cementerios
Cementerio de La Almudena (Madrid)
-Publicidad-

Paloma Contreras es presidenta de la Asociación Cultural Funerarte, un grupo de personas enamoradas de los cementerios, el arte funerario y todo lo que le rodea. Es creadora de una web dedicada a documentar los cementerios de España y a difundir el arte funerario. Además, es guía del Cementerio Civil de Madrid.

Contreras concede una entrevista a MADRID ES NOTICIA para contarnos los proyectos de esta nueva asociación que trabaja por la defensa y divulgación de este tipo de arte. Se conocieron en San Isidro y este fin de semana inician su andadura coincidiendo con Todos los Santos, aunque llevan más de diez años trabajando por separado, en proyectos relacionados con el cementerio civil de Madrid y la Sacramental de San Isidro, principalmente.

-Publicidad-

Este fin de semana presentáis una nueva asociación llamada Funerarte. ¿A qué está dedicada? Creo que son días muy apropiados para presentar algo así.

Nos dedicamos principalmente a poner en valor el arte funerario, tanto en Madrid, que es donde vivimos, como en el resto de España. Hemos decidido esperar a estas fechas porque son las más apropiadas para visitar cementerios y nosotras lo que queremos hacer es que los camposantos se visiten durante todo el año.

¿Cuáles son las actividades principales de Funerarte?

Las actividades principales van a ser las visitas guiadas, en cuanto podamos hacerlas, a los distintos cementerios que hay dentro de Madrid y luego vamos a organizar exposiciones y conferencias. Pero todo esto dependerá de cómo vaya evolucionando la situación de la pandemia.

El pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla

La asociación se dedica al estudio del Arte Funerario, ¿En qué consiste este tipo de arte?

Realmente, el arte funerario, no solamente se encuentra dentro de los cementerios. Es en realidad cualquier símbolo que conmemore el fallecimiento de una persona. Puede ser una elegía, que lo es, un ramo de flores, una corona, los mausoleos… Por supuesto, las tumbas como tal, que son en sí mismas, símbolos funerarios, así como las representaciones de cada uno de esos símbolos. Todo eso es arte funerario, pero también lo es un Réquiem musical.

Entendéis los cementerios como lugares llenos de historia, ¿qué nos enseñan sobre nosotros y qué podemos aprender en ellos?

Nosotras consideramos los cementerios, además de lugares de historia, como museos al aire libre. Por las esculturas que contienen y esos símbolos que te comentaba, que funcionan como elementos históricos por las narraciones que encierran en su interior. Dentro de un cementerio puedes descubrir cómo ha sido la vida de los habitantes de un determinado pueblo y o incluso, cómo han vivido. Puedes constatar si en una época ha habido más enfermedades y si se ha enterrado a más gente, y sobre todo las modas funerarias a lo largo del tiempo.

No son iguales las tumbas que tenemos del siglo XIX, momento en el que estaban más de moda los mausoleos y panteones con un montón de esculturas, a lo que es ahora, que nos gusta más un granito liso que sea fácil de limpiar y que no moleste mucho.

Queremos que la gente pasee por un cementerio igual que lo haría por un parque

Os autodenomináis “guardianas de la memoria” y “rescatadoras del olvido” y abogáis por mantener en la memoria colectiva las historias que narran los cementerios ¿Por qué es importante documentar el arte funerario y difundirlo?

Porque si no, se olvida. La gente normalmente va a un cementerio a visitar a sus seres queridos y ya está, no se interesa por la vida de las personas que hay alrededor. Si algún día desaparecieran los libros, por ejemplo, dentro de los cementerios seguiríamos teniendo la memoria de todas esas personas. Para nosotras es muy importante.

Es como en la película ‘Coco’ de Pixar, en la que, si tú guardas la memoria del difunto, el día 1, puede pasar el puente y volver a ver a la gente que recuerda. Si no las recuerdas se quedan en el limbo. Nosotras lo que hacemos es intentar que toda esa gente que pueda quedarse olvidada pueda seguir traspasando esa frontera.

Paloma Contreras: "Los cementerios son museos al aire libre" 1

¿Por qué hay que mantener y cuidar la memoria de nuestros ancestros?

Porque el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla, principalmente.

Las tradiciones culturales, en estos días, relacionan Todos los Santos y Halloween con fantasmas, espíritus y hechos sobrenaturales. ¿Hay alguna relación entre estos temas y el arte funerario?

A nosotras nos gustan las leyendas y este tipo de historias, como a todo el mundo, pero hemos visitado cientos y cientos de cementerios y nunca nos ha pasado absolutamente nada. No hay relación. Tiene más que ver, con el hecho del miedo a la muerte que han tenido todas las sociedades.

Se trata de una representación; un cementerio es un sitio oscuro lleno de muertos, así que alguien puede pensar que estará lleno de fantasmas y espíritus que vienen a hacer cosas terribles. Pero no, nosotras le damos la vuelta completamente y queremos que la gente pasee por un cementerio igual que lo haría por un parque. De hecho, los cementerios franceses están concebidos como parques de paseo, no como lugares de enterramiento.

El muñeco que un nieto deja en la tumba de su abuelo, es arte

El arte funerario puede incluir pertenencias de los muertos, objetos creados especialmente para el entierro u objetos que en un momento determinado se han entendido necesarios en el más allá. Estoy pensando en el Óbolo de Caronte de los griegos o los objetos con los que enterraban los egipcios a sus fallecidos. ¿Cuánto hay de esto en la historia reciente de nuestros cementerios?

Realmente nada. Porque principalmente España es un país católico, con lo que cualquier ritual extraño o que no sea el simple enterramiento y un responso, en nuestras costumbres no es habitual.

Sí que hay diferencias culturales, como en los entierros musulmán o gitano, que admiten algunos rituales diferentes dentro del catolicismo y el judaísmo, por dar alguna referencia de los que podríamos tener aquí en España. Cambian en su manera de enterrar al muerto, pero no suelen hacer nada más extra. De hecho, los judíos y musulmanes, utilizan solamente el cuerpo con un sudario, y ni siquiera emplean ataúd en muchos casos para el enterramiento.

Veo que en vuestro grupo de la asociación hay tres historiadoras del arte, ¿Cuándo se considera arte y cuándo no, un elemento funerario?

En realidad, nosotras consideramos arte a todo, desde una flor hasta un tema musical. Cualquier representación, para nosotras es siempre arte. Lo mismo puede ser el muñeco que ha dejado el nieto en la tumba del abuelo, para nosotras es arte funerario porque representa el amor de un niño hacia su abuelo, que le deja su muñeco favorito. Arte es todo, dependiendo de la mirada con la que lo quieras ver.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here