La Policía evita un vertido ilegal al Guadarrama
-Publicidad-

Varios agentes de la Policía Municipal de Móstoles han detenido este martes a dos hombres cuando intentaban deshacerse de 18 frigoríficos arrojándolos al río Guadarrama, en una zona del Parque Regional. Los responsables han sido denunciados  «por una infracción muy grave», que puede conllevar «una sanción de entre 301.001 y 3.000.000 de euros».

Según ha indicado el Ayuntamiento, los agentes sorprendieron a dos hombres tratando de deshacerse de estos frigoríficos en una zona del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, un espacio natural protegido. Este es un residuo «altamente contaminante y está considerado peligroso», especialmente por los componentes del proceso de refrigeración.

-Publicidad-

En este sentido, el abandono de estos residuos en un espacio con protección medioambiental, pone en peligro la salud de las personas y el entorno natural. No obstante, no es la primera vez que ocurre este tipo de infracción, pues el 15 de septiembre también denunciaron a otro hombre por verter residuos de un taller.

Además, también en el mes de septiembre detuvieron a otro hombre que pretendía arrojar restos de obra al río, donde se incluían plásticos, tubos de ventilación y sacos con materiales de construcción y fibrocementos altamente contaminantes.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here