Un grupo de científicos madrileños de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), ha descubierto restos arqueológicos de un enterramiento biológico familiar, en una de las necrópolis neolíticas más importantes de los Pirineos. Es la Feixa del Moro, situada en Andorra, y data de los años 3975-3790 antes de Cristo.

Los investigadores del grupo de Genética Forense y Genética de Poblaciones de la Facultad de Medicina de la universidad madrileña, explican que la importancia de este hallazgo en La Feixa del Moro radica en que, dentro de la “escasez” de enterramientos múltiples neolíticos simultáneos, este es uno de los pocos casos que sugiere un enterramiento biológico familiar.



Una familia nuclear tradicional

En esta necrópolis, que se ubica a 1.335 metros de altitud en los Pirineos (Juberri, Sant Julia de Lòria, Andorra), se han hallado los restos de dos adultos y un recién nacido, destaca la Universidad Complutense en un comunicado. El objetivo de este trabajo fue la interpretación multidisciplinar de la necrópolis en el contexto neolítico de los Pirineos, en una ruta potencial entre la Península Ibérica y Europa.

Por lo tanto, se realizaron análisis genéticos de parentesco y biogeográficos, así como el análisis genético de las características visibles externas, tales como el color del cabello, color de ojos y color de piel, agregan los autores.

Los resultados sugieren la posibilidad de una familia nuclear tradicional, de los que se ha podido saber que todos tenían ojos marrones, la mujer adulta y el neonato tenían cabello castaño oscuro, mientras que el cabello del varón adulto era castaño-rojizo oscuro. También ha sido posible confirmar el sexo de uno de los adultos (varón) y del recién nacido, también varón, determinado por el análisis de secuenciación de alto rendimiento.

La evidencia genética no solo apunta al parentesco biológico, sino que también el registro arqueológico indica un área habitacional que rodea el sitio de enterramiento. A pesar del reducido número de individuos estudiados y de la ausencia hasta el momento de otras evidencias de restos humanos en La Feixa del Moro, el registro parece indicar que pequeños grupos de individuos de parentesco biológico se asentaron en los Pirineos.

Investigadores madrileños identifican restos de una familia en una necrópolis neolítica 1
Localización geográfica del yacimiento de La Feixa del Moro

En concreto, en el caso de la necrópolis de La Feixa del Moro, la idea de la presencia de una familia va más allá del concepto de parentesco biológico, ya que no solo los resultados genéticos, sino también los estudios antropológicos, el registro arqueológico asociado a cada individuo y el rito fúnebre apunta a un núcleo familiar. Al mismo tiempo, el origen biogeográfico de los individuos parece ser un indicador de un posible movimiento de población entre el sur de Francia y la Península Ibérica, también respaldado por registros arqueológicos.

Los resultados obtenidos por el Grupo de Genética Forense y Genética de Poblaciones de la Facultad de Medicina de la Complutense indican que ya en el Neolítico, los Pirineos no se veían como una barrera sino como un medio de comunicación entre la Península Ibérica y el resto de Europa por vía terrestre.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here