-Publicidad-

Móstoles tendrá, en las próximas semanas, la primera residencia para personas mayores LGTBI de la Comunidad de Madrid. Así lo ha anunciado la Fundación Veintiséis de Diciembre, materializando un plan en el que la entidad lleva trabajando desde su fundación en el año 2010.

Aunque en un principio la primera residencia específica para este colectivo iba a abrirse en el distrito de Villaverde de la capital, gracias a un edificio que la Comunidad de Madrid donó a la Fundación el en abril de 2018, lo cierto es que el proyecto de Móstoles se ha adelantado y tendrá el honor de ser «los pioneros».

-Publicidad-

Todo ello gracias a Txema de Roa, un socio de la Fundación Veintiséis de Diciembre que en su testamento dejó como herencia a esta entidad su casa en la urbanización de Parque Coimbra, en Móstoles, un chalet que se convertirá en residencia con seis plazas para mayores LGTBI.

La Fundación y el Ayuntamiento de Móstoles han alcanzado un acuerdo para habilitar en este chalet un espacio residencial compuesto por unidades de alojamiento autónomas, unipersonales y/o de parejas, que cuenten con servicios colectivos, de uso libre, según el convenio aprobado en el Consistorio.

La gestión del centro correrá a cargo de Fundación Ventiséis de Diciembre, que «será la responsable de los gastos generales y de mantenimiento y reparaciones del espacio», mientras que el Consistorio realizará las gestiones para que mayores del colectivo LGTBIQ+ que estén en otras residencias puedan ser trasladados aquí.

Una vez que se rubrique el convenio con el Ayuntamiento de Móstoles, que previsiblemente se hará en las próximas semanas, la Casa de Txema de Roa, que así se llamará la residencia, comenzará a albergar a sus primeros residentes, ya que no ha sido necesario realizar apenas modificación alguna en el chalet.

Gracias a que esta casa no requería apenas de ninguna actuación importante, puesto que los futuros residentes no tendrán gran dependencia, el proyecto Móstoles se ha adelantado en su apertura a la residencia de mayores LGTBI que se está acondicionando en Villaverde, en Madrid capital, cuyos trabajos se iniciaron en 2018.

Desde la Fundación Veintiséis de Diciembre aseguran que las obras podrían finalizar «antes de que finalice el año 2020«, por lo que, si no se retrasan mucho los trámites administrativos, la residencia podría abrir sus puertas a principios de 2021 con una capacidad para 66 residentes.

Además, este centro, de mucha mayor envergadura que la Casa de Txema de Roa en Móstoles, contará también con un centro de día para 30 personas y supondrá la creación de unos 40 puestos de trabajo, ya que la residencia alojará a personas mayores con distintos grados de dependencia, todos ellos pertenecientes al colectivo LGTBI.

Con la apertura de estas dos residencias, desde la Fundación ven cumplido uno de sus principales objetivos: evitar que muchos mayores del colectivo LGTBI se vean obligados a volver a esconder su orientación sexual cuando tienen que ser ingresados en una residencia de mayores para evitar ser discriminados». 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here