Foto: © D.Sinova (Comunidad de Madrid)
-Publicidad-

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reclamado al Gobierno de España que constituya una mesa específica de trabajo con el Ejecutivo autonómico para poder «materializar todas las necesidades» que surgen para la nueva etapa de desescalada ante la crisis del coronavirus.

En su intervención este jueves en la Comisión general de Comunidades Autónomas del Senado, ha puesto en valor el peso de esta autonomía como «motor económico» de España, por lo que ha advertido que, «como se arruine también la Comunidad de Madrid, esta crisis va a pasar a ser una catástrofe social» para el país.

-Publicidad-

«Van a arruinarnos, así no podemos seguir», ha insistido Ayuso, en referencia a la posibilidad de que la Comunidad de Madrid, la más castigada por la COVID-19, pueda ser un de las que salga «más tarde», junto con Cataluña, de este período actual de confinamiento. Y también ha avisado del peligro de que pueda haber un «repunte» de los contagios, algo que sería «imperdonable».

Madrid podría ser la última

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha apuntado este jueves que “sí es posible” que en la Comunidad de Madrid se retrasen “un poco” las medidas de flexibilización del confinamiento, junto a Cataluña.

En estos momentos, tanto Cataluña como la Comunidad de Madrid sufren una epidemia «mucho mayor» que el resto de las regiones y las que tienen un mayor número de personas contagiadas, por lo tanto «su punto de partida es un poco más complicado que el de otras». Sin embargo, «es cierto también que la evolución de la epidemia está siendo muy rápida en todas las comunidades autónomas, hacia abajo, incluidas estas dos», ha agregado el médico.

En consecuencia, ha dicho, «sí es posible que se retrase la toma de medidas en estas dos comunidades por los datos de los que disponemos, pero no tiene por qué ser así dependiendo de la evolución de los próximos días». A pesar de «la buena evolución» de la curva de las últimas jornadas, Simón ha dicho que hay que valorarlo con«mucha precaución».

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados que la desescalada vendrá determinada por la situación de cada uno de los territorios en base a indicadores sanitarios, de movilidad, sociales y económicos y cada paso de una fase a otra estará precedido de un periodo de 14 días: «El tiempo nos permitirá ver el efecto de las nuevas medidas en la transmisión del virus».

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here