-Publicidad-

Cada ciudadano separó para su reciclaje 26,2 kg de envases de plástico, latas y briks. En el caso del contenedor azul, se separaron 19 kg de papel y cartón. El uso de ambos contenedores se ha intensificado en los últimos cinco años un 48% en toda la región.

La preocupación de la sociedad madrileña por el medio ambiente es cada vez mayor y cada ciudadano intenta poner su granito de arena. Para ello, los madrileños confían en el reciclaje como su práctica habitual, por encima de la reducción de bolsas de plástico o el ahorro energético.

-Publicidad-

Según los datos de Ecoembes junto con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, los madrileños hicieron más uso del contenedor amarillo, concretamente un 6% más en 2019 con respecto al año anterior.

Por lo tanto, cada ciudadano separó para reciclar 26,2 kg de envases de plástico, metálicos y briks, una cifra por encima a los datos nacionales (17,1 kg). Además, el contenedor azul también tiene un incremento de uso (13,9%) por encima de la cifra a nivel nacional (7,1%).

De esta forma, la Comunidad de Madrid ha reciclado un total de 212.339 toneladas procedentes del contenedor amarillo y azul, contribuyendo de forma importante al total recogido a nivel nacional, con el fin de conseguir un sistema ambiental más sano.

Los datos alcanzados en 2019 confirman la tendencia ascendente, seguida por la Comunidad de Madrid en esta materia. De hecho, el uso de ambos contenedores se ha intensificado en los últimos cinco años un 48% en toda la región.

Los datos de reciclaje de envases alcanzados en 2019 son fruto del trabajo realizado por toda la sociedad madrileña. Ciudadanos, ayuntamientos y empresas han contribuido, cada uno desde su ámbito de responsabilidad, a que el reciclaje, lejos de estancarse, crezca año tras año en Madrid y sea una herramienta esencial para proteger y cuidar el medioambiente”, ha comentado Alberto Fernández, gerente de Ecoembes en la Comunidad de Madrid.

Además, el director general de Economía Circular del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Vicente Galván, ha destacado que “estos datos reflejan el compromiso de los madrileños para hacer de Madrid una región medioambientalmente más verde y sostenible”.

Estos datos se consiguen gracias a la participación activa de todos los actores que forman parte del ciclo del reciclaje, ciclo que coordina Ecoembes. La organización ha distribuido un total de 165.785 contenedores amarillos y azules por toda la Comunidad. Además, la labor fundamental de las administraciones, pues Ecoembes trabaja con 175 municipios de toda la región con el fin de hacer campañas de sensibilización entre los ciudadanos.

El pago a los ayuntamientos para hacer frente a los costes derivados del proceso de reciclaje es posible gracias al Punto Verde que abonan las 12.500 empresas que forman parte de Ecoembes en España. Además, en Madrid se lanzó el proyecto Naturaliza, donde 186 docentes pudieron enseñar a sus alumnos de primaria a respetar y cuidar la naturaleza.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here