/ 31 julio 2021

Liderazgo económico

Liderazgo económico

Anunció la presidenta de la Comunidad de Madrid una interesante iniciativa fiscal de amplia repercusión económica para la reactivación del empleo en la Comunidad de Madrid: que el salario mínimo quede exento de impuestos y cotizaciones como medida dinamizadora en la contratación por parte de los empresarios y en beneficio de empresas y desempleados.

Isabel Díaz Ayuso justificaba esta propuesta ante un nutrido foro de empresarios y periodistas, como una manera de «reformar y regenerar todo aquello que lastra la economía». 

Inmersos como estamos desde hace un año en la gestión sanitaria derivada de la pandemia, propuestas como la de la presidenta madrileña parecen necesarias para vislumbrar un futuro inmediato con más esperanza puesta en la recuperación financiera de una región que es la locomotora económica de España.

Parecería un brindis al sol, pero sabiendo de la determinación de Ayuso, conociendo su implicación en el deseo de encontrar un auténtico revulsivo económico y, sobre todo, habiendo sido muy bien recibida la propuesta por los empresarios -verdaderos impulsores de la economía de cualquier país-, la medida será ampliamente aceptada e implementada en un breve periodo de tiempo. Sin embargo, se echa en falta una medida similar para autónomos, los más perjudicados de esta crisis (y de todas).

Observo atónito a la insulsa oposición al Gobierno de Comunidad de Madrid. Un claro indicador político que certifica que la propuesta ha calado en todos los partidos políticos. Como los malos estudiantes que no saben justificar el motivo de un suspenso, las reacciones han sido fatuas y sin fundamentos de consideración. Incluso al socio naranja de gobierno, más preocupados por la debacle de los resultados y la falta de sintonía de su líder de formación, no han tenido otra aportación que la de estimar que tal medida requiere un estudio «muy minucioso». El resto, PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid, usan la táctica del calamar para desviar la atención de una propuesta sumamente interesante para empleadores y parados. 

Isabel Díaz Ayuso se encuentra ante el reto de reactivar la economía madrileña, siendo fundamental la aprobación de unos rígidos presupuestos de quasi posguerra. Pero no es menos cierto que medidas cortoplacistas como la anunciada, si de verdad se llevan a cabo, favorecerán el ánimo de empresarios y de tantos ciudadanos que recuperarán la posibilidad de volver a llevar un sueldo a sus casas con todo el beneficio que ello conlleva.

Madrid puede, debe y sabe afianzar su prestigio económico nacional e internacional. Estamos ante un momento crucial para liderar este proceso. No olvidemos que los momentos de crisis conllevan el caos, pero también la oportunidad.  Podríamos estar en el camino acertado. Ojalá así sea.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS