/ 15 junio 2021

Maite Díaz: «Crecer profesionalmente no debe implicar una renuncia personal»

Maite Díaz: «Crecer profesionalmente no debe implicar una renuncia personal»

Para Maite Díaz «sin duda» se puede ocupar un puesto directivo en una gran empresa sin dejar a la familia y a uno mismo en un tercer plano: «Si no hubiese podido estar en el día a día de mis hijas disfrutando mi maternidad, no habría llegado a ser directiva».

Maite Díaz De Torres es directora de Central de Banca Comercial en BBVA, una ‘directora de directores’ que tiene como referentes femeninos «a todas aquellas mujeres que lucharon, incluso murieron, para que ahora nosotras podamos disfrutar de una vida con más derechos y más igualitaria».

¿Qué es para usted el 8 de Marzo?

Es un día para rendir homenaje a todas aquellas mujeres que han hecho posible, gracias a su lucha, que generaciones posteriores hayamos tenido la posibilidad de alcanzar los mismos derechos que los hombres y desarrollar una carrera profesional plena en igualdad de condiciones.

Aún nos queda camino por recorrer. Hay muchos países en los que las mujeres aún no son tratadas con igualdad. Este día también tiene que recordarnos que no podemos parar, que tenemos que seguir trabajando día a día para lograr la plena igualdad en todo el mundo.

¿Y la igualdad?

La igualdad supone tener acceso a las mismas oportunidades sin que el género sea un factor determinante. Pero tampoco podemos olvidar que hay otras razones que a día de hoy siguen generando desigualdad que no podemos tolerar.

Asegurar un entorno de trabajo diverso, en el sentido más amplio del término, permite a las empresas adaptarse mejor a las necesidades del conjunto de la sociedad y muy especialmente de sus clientes.

Uno de los puntos donde más incide la política de gestión de personas de BBVA en este sentido consiste precisamente en identificar esos procesos donde existen más dificultades para lograr una mayor diversidad, desde las fases de selección hasta los procesos de carrera y trayectoria profesional.

¿Cree que en España sigue existiendo un déficit de oportunidades para las mujeres en el ámbito laboral?

Aunque hemos evolucionado mucho en los últimos años, lamentablemente siguen existiendo entornos en los que no se ha alcanzado la igualdad plena.

En este sentido, la pandemia está teniendo graves consecuencias en la economía en España en términos de producción y empleo. Nuestro Servicio de Estudios, BBVA Research, lo cuantifica en un reciente informe sobre la repercusión de la pandemia en la brecha de género.

Este documento analiza cómo el número de mujeres ocupadas en España ha retrocedido algo más que el de hombres entre octubre de 2019 y junio de 2020, y la recuperación del empleo en el tercer trimestre de 2020 ha sido ligeramente mayor entre ellos, ampliando la diferencia de género.

Este mismo estudio identifica la formación como un factor esencial para revertir esta situación y mejorar la participación de la mujer en la economía digital, un sector con mejor respuesta en la recuperación.

Sin duda, el reto de la diversidad es uno de los pilares transformadores para cualquier empresa.

Maite Díaz: "Crecer profesionalmente no debe implicar una renuncia personal" 1

¿Se puede ser directiva o directivo y conciliar? ¿Cuál es su experiencia en una gran empresa como BBVA?

Sin duda es posible.

Yo, en BBVA, he tenido la oportunidad de poder conciliar mi vida personal y profesional. Tengo dos hijas y no he sentido la necesidad de tener que “elegir”. He podido desarrollar mi carrera profesional sin haberme perdido nada.

No he tenido que hacer ninguna renuncia, soy tremendamente familiar y creo que si no hubiese podido estar en el día a día de mis hijas disfrutando mi maternidad, no habría llegado a ser directiva.

En BBVA somos muy conscientes de la importancia de trabajar en un ambiente diverso y de fomentar la conciliación.El banco ya venía trabajando todo esto mucho antes de la irrupción de la pandemia. Y todos los que formamos parte de BBVA tenemos la suerte de poder participar de ello. 

Pero a finales de 2019, se implantó un plan de productividad y conciliación, ‘Work better / Enjoy life’, que contempla buenas prácticas para lograr un uso eficiente del tiempo, así como medidas de choque más visibles en cuanto a la desconexión digital.

El objetivo es romper con la cultura del presencialismo y organizar el trabajo según objetivos, prioridades y resultados. Algunas de estas medidas son promover una gestión efectiva de las reuniones; que los empleados no tengan la obligación de estar conectados una vez finalizada su jornada laboral ni durante el periodo de vacaciones; o que no se envíen comunicaciones entre las 19 horas y las 8 horas del día siguiente, salvo excepciones justificadas.

En definitiva, se trata de crear un entorno que sea atractivo para los empleados y que les permita conciliar su vida profesional y familiar. Trabajando mejor, los empleados tienen una mejor productividad. Crear un entorno de trabajo más transparente y equilibrado permite garantizar no sólo la igualdad de oportunidades, también el desarrollo profesional de todos los empleados, basado en resultados y no en presencialismo.

Las nuevas generaciones, que ya suponen gran parte del mercado laboral, tienen una concepción muy distinta del trabajo respecto a otras generaciones como sus padres, por ejemplo. Valoran tanto, o más, su tiempo de ocio y su desarrollo personal como su futuro profesional, por lo que buscan la implantación de medidas de flexibilidad como el teletrabajo o la conciliación familiar.

La pandemia y el teletrabajo, ¿han beneficiado o empeorado la conciliación?

La pandemia ha acelerado la implantación de medidas relativas al trabajo en remoto. Algunas empresas, como BBVA, ya tenían desarrollado un modelo sólido de trabajo flexible, por lo que su adaptación ha sido tranquila. Precisamente, la experiencia acumulada desde hace años en estas nuevas formas de trabajo nos permitió en los peores meses de la pandemia, principalmente a todos los empleados de oficina, poder seguir ofreciendo servicio a nuestros clientes en remoto.

En los meses de confinamiento nuestra misión fue estar cerca de nuestros clientes, a eso nos dedicamos principalmente.  También nos permitió estar con nuestras familias. Muchos de los miembros de mi equipo tienen niños pequeños y fue muy gratificante ver como conseguimos encontrar el equilibrio perfecto.

Las dinámicas de trabajo nos cambiaron de la noche a la mañana y la respuesta del equipo fue magnífica. Se creó un sentimiento de equipo, de ayuda, de agradecimiento, con la máxima implicación en todos y cada uno de ellos.

En materia de conciliación, el teletrabajo permite una mejor organización del trabajo y de la vida familiar, siempre y cuando se llevan a cabo medidas de desconexión digital como las que comentaba anteriormente.

No obstante siempre se puede mejorar y habrá que ir corrigiendo todo lo que veamos. Algunos de los aprendizajes que hemos extraído de esta etapa es que la productividad no parece disminuir en un contexto de teletrabajo masivo, y los empleados valoran la flexibilidad la conciliación.

¿Cuáles son sus mujeres referente?

Para mi son referente todas aquellas mujeres que lucharon, incluso murieron, para que ahora nosotras podamos disfrutar de una vida con más derechos y más igualitaria. Y también lo son las que aún hoy siguen dando la vida por ello, o enfrentándose a situaciones muy difíciles por los fuertes regímenes que hay en sus países.

¿Qué consejo le daría a esas mujeres que todavía sienten reparos en dar un salto en su empresa para no sacrificar parte de su vida personal? 

Crecer profesionalmente no debe implicar una renuncia personal. Esto es lo que hay que tener más claro. Se puede lograr un equilibrio. Les daría el consejo de que fuesen valientes, que no se autolimiten, que no pongan ellas mismas barreras. Al menos en una empresa como en la que yo he tenido la suerte de desarrollarme profesionalmente, no es necesario elegir.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS