/ 6 agosto 2021

Las autoescuelas madrileñas se asoman al abismo

Las autoescuelas madrileñas se asoman al abismo

La Asociación de Pequeños Empresarios de Autoescuelas de Madrid (APEAM) han alertado que están “al borde de la quiebra” por la “mala gestión” de la Jefatura Provincial de Tráfico y por las trabas con las que se han encontrando desde que retomaron su actividad después de la pandemia.

Con la entrada de la Comunidad de Madrid en fase 2, las autoescuelas madrileñas pudieron retomar su actividad después de haber tenido que cerrar. Sin embargo, desde la asociación han criticado que una reapertura tan rápida ha supuesto “una situación dramática” para los centros de formación de conductores por las nuevas decisiones de la Jefatura de Tráfico.

Algunas de estas medidas implican reducir al 50% el número de pruebas de nuevos conductores, que según han apuntado, está provocando “que los alumnos tengan que esperar más de 6 meses para poder examinarse”.

El portavoz de la asociación, Lorenzo García, ha destacado que “el aspecto más grave de toda esta caótica situación” es el “escaso margen de tiempo” con el Tráfico comunica las fechas de examen a las autoescuelas, “que en el mejor de los casos apenas llega a las 24 horas de antelación” y está minando la confianza de los alumnos en sus autoescuelas, al sentirse desinformados y mal atendidos.

Por ello, la asociación ha lamentado que “la mala gestión de la Jefatura Provincial de Tráfico de Madrid está agravando la ya crítica situación económica de las autoescuelas” y han añadido que “estas decisiones no solo afectan al crecimiento y expansión de nuestras empresas, también perjudican al renacer de las autoescuelas después de más de 3 meses con nuestros centros cerrados”.

Los empresarios de las autoescuelas han alertado de que «si Jefatura sigue sin mostrar ninguna empatía y la situación no mejora, muchos de los centros se verán abocados al cierre”.

“Desde APEAM pretendemos que la Jefatura Provincial de Tráfico de Madrid (JPTM) nos preste correctamente sus servicios y, de no ser posible, valorar la posibilidad de una privatización del servicio, tal y como ocurre en otros muchos países europeos”, ha zanjado el portavoz.

Por su parte, desde la Dirección General de Tráfico le han negado a Efe que haya algún déficit en la gestión de la delegación de la Comunidad de Madrid y han transmitido que “está siendo buena”.

Según han explicado, desde que Madrid pasó a la fase 2, el 8 de junio, y empezaron los exámenes, en julio se han realizado 7.549 pruebas prácticas y esperan llegar a las 10.000 en lo que resta de mes, además de las pruebas que se realicen en agosto, que este año, a diferencia del anterior, se seguirán realizando exámenes.

Por tanto, desde la DGT han insistido en que los datos reflejan que no hay problemas de gestión, ya que el año pasado se realizaron 15.000 pruebas prácticas en julio, y este año, a pesar de las medidas de seguridad y que sólo pueda haber un alumno en el coche en cada examen, se van a realizar más pruebas gracias a la apertura de agosto.

Además, desde la DGT han negado la posibilidad de que se privatice este servicio, como apuntan desde la asociación de autoescuelas, “apostamos porque los exámenes sean públicos, y sean los mismo en todos los sitios”, han zanjado desde tráfico.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS