Tiempo de lectura: < 1 minuto


La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 49 años que denunció un falso secuestro para poder justificar durante el estado de alarma su desplazamiento de Madrid a Colmenar Viejo para asistir a una fiesta de cumpleaños.

El pasado día 14, con la intención de justificar su desplazamiento en caso de ser requerida por las fuerzas de seguridad, la mujer denunció en el Puesto de Colmenar Viejo haber sido víctima de una detención ilegal el día anterior mientras se encontraba en una parada de autobús.

La arrestada alegó que una persona la obligó a subirse a un vehículo para trasladarla a una caseta de una finca, de donde consiguió escapar al día siguiente.

Agentes de la Guardia Civil iniciaron una investigación a pesar de que, desde el primer momento, el testimonio de la mujer tenía varias incoherencias en la historia que narraba, informa el cuerpo en una nota de prensa.

Las pesquisas constataron que se trataba de un testimonio falso y que tenía como objetivo burlar el confinamiento obligatorio del estado de alarma.

La mujer se desplazó desde Madrid a Colmenar Viejo para acudir a una fiesta de cumpleaños con la excusa de acudir a los Servicios Sociales, lugar a donde nunca llegó.

Con el avance de las investigaciones los agentes constataron que la mujer permaneció en ese evento y cuando lo abandonó fue directamente al puesto de la Guardia Civil para denunciar el secuestro con la intención de justificar su desplazamiento en caso de ser requerida por las fuerzas de seguridad.

A la mujer se le acusa de simulación de delito y tiene también una propuesta de sanción por desplazarse sin justificación alguna durante el estado de alarma.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Colmenar Viejo.