El Ayuntamiento de Madrid ha acordado aumentar su proyecto de rebaja fiscal a los negocios hasta los 67,6 millones de euros. Este plan pretende ayudar a los negocios a hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha informado en una rueda de prensa de esta decisión tras una Junta de Gobierno donde ha compadecido la vicealcaldesa, Begoña Villacís y la portavoz municipal Inmaculada Sanz.



Esta rebaja fiscal es del 25% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y en el de Actividades Económicas (IAE). En la rebaja del IBI, el Ayuntamiento exigirá un descenso del alquiler en el caso de aquellos negocios que tengan arrendado el local, con el objetivo de ayudar así a quienes “más están sufriendo y más lo necesitan”.

El Consistorio prevé que se podrá beneficiar de la rebaja en el IBI un total de 106.900 comercios y establecimientos de ocio, hostelería y espectáculos, lo que supone 54,1 millones. Además, la rebaja de IAE también ayudaría a 16.000 comercios y establecimientos, con una bonificación de 11 millones. Conjuntamente, se hará una rebaja del 25% de la tasa de terrazas.

El Ayuntamiento eliminará “el requisito del mantenimiento del empleo en el mismo año con el objetivo de que se mantenga toda la actividad económica y se acelere la recuperación”, según indica.

La propuesta debe ser presentada ahora en el pleno para su aprobación, contando con el apoyo de la oposición. De esta forma, Almeida asegura su apoyo a pymes, autónomos y emprendedores. Además, ha reclamado al Gobierno de España que se permita gastar el superávit de más de 400 millones que se va a destinar a anticipar deuda, tras aprobar que se dedique el 20% del montaje de inversiones sostenibles.