Tarjetas plástico reciclado BBVA
-Publicidad-

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medioambiente para recordar a la población la importancia del cuidado del entorno. Este año, BBVA en España lo conmemora siendo la primera entidad bancaria europea en lanzar tarjetas de plástico reciclado, realizadas en un 86% en PVC (policloruro de vinilo), que procede de desechos de otros materiales plásticos. Los clientes menores de 30 años comenzarán a recibirlas el próximo 11 de junio. Un lanzamiento que pone de manifiesto el compromiso de la entidad en la lucha contra el cambio climático y la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Materiales reciclados de diferentes industrias como el embalaje, la impresión, la automoción o las ventanas, son la materia prima de las tarjetas recicladas que BBVA lanza al mercado este mes de junio, lo que lo convierte en el primer banco europeo en hacerlo. De momento, el producto estará disponible para aquellos clientes jóvenes menores de 30 años que soliciten o renueven una tarjeta prepago o crédito. A partir de septiembre se extenderá también a las tarjetas de débito.

-Publicidad-

El compromiso de la entidad financiera es seguir mejorando este producto hasta hacerlo 100% reciclado, incluyendo elementos como los ‘chips’.

Según un estudio interno de la entidad financiera, el 93% de los clientes jóvenes consideran que todas sus tarjetas deberían ser sostenibles. “Somos conscientes de que la conciencia medioambiental va en aumento entre nuestros clientes, sobre todo de los más jóvenes. Tenemos un compromiso claro con la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y este lanzamiento es prueba de ello”, ha asegurado Ana Pitarch, responsable de Clientes Particulares de BBVA en España.

Acompañamiento a los clientes en su transición ecológica

Las iniciativas puestas en marcha por BBVA para favorecer la transición ecológica de sus clientes son numerosas. Recientemente, el banco ha lanzado una herramienta digital para el cálculo automático de la huella de carbono de pymes y empresas, a partir de sus facturas de energía. Con este cálculo, las empresas pueden conocer el impacto ambiental que produce su actividad y establecer nuevas políticas de ahorro energético y sostenibilidad.

De hecho, conocer la huella de carbono también ha sido una de las claves para elegir el PVC reciclado como materia prima de las nuevas tarjetas de BBVA. Para calcular el impacto ambiental de cada tarjeta y elegir al proveedor, no solo se ha tenido en cuenta el material, sino su transporte, componentes, producción y personalización.

En este sentido, BBVA también está trabajando en reducir su propio impacto energético. En enero anunció su compromiso en ser neutro en emisiones de CO2 en el presente año. Para ello, desde el 1 de enero asignó un precio interno a sus emisiones con el objetivo de incluir esta variable en sus procesos de toma de decisiones. De esta manera, el banco ha alineado su actividad con el Acuerdo de París y está trabajando en reducir sus emisiones directas e indirectas.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here