-Publicidad-

Con el motivo del 140 aniversario de la inauguración de la estación madrileña Delicias, se ha organizado una exposición que se podrá ver a partir de este martes. Su inauguración ha coincidido con la inauguración que tuvo lugar en el que ahora es la sede del Museo del Ferrocarril de Madrid.

La estación Delicias fue inaugurada el 30 de marzo de 1880 y asistieron los reyes de España, Alfonso XII y María Cristina. Con motivo de este aniversario, el Museo del Ferrocarril de Madrid ha organizado una exposición llamada “Madrid-Delicias. 140 años de una estación”. Además, han colaborado el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, así como Renfe, Adif y el Ayuntamiento de Madrid.

-Publicidad-

La exposición se puede visitar en www.museodelferrocarril.org y hace honor a la labor que tuvo la estación que, junto con Atocha y Príncipe Pío, ayudaron a Madrid a acercarse a otras grandes urbes europeas.

El museo ha preparado un recorrido virtual con la ayuda de documentos del Archivo Histórico Ferroviario y la Biblioteca Ferroviaria, así como distintas fuentes gráficas de otros archivos y colecciones de instituciones públicas y privadas. De esta forma, el visitante online podrá apreciar la importancia del edificio, enclave importante en el Madrid del siglo XIX. Además, podrá conocer sus características arquitectónicas y su valor histórico-artístico.

En primer lugar, se ha hecho una recreación de la estación, diseñada por el ingeniero francés Émilie Cachelièvre, que ideó un edificio realizado con una estructura de hierro, cristal y ladrillo. Por otra parte, la exposición también hace hincapié en el tráfico ferroviario de la época, que partían y llegaban a Delicias. De la misma forma, también tiene bastante importancia los viajeros que pasaban por los andenes. Destaca la llegada del rey Juan Carlos I para formalizar sus estudios militares en Zaragoza o la parada de migrantes que se dirigían a Lisboa como escala para llegar hasta América.

En torno al edificio, se desarrolló un complejo ferroviario que se convirtió en un factor clave para el crecimiento del madrileño barrio de Delicias. Aparecieron de esta forma talleres, actividades deportivas o de ocio para los empleados. Se instaló un campo junto a la estación donde jugó “La Ferro” en sus años dorados en la década de 1940.

La estación Madrid-Delicias cerró en 1969, pero se convirtió en el Museo del Ferrocarril, institución que acaba de cumplir 35 años. No obstante, el edificio siguió sirviendo de inspiración para novelas o incluso de decorado de alguna filmación cinematográfica.

La exposición, que también cuenta con una versión en inglés, se suma a las distintas acciones que están llevando numerosas instituciones en España con el fin de informar y entretener durante el confinamiento. Cuando la situación en nuestro país vuelva a la normalidad, se podrá ver in situ el grandioso marco de la estación de Delicias.

Si te interesa, puedes consultar una crónica de la inauguración de 1880:

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here