Tiempo de lectura: 2 minutos


La Comunidad de Madrid va a mejorar este año 384 kilómetros de carreteras en 98 municipios de la región con una inversión de 26,5 millones de euros que forman parte de la Estrategia de Conservación de Carreteras.

Durante el año actual ya se han llevado a cabo una decena de actuaciones derivadas del plan de mejoras, con una inversión de 5,5 millones de euros.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ofreció estos datos en la visita a una de estas obras de mejora de cinco kilómetros de la carretera M957 de San Martín de Valdeiglesias, que une el municipio con el pantano de San Juan.

Garrido explicó que con este tramo de mejora de firme de la M957 arrancan las actuaciones del plan de mejora de este verano, que es la época en la que más trabajos de este tipo acometen por el descenso del tráfico.

El consejero anunció que este plan de mejora, con una previsión de 78 actuaciones, va a afectar a 98 municipios de la región.

Acompañado de la alcaldesa de San Martín de Valdeiglesias, Mercedes Zarzalejo, Garrido aseguró que las tres prioridades de su consejería son mejorar la seguridad vial y la comodidad de los conductores, fomentar el reequilibrio territorial y activar la economía y la creación de empleo.

En este sentido, apuntó que la consejería de Transportes va a ser “un catalizador importante” para la creación de empleo. “Vamos a poner toda la carne en el asador y no perder ninguno de los proyectos que tenemos en marcha”, añadió Garrido.

La Estrategia de Conservación de Carreteras, dotada de 151 millones hasta 2021, contempla cinco grandes contratos, entre ellos el de refuerzo y rehabilitación de firmes, al que se destinarán 60,5 millones en el periodo 2018-2020 para mejorar la seguridad y la comodidad de la circulación de 899 kilómetros de carreteras.

Otro de los capítulos clave de la Estrategia es el relativo a la conservación y explotación de las carreteras, dotado con 53,6 millones y que es imprescindible para mantener la vialidad de la red en las condiciones de seguridad más adecuadas para los usuarios, evitando que se produzcan accidentes y, en caso de que estos ocurran, minimizando los daños para conductores y acompañantes.

El tercer pilar de la Estrategia es el relativo al mantenimiento y reparación de estructuras, que permite revisar y dejar en las mejores condiciones los más de 1.120 viaductos, puentes y pasarelas de la red de carreteras de la región, con un presupuesto de 21,7 millones de euros hasta 2021.

Por su parte, en el mantenimiento de los semáforos y otras instalaciones luminosas de la red se van a invertir otros 11,6 millones.

Además, la Comunidad va a destinar 2,8 millones al acondicionamiento y conservación de travesías, márgenes e isletas, lo que permite mejorar y mantener en buen estado los márgenes, taludes, áreas adyacentes y glorietas de las vías autonómicas.