El espíritu de Daoiz y Velarde


Dos de mayo en Madrid, rompen el silencio en la plaza que lleva el nombre de tan señalada fecha los paseos de una hora de padres y niños que llevan seis semanas confinados por culpa de un enemigo invisible, pero cuyo poder de destrucción ha asolado a la nación.

Lejano aquel dos de mayo de 1808 en el que Madrid se levantó contra Napoleón, fecha de la gesta de Daoiz y Velarde, héroes de la patria. Tras los capitanes artilleros Luis Daoiz y Pedro Velarde, en el madrileño cuartel de Monteleón se fundieron en un mismo impulso todo el pueblo español, y lucharon contra el enemigo común. Pueblo y ejército fueron uno. Hoy 112 años después, pueblo y ejército se han vuelto a unir en su lucha contra el virus de Wuhan y en el duelo por sus víctimas, velados por nuestros soldados como a caídos en batalla. 



El espíritu de Daoiz y Velarde 1

Nuestros héroes son recordados en la Plaza de la Lealtad desde 1840 y con ellos recordamos desde 1985 a todos los caídos por España. Cuántas veces la llama perpetua ha oído sonar los acordes que nos recuerdan que la muerte no es el final. Hoy, junto a todos aquellos que cayeron por España desde aquel glorioso dos de mayo, nuestros corazones rinden homenaje a las más de veinticuatro mil víctimas del coronavirus.

No más de doscientos cincuenta metros dista de la Plaza de la Lealtad la de las Cortes, flanqueada por dos leones de bronce procedente de los cañones capturados en la Guerra de África. Leones de bronce victorioso a los que con respeto y admiración los madrileños han bautizado Daoiz y Velarde, ven pasar ante sus ojos a aquellos que en un recorrido más corto que el que les separa de la Plaza de la Lealtad, han traicionado la lealtad a España y a su Corona, han abandonado a su pueblo y quieren convertir la sede de la soberanía nacional en arma para imponer su ideología y altavoz de su propaganda política.

España necesita españoles leales y unidos como Daoiz y Velarde, dispuestos a hacer frente al nuevo enemigo, que no es solo el virus de Wuhan, sino también aquel que aprovecha el confinamiento para hacer avanzar su ambición totalitaria comunista y la agenda globalista. 

Los españoles necesitamos medios de comunicación leales a la verdad. Como regalo por su quinto aniversario deseo que lealtad a la verdad acompañe siempre a este diario.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here