De las lágrimas a los aplausos hasta llegar al «cachondeo»

-Publicidad-

Este humilde artículo que presento creo que no le va a gustar a casi nadie.

No va a gustar a nadie,  porque  creo que es  fuerte crítica a todos nosotros, como Sociedad.

-Publicidad-

Hace unas semanas, acumulábamos papel higiénico, llorábamos las muertes de nuestros compatriotas y aplaudíamos cada tarde a los sanitarios. Pero  después de  decenas de miles de muertos, centenares de miles de contagiados, y millones de parados, nos tocan las “campana” del “recreo” y en unas pocas horas; todos “al cachondeo”.

De las lágrimas a los aplausos hasta llegar  al "cachondeo" 1
Foto: © EFE

Es cierto que estar confinados es muy duro, es cierto que el tema  de fijar horarios es absurdo, pero sería necesario que en esta ocasión en lugar de meternos y criticar  a los políticos o la policía, nos miráramos a nosotros mismos.

Lo de las salidas de las  ocho de la tarde, es una autentica vergüenza. Que veo una cita policial de NO PASAR, pues la rompo y pasamos todos. Que se recomienda llevar mascarilla, pues la llevo en la barbilla, en la mano  o  en el bolsillo.

Que también recomiendan guantes, pues el marido lleva mascarilla y la mujer guantes, como en  la película “No me chilles que no te veo”.

 Los “runners” haciendo series de velocidad en grupos de 6 o corriendo por todo el barrio de  cuatro en cuatro.

 Los abuelos sentados todos en un banco “juntitos”, …que no te oyen bien...

Y así, miles de casos que vemos a diario que es completamente incompatible con frenar este virus y evitar el contagio.

Pues sí, nos tenemos que poner como nota un cero, por ser  una sociedad nada disciplinada  y con un a memoria  tan débil tan débil, propia de una hormiga y no de un  “elefante”.

Deseo equivocarme, (estoy cansado de tener razón), pero creo q como sigamos así, ni el trabajo de los sanitarios, ni los sacrificios económicos habrán servido para nada.

Por favor, un poco de ……

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here