Foto: © EFE/Fernando Villar
Tiempo de lectura: 4 minutos


El Ministerio de Sanidad ha aceptado la solicitud de la Comunidad de Madrid para pasar a la fase 1 de la desescalada el lunes 25 de mayo. Era la tercera vez que la Comunidad de Madrid solicitaba pasar esta fase de la desescalada después de que el Ministerio de Sanidad rechazara las dos solicitudes anteriores, para los días 11 y 18 de mayo.

En esta ocasión, el Ministerio de Sanidad ha comunicado telefónicamente a la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que acepta su petición.

Recurso ante el Supremo

Fuentes de la Consejería de Sanidad han señalado que sigue en marcha el recurso presentado este jueves ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo contra las negativas anteriores del Ministerio de Sanidad a que la región pase a la fase 1.

El Gobierno regional argumenta en el recurso que no ha habido una aplicación «homogénea» de los indicadores técnicos entre las distintas comunidades autónomas.

¿Qué se puede hacer en la Fase 1?

La reapertura de las terrazas de los bares a un 50 % de su aforo y la vuelta de la vida social, aunque limitada a diez personas y cumpliendo siempre la distancia social, son las principales novedades en esta fase.

Por contra, continúan las limitaciones en los paseos mediante franjas horarias para distintos grupos de edad en municipios de más de 10.000 habitantes.

Estos son los cambios previstos en la fase 1:

– BARES Y RESTAURANTES : Pueden abrir los bares con terraza pero al 50 % de su capacidad. Entre las mesas debe hacer una distancia de 2 metros, los grupos de clientes serán máximo de diez personas. El establecimiento debe desinfectar las mesas entre un cliente y otro y no se podrán utilizar cartas de uso común ni servilleteros

 – VIDA SOCIAL:  Vuelve, pero limitada. Desde el lunes podrá haber reuniones de hasta 10 personas dentro y fuera de casa, pero siempre que se mantenga la distancia de seguridad de dos metros y haya lavado de manos y mascarilla.   Los habitantes de un mismo domicilio podrán hacer uso de coches con hasta 9 plazas. 

– COMPRAS: Como en la fase 0,5 abrirán las tiendas de menos de 400 metros cuadrados, sin cita previa. Siguen los aforos reducidos al 30, la distancia de seguridad y la desinfección de cada local dos veces al día.  También seguirá el horario de atención preferente a mayores.

Además, también están permitidos los mercadillos con limitación de puestos al 25 % y abren los concesionarios de coches con cita previa.

– ORACIÓN Y DUELO: Como ya ocurría desde el lunes 18 de mayo en Madrid pueden abrir los lugares de culto, aunque un tercio de capacidad. Continúa la misma limitación en los velatorios: quince personas al aire libre o diez en espacios cerrados, el mismo número que en las despedidas, donde se puede sumar el ministro de culto o persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios.

 -CULTURA PRESENCIAL: Como en la última semana, las bibliotecas ofrecerán el servicio de préstamo, además estará permitida la lectura con limitación de aforo.

También podrá haber actos de menos de 30 personas en lugares cerrados (con un tercio de aforo) y de menos de 200 personas, siempre y cuando sea sentado y manteniendo la distancia necesaria.

En los museos estará permitido un tercio de la entrada máxima y control de aglomeraciones en salas.

También vuelven la producción audiovisual y al rodaje de cine y series.

– TURISMO MUY LIMITADO: El turismo regresa en esta fase, aunque con restricciones. Los hoteles pueden abrir, pero sin hacer uso de zonas comunes. Se permite además el turismo activo y de naturaleza para grupos limitados de personas

– DEPORTE INDIVIDUAL Y CON DISTANCIA: Deporte no profesional en instalaciones deportivas al aire libre sin público, solo en el caso de deportes sin contacto como atletismo o tenis.

En los centros deportivos, estarán permitidas las actividades deportivas individuales con previa cita cuando no impliquen contacto físico ni uso de vestuarios.

Respecto al deporte profesional, se abrirán los centros de alto rendimiento con medidas de higiene y protección reforzadas y, si es posible, turnos. Entrenamiento medio en ligas profesionales

– SIN EDUCACIÓN PRESENCIAL

Los centros educativos y universitarios han abierto, pero por el momento para trabajo administrativo y preparatorio de los docentes y personal auxiliar y para la desinfección.

– GRANDES PARQUES DE LA CAPITAL

El paso a la fase 1 supone la reapertura de casi una veintena de zonas verdes de la capital, que podían abrir desde la fase 0 pero el Ayuntamiento de Madrid decidió mantener cerradas por prudencia. Madrid Río, el Retiro o la Casa de Campo volverán a ser espacio de paseo para los madrileños, pero permanecerán cerradas los espacios deportivos y las áreas de juego infantil.

REACCIONES

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha dicho que el paso de la región a la fase 1 de la desescalada «no es una victoria», sino que significa que «como sociedad hemos dejado de estar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y hemos pasado a planta». «La semana pasada entendíamos que estábamos ya preparados, esta semana también y, ahora, por fin, conseguimos pasar a la fase 1», lo que es «un alivio» para miles de personas que tienen pequeños y medianos negocios, bares, restaurantes y comercios, ha señalado Aguado en una entrevista con EFE.

Los grupos de la izquierda en la Asamblea de Madrid han recibido este viernes con «alegría» y «cautela» la noticia del paso de Madrid a la fase 1 de la desescalada, que según estos partidos no debe invitar a «bajar la guardia» ni a dejar de aportar a la sanidad «todos los recursos necesarios».

El portavoz de Sanidad del PSOE, José Manuel Freire, ha manifestado «alegrarse mucho» por el «gran avance» que supone el cambio de fase, y ha dicho que en adelante el PSOE estará «muy atento a que las cosas se hagan bien» y ha hecho hincapié en la necesidad de «cuidar a los profesionales» y «abortar cualquier brote de infección a su comienzo».

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyà, ha expresado su «alegría» por una «muy buena noticia» que para él llega «gracias al esfuerzo de la gente sencilla, que ha mantenido un comportamiento ejemplar». Sin embargo, también ve necesaria la «cautela» al no existir «la certeza de que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso vaya a ofrecer la respuesta que merece el momento».

Por su parte, el portavoz adjunto de Unidas Podemos en la Asamblea, Jacinto Morano, ha pedido conocer «los datos, informes y elementos» trasladados al Ministerio de Sanidad desde la Comunidad de Madrid, a la que ha acusado de ser «absolutamente opaca en este sentido». Morano espera que dicha información «corresponda a la realidad de la sanidad madrileña» y que «no se haya intentado anteponer otros intereses a la salud».

En el Partido Popular, su portavoz, Alfonso Serrano, ha recalcado que Madrid «está preparada» para la fase 1, que considera «fundamental» para comenzar a «reactivar» la economía de la región y también su tejido asociativo, para que pueda reanudar el apoyo a los colectivos más vulnerables.

Su homóloga de Vox, Rocío Monasterio, se ha alegrado «de que Madrid recupere parcialmente su libertad» para así «levantar las persianas» y poder «conseguir que se acorten las ‘colas del hambre'», porque a su juicio «sólo con el trabajo, sólo con el esfuerzo y sólo con libertad podremos conseguir recuperar la prosperidad». 

La patronal madrileña, CEIM, ha valorado «positivamente» el paso de la Comunidad de Madrid a la fase 1 de la desescalada e inciden en que aunque «la salud de los madrileños siempre ha estado por delante», era «prioritario» reactivar la actividad económica.

Los sindicatos más representativos de la sanidad pública madrileña han pedido «responsabilidad» a los ciudadanos y siguen acusando a la Comunidad de Madrid de no haber reforzado las plantillas sanitarias, «que están mermadas y fatigadas para afrontar un posible repunte de la COVID-19».