llevará por el eje central de nuestra ruta hasta el cruce de caminos del Puerto de la Fuenfría. Continuamos por la calzada romana, ya descendiendo, hasta que nos topemos con la llamada calzada borbónica. Ahí continuamos hacia la izquierda y seguimos cuesta abajo hasta regresar al punto de partida en Las Dehesas.

▪ Te recomendamos que visites en Cercedilla la famosa Fábrica de la Luz, una vieja central hidroeléctrica pionera en España y conservada con mucho cariño. Su visita te transportará en el tiempo y te ayudará a entender el “mundillo de la electricidad”.

▪ Si vas en invierno, además de ropa impermeable con membrana waterproof para evitar calarte, no te vendrá nada mal este calientamanos que además es batería externa para el teléfono móvil.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here