/ 19 septiembre 2021

Cuenta atrás para saber si el eje Prado-Retiro se convierte en Patrimonio Mundial

Cuenta atrás para saber si el eje Prado-Retiro se convierte en Patrimonio Mundial

España cuenta con 48 lugares reconocidos por la UNESCO como Patrimonio Mundial. La Catedral de Burgos, el conjunto histórico-natural de Las Médulas en El Bierzo, o los madrileños Monasterio de El Escorial y el paisaje cultural de Aranjuez figuran en esta privilegiada lista que, sin embargo, no recoge ninguna referencia en la capital.

Algo que lleva intentando desde el año 1992 y que podría conseguir en menos de un mes. Fue en esa fecha, el año de las Olimpiadas, cuando la ciudad de Madrid intentó por primera vez que el eje del Prado y Recoletos y el parque del Retiro entraran en la Lista de la Unesco, un «anhelo» que se sabrá si se convierte en realidad el mes de julio.

Cuenta atrás para saber si el eje Prado-Retiro se convierte en Patrimonio Mundial 1
Imagen: Comunidad de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid va a defender la candidatura en sus términos originales a pesar de que un informe no vinculante del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), una organización asociada a la Unesco, cuestiona la idoneidad de que concurran conjuntamente el eje del Paseo del Prado y Recoletos y el parque del Retiro, según ha explicado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

Madrid sostendrá que hay una «unidad» entre el emblemático eje y el también simbólico jardín con la candidatura ‘Paisaje de la luz‘, promovida por el Consistorio y la Comunidad de Madrid con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte, y que aspira a entrar a la lista de Patrimonio de la Unesco en la categoría de Paisaje Cultural.

“Somos razonablemente optimistas”, ha indicado Almeida, quien, tras agradecer al embajador de España ante la UNESCO su presencia en la ciudad durante estos días, ha explicado que el informe emitido por este organismo “concluye que en el paseo del Prado se dan los valores necesarios para poder ser declarado Patrimonio Mundial, que son excepcionalidad y singularidad”.

El alcalde ha señalado que este paisaje “resume lo mejor de nuestra historia y todo aquello sobre lo que queremos proyectar el mejor de los futuros para la ciudad de Madrid y para los madrileños”, por eso el Ayuntamiento puede defender esta candidatura, aunque sea “arriesgada y también profundamente meditada”, porque “resume un espacio de naturaleza dentro de un entorno urbano”. 

Años de intentos

El primer intento de Madrid para conseguir esta declaración de Patrimonio Mundial se remonta, como decimos, a 1992, cuando la ciudad fue elegida capital cultural de Europa, y después también lo intentó Ana Botella en 2014 cuando ostentaba el bastón de mando del Palacio de Cibeles. Más tarde se volvió a intentar -con alguna diferencia respecto a la etapa de Botella- durante el mandato de Manuela Carmena.

La candidatura llevó entonces el nombre ‘El Paseo del Prado y El Buen Retiro, Paisaje de las Artes y de las Ciencias‘, fue aprobada por el Consejo de Patrimonio Histórico en abril de 2018 y se presentó ante la Unesco en 2019.

Los inspectores de la Unesco visitaron la ciudad en noviembre de 2019, ya con el Gobierno de coalición de PP y Ciudadanos gobernando en la capital, y estaba previsto que se conociera el fallo final en junio de 2020 pero llegó la pandemia del coronavirus y los plazos se retrasaron, por lo que será el próximo mes de julio cuando se sepa si la candidatura madrileña entra en la Lista de Patrimonio Mundial. Hasta entonces, quedan semanas «clave» con un trabajo «decisivo» para defender y explicar la candidatura en el plano diplomático.

Cuenta atrás para saber si el eje Prado-Retiro se convierte en Patrimonio Mundial 2
Imagen: Comunidad de Madrid

Para empezar, este martes el alcalde José Luis Martínez-Almeida ha presentado la candidatura ante el embajador de España ante la Unesco, Juan Andrés Perelló, y las instituciones implicadas en un acto en el auditorio del Museo del Prado.

El entorno

El bien que aspira a ser declarado Patrimonio de la Humanidad incluye el paseo del Prado entre Cibeles y la plaza del Emperador Carlos V, en Atocha, además del parque del Retiro y el barrio de los Jerónimos.

Cuenta atrás para saber si el eje Prado-Retiro se convierte en Patrimonio Mundial 3
Imagen: Comunidad de Madrid

En total son 190 hectáreas -de las cuales el 75 por ciento son espacios verdes– en las que se encuentran infinidad de instituciones, desde la sede del Ayuntamiento de Madrid y la del Banco de España hasta la Bolsa o el Cuartel General de la Armada, pasando por diferentes ministerios y hoteles como el Palace y el Ritz.

La Casa de América, el Museo Thyssen-Bornemisza, el Museo Naval, el Museo del Prado, el Museo de Artes Decorativas, la Real Academia Española de la Lengua, el Real Jardín Botánico, el Real Observatorio Astronómico, el Museo Nacional de Antropología, CaixaForum y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, entre otros, también se erigen en esta área.

A ese plantel de instituciones se suman monumentos como la Puerta de Alcalá, las fuentes de Cibeles, Apolo y Neptuno, la de la Alcachofa, el Obelisco a los Caídos o el monumento en el estanque del Retiro.

La candidatura defiende que este paisaje tiene un valor excepcional porque el Prado «constituye el primer paseo arbolado dentro de una capital europea, creado en el siglo XVI para ofrecer a los habitantes de Madrid un ámbito espacial que propicie el ocio y descanso en un entorno arbolado».

También constituye un modelo de intervención urbanística «que aúna naturaleza y ciencia como motor de transformación de la sociedad».

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS