Desde las ocho horas de esta mañana, la línea cero, cero emisiones y cero coste puesta en marcha por el Ayuntamiento de Madrid ya realiza el servicio entre Puerta de Toledo y Argüelles. Se trata de la segunda línea de estas características, tras la inauguración de la ruta entre Atocha y Moncloa el pasado 18 de febrero.

La línea cero es una de las principales medidas incluidas en la nueva Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, herramienta clave del consistorio para cumplir con la directiva europea en materia de calidad del aire.



La 002 (su nombre oficial) atravesará parte del distrito de Centro desde Argüelles hasta Puerta de Toledo y discurrirá por diversas calles discontinuas al no existir un eje único que permita ese recorrido. La cabecera de Puerta de Toledo es la parada nº 80, de nueva creación, situada junto a la Biblioteca Pública Julio Salinas. La cabecera del barrio de Argüelles se ubicará en la calle Alberto Aguilera, parada nº 289, final de la línea M2. En total, estos minibuses realizarán 21 paradas intermedias desde Puerta de Toledo y 20 paradas en sentido contrario.

Este nuevo servicio, al igual que la línea 001 entre Atocha y Moncloa, funciona exclusivamente con tecnología cero emisiones. La línea cero 002 cuenta con una dotación de ocho minibuses, 100 % eléctricos y silenciosos, del modelo Wolta, un vehículo que apenas alcanza los seis metros de longitud para así garantizar giros y maniobras por las calles del centro de Madrid. Su recorrido reemplaza de forma definitiva y con un trazado más amplio y gratuito el servicio de la línea M2, que llevaba en funcionamiento desde septiembre de 2008.

Trayecto céntrico y cien por cien sostenible

Desde la Puerta de Toledo, esta línea 002 circula por las céntricas calles de Toledo, Colegiata, atraviesa las plazas de Tirso de Molina, Jacinto Benavente y Canalejas, prosigue su ruta por la Carrera de San Jerónimo, calle Virgen de los Peligros, Gran Vía, calle Valverde, Corredera Baja de San Pablo, calle del Pez, calle de los Reyes, Amaniel, Serrano Jover y alcanza la parada final de Alberto Aguilera.

En sentido contrario, los autobuses recorren las calles de Santa Cruz de Marcenado, Conde Duque, travesía de Conde Duque, calle Noviciado, plazas de Rastrillo y de San Ildefonso, continúan por calle del Barco, Gran Vía, efectuando parada junto a la estación de metro Sevilla, hasta las plazas de Canalejas, Santa Ana, Matute y Jacinto Benavente y bajan por la calle Toledo hasta la parada final en Puerta de Toledo.

Los minibuses modelo Wolta del fabricante Car-Bus cuentan con capacidad para 26 pasajeros y una autonomía de unas diez horas al circular en circunstancias de tráfico similares a las que ha prestado servicio la M2 desde su creación.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here