Nuestra fortaleza es la unidad

"Si algo nos está demostrando esta crisis es, precisamente, la fragilidad de todo lo que nos ha costado conseguir y el valor absoluto de los triunfos políticos, sociales y económicos de nuestra patria".

-Publicidad-

España es una gran nación. Lo era ya antes de esta crisis sanitaria y lo será una vez que termine. Es en los momentos difíciles como el que vivimos cuando se ponen a prueba los cimientos de la sociedad. Dicen de nosotros que somos un país alegre, abierto, que sabe exprimir la vida al máximo. Y es posible que sea verdad. Pero nuestra España también está acostumbrada al sufrimiento. Nuestra historia acredita que, en los tiempos turbulentos, en las situaciones excepcionales, los españoles siempre hemos sabido estar a la altura de las circunstancias y sacar lo mejor de nosotros: la unidad, la solidaridad, la valentía, la esperanza, la responsabilidad o el sacrificio. Valores que, durante estos días, están sirviendo de ejemplo al mundo entero.

Si algo nos está demostrando esta crisis es, precisamente, la fragilidad de todo lo que nos ha costado conseguir y el valor absoluto de los triunfos políticos, sociales y económicos de nuestra patria. Hoy valoramos más el Estado de Derecho, la Libertad, la Justicia, nuestras garantías constitucionales y nuestros servicios públicos. Si de algo estoy convencido es de que cuando superemos esta crisis, que la superaremos, saldremos más fortalecidos como país para hacer frente a los grandísimos retos nacionales que tendremos por delante.

-Publicidad-

Ahora también es el momento de ver quien está a la altura. Y eso los ciudadanos lo podemos valorar. Desde los que se están dejando la piel para salvar vidas, como los que están intentando tomar partido político respecto a esta crisis sanitaria. Mientras que unos se dedican a gestionar y aportar soluciones, otros se dedican a organizar caceroladas absurdas en un momento donde la unidad debería ser una prioridad. Por favor, no politicemos los balcones. Los aplausos de todos los días es el único momento donde rendimos homenaje a nuestros héroes, donde mostramos nuestro apoyo y gratitud a todos los profesionales sanitarios y a todos los españoles que están contribuyendo a la organización de los recursos de nuestra Nación. Y donde nos solidarizamos con los enfermos y las familias de los fallecidos, transmitiéndoles todo nuestro apoyo y cariño. No rompamos todo lo que ello significa, la unidad, la solidaridad, el sentir de un pueblo que no se rinde.

Y a la altura siempre esta Madrid, con su presidenta autonómica Isabel Diaz Ayuso y, el alcalde de Madrid, Jose Luis Martínez Almeida, que han liderado la toma de decisiones, desde el minuto uno, con audacia, determinación y ejemplaridad. Gestores públicos que están dando lo mejor de ellos mismos con el fin de combatir esta crisis sanitaria. Desde el mes de enero, Diaz Ayuso comenzó a tomar medidas importantes con el fin de actuar y dar respuesta a lo que venía. Está siendo todo un ejemplo de eficacia en la gestión pública y de colaboración con la Administración General del Estado. El Gobierno Regional está siendo leal. Podía haber tomado una postura de confrontación frente a diferentes decisiones, incluso cuestionar la autorización de diversas manifestaciones cuando el enemigo ya nos había invadido, pero no ha sido así. Se ha dedicado a trabajar con lealtad. Manteniendo solo una única meta que es la de salvar vidas. Tomando medidas importante y solventes para combatir la crisis. Luchando por proporcionar todos los medios necesarios a nuestros sanitarios, a los que nunca les estaremos lo suficientemente agradecidos, habilitando junto con la Unidad Militar de Emergencia un hospital de campaña en las instalaciones de IFEMA, reconvirtiendo hoteles, ideando diferentes fórmulas para poder adquirir material sanitario, importándolo o incluso fabricándolo desde nuestra región. Por que lo que los madrileños necesitamos ahora es eficacia y responsabilidad.

Somos una gran Nación y saldremos adelante. Ahora toca estar unidos. Tenemos que ayudar a las personas que son más vulnerables y apoyar a nuestros sanitarios. Lo que importa ahora es la salud de todos. Y quedarnos en casa, nuestra trinchera. Ya tendremos tiempo de celebrar la victoria como solo nosotros sabemos hacerlo.

Pero mientras esto ocurre, debemos ser responsables y solidarios para ganar esta batalla entre todos.

Juntos venceremos.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here