Tiempo de lectura: < 1 minuto


El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha comunicado que la decisión sobre la apertura de las piscinas municipales no se tomará hasta el mes de julio y habrá que estudiar medidas de seguridad como el establecimiento de turnos o el uso de los vestuarios y de las cafeterías.

“Lanzamos un mensaje de prudencia respecto a las piscinas, preferimos esperar hasta el mes de julio y ver las condiciones que se dan y, en función de eso, decidir definitivamente sobre su apertura”, ha añadido el alcalde, acompañado por la delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, durante su visita a la Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías en Retiro para comprobar las medidas de seguridad implantadas y el funcionamiento del sistema de reserva para el servicio de préstamo.

En cuanto a la apertura de zonas infantiles e instalaciones deportivas en grandes parques y zonas verdes, Martínez-Almeida ha recordado que en estos momentos “aún estamos sometidos al mando de la nación y en ese sentido las instrucciones son que no están disponibles, aunque no sea lógico teniendo en cuenta que se están permitiendo reuniones de hasta quince personas”.

Desde luego, ha añadido, en el momento de poder reabrirse “estaríamos en condiciones de seguridad e higiene para minimizar el riesgo de contagio”.