Tiempo de lectura: < 1 minuto


Los distritos de Madrid han empezado a aprobar ya la ampliación de la extensión de las terrazas de los bares y restaurantes para compensar las limitaciones de aforo de la fase 1. Los decretos autorizan de forma automática la extensión del espacio para colocar la mitad de las mesas autorizadas.

Los hosteleros que quieran desplegar más de la mitad de sus mesas deben pedir una solicitud individual a cada distrito y se analizará caso por caso para ver si se le concede el permiso o no. Esta medida supone un mayor aforo, aunque respetando la distancia social.

Como máximo, los negocios podrán colocar en un espacio mayor el mismo número de mesas con las que ya cuentan. Ahora serán más extensas, aunque con menos clientes, según la solución que da el Ayuntamiento de Madrid al control del aforo impuesto por el Gobierno central.

Centro y Salamanca ya han aprobado la extensión de las terrazas, poniendo en marcha un acuerdo con la Comisión de Terrazas de Hostelería y Restauración del pasado 14 de mayo, según figura en el Boletín Oficial del Consistorio.

La medida entra en vigor cuando el Gobierno permita la entrada de la Comunidad en la fase 1 de la desescalada y estará vigente hasta el 31 de diciembre de este año.

Las terrazas se extenderán a lo largo de las fachadas, zonas terrizas, espacios interbloques, bandas de aparcamiento y zonas peatonales. No obstante, no se podrán colocar en las calles cortadas al tráfico por la pandemia, quedando garantizada la distancia de 2,5 metros para los peatones.

La colocación de las mesas y sillas en el espacio reservado para los coches deberá contar con un informe preceptivo del Área de Movilidad antes de ser aprobada por los distritos.