-Publicidad-

La Comunidad de Madrid registró 321 incidentes de odio por LGTBIfobia durante 2019, lo que supone 24 menos respecto a 2018, mientras que la tasa de denuncias ha subido cuatro puntos hasta el 34 %, según el informe del Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia que coordina la asociación Arcópoli.

El informe arroja un 6,95 por ciento menos de agresiones en 2019 respecto a 2018, pero el Director del Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia, Rubén López, cree que no se puede concluir que haya una bajada real en las agresiones sino más bien que la cifra se está estabilizando.

-Publicidad-

«Parece que queda mucho camino por recorrer», señala en declaraciones a Efe López, que apunta que el perfil del agresor también es el mismo, «un hombre español menor de 30 años», así como el perfil de la víctima, «un hombre gay menor de 30 años», que sufre insultos o agresiones físicas en la calle, especialmente los fines de semana y en momentos de ocio.

López también indica que ha habido un pequeño incremento en la tasa de denuncias, de cuatro puntos hasta el 34 por ciento, lo que asocian con el «buen trabajo» de la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal, aunque lamenta que la tasa de denuncia sigue siendo muy baja.

«Hay un aumento de mujeres lesbianas que han denunciado este año, y tenemos que ver por qué», ha apuntado López.

Además, ha habido un aumento en las denuncias al Observatorio de ofertas de «curación de la homosexualidad», por lo que desde el Observatorio exigen que se comiencen a poner sanciones contra estas terapias que producen a las personas que acuden «efectos muy dañinos».

Por otro lado, el director del Observatorio advierte de que ha habido un incremento de los incidentes de mala praxis policial, de 2 en 2018 a 7 en 2019, «sobre todo de la Policía Nacional», por lo que ha avanzado que tratarán de reunirse con la Policía Municipal y Nacional.

El consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, ha estado este miércoles en la presentación del informe, donde ha manifestado que, pese a esa disminución en el número de agresiones, «los datos no son buenos» y reflejan que «no debemos bajar la guardia», ya que «hay que seguir trabajando para concienciar, sensibilizar y educar en valores como el respeto, la libertad, la igualdad y la diversidad».

En una nota de prensa, el Gobierno regional ha reafirmado su «compromiso y la defensa de los derechos de las personas LGTBI» y ha recordado la inminente puesta en marcha del Consejo LGTBI, que servirá para impulsar definitivamente la reglamentación de la Ley de identidad y expresión de género e igualdad social y no discriminación, y la de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here