-Publicidad-

La entrada de la Comunidad de Madrid en al fase 2 de la desescalada ha traído consigo un notable aumento de la demanda del transporte público. Así, se registró hasta un 35,3 por ciento más de media con respecto al fin de semana anterior, según datos del Consorcio Regional de Transportes de Madrid.

En concreto, el sábado se registraron un total de 1.265.075 viajes, un 30 por ciento más que la semana pasada, mientras que el domingo hubo 913.245 viajes, un 40,7 por ciento más que el domingo anterior.

-Publicidad-

No obstante, estos datos suponen una caída del 57,7 por ciento de media con respecto a hace un año.

Por medios de transporte, el incremento fue del 31 por ciento en la jornada del domingo con respecto a la semana pasada en el caso de Metro de Madrid, que sumó 406.977 viajes.

La Empresa Municipal de Transportes registró un aumento del 42,2 por ciento y 232.358 viajes, mientras que las líneas de autobuses urbanas e interurbanas del Consorcio se apuntaron una subida del 84,2 por ciento y 161.385 viajes; y la red de Renfe Cercanías, un aumento del 28,8 por ciento, con un total de 112.525 viajes.

El lunes, con la vuelta al trabajo, Metro de Madrid registró en la hora punta de la mañana (entre las 06:00 y las 08:00 horas) 80.309 viajeros, un 2 por ciento más que hace una semana y un 59 por ciento menos que en 2019.

En la fase 2, Metro mantiene su dispositivo de supervisión de afluencia de viajeros y de control de accesos, con más de doscientas personas desplegadas en veintiséis estaciones clave.

También han comenzado en 42 estaciones las pruebas de un nuevo sistema automatizado para controlar y limitar el acceso a la red cuando se supere el aforo previsto.

En la hora punta, este dispositivo de control de accesos -que se realiza a través de las validaciones de los tornos de entrada- se activaron durante el día de ayer en 93 ocasiones para regular la entrada de viajeros en estaciones, con minicortes durante 1-2 minutos.

La Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras recuerda que, con la entrada de la Comunidad de Madrid, en la fase 2, continúa siendo obligatorio el uso de mascarilla en el transporte público.

Además, insiste en la necesidad de que, durante la fase de desescalada, el transporte público en hora punta sólo se utilice por motivos laborales o por necesidades médicas y recomienda que si el desplazamiento es por otros motivos se aprovechen las horas valle, cuando hay una menor afluencia de viajeros.

En la fase 2, la oferta de transporte público se ha reforzado hasta alcanzar el 95 por ciento en hora punta y el 80 por ciento en hora valle para evitar las aglomeraciones y minimizar el impacto del coronavirus.

En la capital española, el tráfico ha proseguido su aumento en hora punta, en el comienzo de la segunda semana en la fase 2 de la desescalada, según los datos del Ayuntamiento de Madrid.

El mayor incremento se ha producido en la almendra central, donde la movilidad ha crecido en un 7,2 por ciento con respecto a la semana pasada, pero los datos son un 40 por ciento inferiores a los de un día tipo de 2019.

En la M-30 el tráfico ha crecido un 5,9 por ciento en comparación con el lunes pasado, aunque las cifras son un 29,3 por ciento menores a las registradas durante el año pasado.

También ha aumentado en un 5,3 por ciento la movilidad en la periferia, si bien los datos siguen siendo un 41,4 por ciento menores que en un día tipo del 2019. 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here