Tiempo de lectura: 2 minutos


Las primeras del confinamiento se caracterizaron por la compra masiva de provisiones para las despensas de todos los españoles. El Estado de Alarma decretado por el Gobierno ha causa del COVID-19 hizo que se compara un tipo de productos. Ahora, el panorama de la cesta de la compra ha cambiado y los españoles optan por los frescos, repostería y productos de limpieza.

Así lo demuestran los datos de la consultora Kantar, realizados en la semana del 16 al 22 de marzo, la primera semana del confinamiento donde el informe resalta que los españoles “han alterado sus hábitos de consumo y comportamiento en casa”.

Por lo tanto, la compra de alimentación y bebidas se ha estabilizado en comparación con semanas anteriores. Por lo tanto, según este informe, los productos frescos como como el pescado, carne, fruta o pan, han pasado de ser un 42% a un 48%.

Según los datos, estas compras son normales debido al cierre de bares y restaurantes. Además, en las últimas fechas aumenta la compra de platos precocinados y de fácil preparación porque la gente “tiene mucho stock en casa de arroces o legumbres”.

Por otra parte, se observa una subida de las compras ligadas a la repostería como harinas, mantequillas, azúcar o nada, reflejo de que se preparan más postres en casa. En bebidas, las cervezas registran un repunte del 23%.

En la parte de limpieza y productos de higiene, las compras se han triplicado, sobre todo los guantes de uso domestico. Lejía y jabones de manos también han visto duplicadas sus ventas y un incremento del 8% de tintes para el pelo, reflejo del cierre de las peluquerías.

Por otro lado, caen las compras de colonias y maquillajes debido al cierre de las cadenas de perfumerías y por el cambio de rutinas que tiene el consumidor debido al confinamiento.

Según los datos del informe de Kantar, los españoles eligen el supermercado por la proximidad de sus hogares y se ha recudido un 15% las veces que se va a la compra. Como subida, destaca la venta por internet que llega hasta un 2%, record histórico.

Además, los datos reflejan que el consumo fuera del hogar también se ha reducido en una quinta parte y que este retroceso no es mayor debido a que muchos restaurantes siguen operativos gracias al servicio a domicilio. No obstante, el envío de comida a los hogares españoles ha caído un 33%.

Puedes consultar otros datos desde la página de Kantar