Tiempo de lectura: 2 minutos


El nuevo ramal de la Línea 8 de Metro de Madrid incluirá tres estaciones que ampliarán el trazado del suburbano hasta Valdebebas, tal y como ha informado el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

Durante una visita a las obras del nuevo Centro Integral del Transporte de la Comunidad de Madrid, que acogerá la sede del Metro de Madrid y del Consorcio Regional de Transportes, Garrido ha explicado que el ramal tendrá 4,5 kilómetros de longitud y un coste de 200 millones de euros.

Partiendo de la estación de Feria de Madrid, este nuevo ramal de la Línea 8 contará con tres nuevas estaciones: una junto a la actual estación de Cercanías y otras dos en los ámbitos norte y centro de Valdebebas.

La estación que quedará ubicada junto a la de Cercanías contará con un aparcamiento disuasorio en superficie y actuará como intercambiador con la EMT y con un nuevo sistema de autobuses eléctricos que conformarán un proyecto “pionero en España”.

Esta línea de autobús eléctrico, que responde a las siglas en inglés BRT (bus rapid transit), tendrá un carril rápido reservado con prioridad semafórica, dando servicio a los vecinos de Valdebebas y conectando los más importantes edificios públicos de la zona.

La ampliación de la Línea 8 de Metro de Madrid hasta Valdebebas tendrá un coste aproximado de 200 millones de euros y las obras de ejecución de prolongarán a lo largo de tres años, según informó el miércoles en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado.

En Valdebebas, que carece de Metro, estará ubicado el nuevo hospital público de Emergencias, la futura Ciudad de la Justicia, la ampliación de IFEMA y la nueva terminal del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

La construcción del Metro en Valdebebas ha sido incluida en el Plan para la Reactivación de la Comunidad de Madrid, que incluye las próximas ampliaciones de la Línea 3 de Metro desde Villaverde hasta El Casar (Getafe), de la Línea 11 desde Plaza Elíptica hasta Conde de Casal y la de la Línea 5 desde Alameda de Osuna hasta las estaciones de la T1, T2 y T3 del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Las tres ampliaciones, que incluyen la construcción de un intercambiador en Conde de Casal, tendrán un coste de 260 millones de euros en esta legislatura.

“La inversión en infraestructuras es también motor de crecimiento económico y de creación de empleo y yo creo que es la mejor respuesta que podemos dar justo a esta crisis”, ha dicho Garrido.