La Comunidad de Madrid ha activado un protocolo de actuación para que los agricultores madrileños colaboren de forma solidaria con sus tractores y maquinaria a desinfectar el entorno de infraestructuras esenciales, como hospitales, residencias o supermercados.

Todas estas actuaciones se llevarán a cabo en coordinación con los ayuntamientos que lo requieran, puesto que la competencia sobre la limpieza viaria es municipal.



Serán las organizaciones agrarias como ASAJA, UGAMA, AGIM-COAG, UPA o GEA, junto con la Unión de Coooperativas Agrarias Madrileñas (UCAM), las que comiencen a realizar estas labores de higienización en el interior y en el entorno de instalaciones como hospitales, residencias y supermercados, que deben ser desinfectados para reducir la carga viral ambiental y el potencial riesgo de transmisión del virus.

Los agricultores madrileños se suman a la batalla contra el coronavirus 1

También se ha sumado a esta iniciativa el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), con personal y con cuatro tractores con atomizador que se utilizan en las fincas de investigación agroalimentaria que dependen del Gobierno madrileño.

La consejera de Medio Ambiente de la región, Paloma Martín, ha agradecido al sector agroganadero «su labor clave en este contexto de pandemia, ya que están garantizando el abastecimiento de alimentos a toda la población».

Martín también ha destacado la «gran solidaridad» que demuestran con el «ofrecimiento de su maquinaria para poder seguir avanzando en las labores de limpieza de los alrededores de espacios tan sensibles como necesarios como son los hospitales o las residencias de mayores».

Los agricultores madrileños se suman a la batalla contra el coronavirus 2

La Comunidad también ha informado de que el instituto madrileño IMIDRA ya ha desinfectado este viernes los alrededores del Hospital del Tajo, así como dos centros de salud y dos residencias de mayores, todos ubicados en el municipio de Aranjuez, a petición de este ayuntamiento.

El IMIDRA tiene ubicados los cuatro tractores, con atomizadores de 600 y 800 litros de capacidad, en las fincas de Arganda del Rey, El Socorro (Colmenar de Oreja), La Chimenea (Aranjuez) y El Encín (Alcalá de Henares), por lo que a partir de este sábado estarán en condiciones de actuar en estos municipios y en un radio de 20 km alrededor de cada uno.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha agradecido esta iniciativa a los agricultores en su cuenta oficial de Twitter, en la que señala que están siendo «un sector clave» para suministrar alimentos a la población porque «con las dificultades actuales» también están manteniendo la actividad del campo. 

CAÑÓN DE AGUA DE LA POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha adaptado un camión antidisturbios con cañón de agua de la Unidad de Intervención Policial (UIP) para que realice labores de desinfección de grandes zonas de Madrid, trabajo que realizará en las próximas jornadas.

Según informa la Dirección General de la Policía Nacional, este jueves se realizó una práctica con el vehículo en las instalaciones del Complejo Policial de Canillas, con un «resultado muy positivo».

La Policía Nacional dispondrá así de dos unidades de desinfección -el camión y una unidad portátil para la descontaminación de interiores-, que van a ser puestas en servicio operadas por miembros del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas-GOIT dotados de los equipos de protección individual necesarios.

El vehículo policial ha sufrido variaciones para realizar este cometido gracias a la colaboración con la Cátedra de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Alcalá de Henares, dirigida José Luis Pérez Díaz.

Este profesor ofreció a la Policía el equipo desarrollado en el proyecto europeo COUNTERFOG, que va a resultar de «gran utilidad en tareas de desinfección».

En tiempo récord lograron desarrollar el prototipo, ya en estado operativo, de unas boquillas que convierten la disolución desinfectante en partículas de tamaño nanométrico, el mismo tamaño que el virus, permitiendo la adhesión del desinfectante al mismo, atacando su capa lipídica y consiguiendo su disolución y caída al suelo.

El prototipo ha sido adaptado a los medios materiales de que dispone Policía Nacional, gracias un equipo multidisciplinar de la Subdirección General de Logística e Innovación.

Para la descontaminación de grandes superficies se ha adaptado el camión lanza-agua, asignado habitualmente a tareas de orden público, dotándolo de las boquillas diseñadas por el equipo universitario y de otros instrumentos proporcionados por el Cuerpo de Bomberos de Valdemoro (Madrid).

Para la descontaminación de interiores, se ha diseñado un equipo portátil con las mismas boquillas. 




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here