El Ayuntamiento de Madrid ha decidido hacer permanentes los 37 carriles bus, con un total de 45 kilómetros, que habilitó provisionalmente el pasado mes de mayo, con lo cual la red de carriles bus del Consistorio se ampliará hasta los 192 kilómetros.

Según ha adelantado ‘ABC’ y han confirmado a Efe fuentes del área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad, el Gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida ha tomado esta decisión tras comprobar el funcionamiento de los nuevos carriles durante los últimos meses.



Además, «se están analizando nuevos carriles bus para implantar dentro de poco», también con la vista puesta en su consolidación definitiva una vez concluida una primera fase provisional.

Estos 45 kilómetros de carril bus se reparten en tres ámbitos: nuevos desarrollos urbanos, con 19 kilómetros; barrios del exterior de la M-30, con 17,8 kilómetros; y el interior de la M-30, con 8,5 kilómetros.

El tramo más largo es el de la avenida de la Institución Libre de Enseñanza (San Blas-Canillejas), con 5 kilómetros entre la plaza de Alsacia y la calle de Alcalá.

También destacan los 3,3 kilómetros de carril bus instalados de forma ya definitiva en la avenida de la Peseta (Carabanchel), los 3,3 kilómetros de la avenida de Entrevías (Puente de Vallecas) o los 2,5 kilómetros de la calle López de Hoyos, que abarcan varios distritos.

Dentro de los planes de actuación urbanística (PAU) se incluyen los nuevos carriles de avenida de Manoteras, avenida de Francisco Pi y Margall, Ana de Austria, avenida de Ingeniero Emilio Herrera, Manuel Gutiérrez Medallo y Félix Candela.

En otros nuevos desarrollos urbanos se inscriben las actuaciones en la avenida de Las Suertes, José Gutiérrez Maroto, Real, Calderilla, Thaler, vía Lusitana, Monasterio de las Huelgas, avenida Monasterio de Silos, avenida Monasterio de El Escorial, Santuario de Valverde, avenida Camino de Santiago o avenida de Niceto Alcalá Zamora.

El resto de vías afectadas son Bravo Murillo, Emigrantes, avenida Concha Espina, Aquitania, avenida de Guadalajara, paseo Reina Cristina, ronda de Segovia, Toledo, Jaime el Conquistador, Áncora, Estrella Polar, Camino Vinateros, Hacienda de Pavones, avenida de Oporto y Marcelo Usera.

Por contra, desde el área de Medio Ambiente y Movilidad han confirmado a Efe la supresión del tramo de carril bus de la avenida de San Luis que discurría entre la avenida de Burgos y Arturo Soria, un segmento de 750 metros que afectaba a las líneas 129 y 150 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

La EMT, han explicado las mismas fuentes, ha concluido que en este tramo «se ha incrementado la frecuencia de paso» pero a la vez «se ha disminuido la velocidad comercial», especialmente en la línea 150, en la que ha bajado un 10 %.

«El diseño de un carril bus se ha de hacer para garantizar en zonas de congestión una vía de prioridad para el autobús para que pueda ir más rápido. En este caso, no ha cumplido esta función», señalan desde el Consistorio, al tiempo que aluden a las «demandas vecinales» que había para retirar el carril. EFE




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here