/ 25 julio 2021

Flexible, descentralizado y digital: así es el trabajo del futuro

Flexible, descentralizado y digital: así es el trabajo del futuro

Según el informe ‘Flexibility at Work- Abrazando el cambio’ presentado por la empresa de recursos humanos Randstad, uno de cada siete trabajadores perderá su trabajo actual a nivel global.

El estudio destaca que uno de los principales retos de la economía es la automatización de la producción, un hecho que influiría de forma decisiva en la eliminación de puestos de trabajos por la incursión de las tecnologías. En el caso de España, el 52% de los puestos de trabajo actuales corren el riesgo de automatizarse parcial o temporalmente durante la próxima década.

Flexible, descentralizado y digital: así es el trabajo del futuro 1

Pero no todo son malas noticias. El Foro Económico Mundial predice que en 2022 se crearán 133 millones de trabajos nuevos, fruto de la división del trabajo entre personas, ordenadores y algoritmos. Estos trabajos emergentes estarán mejor remunerados y serán menos repetitivos que los que sustituyen, pero sus profesionales necesitarán nuevas competencias para realizarlos.

Aparte de las habilidades tecnológicas necesarias para la transformación digital que se ha acelerado por la pandemia, se estipula que en 2030 algunas de las competencias que más se demandan sean blandas. Entre ese tipo de competencias destacaría el pensamiento crítico, la creatividad y la inteligencia emocional.

Flexible, descentralizado y digital: así es el trabajo del futuro 2

La pandemia ha generado un cambio en el mundo laboral, dejando abierta la nueva posibilidad de un futuro modelo laboral; el teletrabajo. La adaptación y flexibilidad que permite este modelo es una tendencia que no desaparecerá tras la crisis.

Este hecho además puede provocar una solución para los entornos rurales ya que si mejora la conexión a internet y el trabajo dejar de depender de ubicación física podría provocarse un desplazamiento de la ciudad a estas zonas.

Por otro lado, el informe Randstad señala que el trabajo también tendrá una tendencia a la flexibilidad. Cada vez serán más frecuentes los contractos bajo demanda o por agencia.

En la mayoría de los países de ingresos altos, entre el 5% y el 25% de todos los trabajadores tienen contratos temporales. Un tipo de contratación que ofrece ventajas tanto al empresario como al trabajador, y a menudo facilitan relaciones laborales que no habrían sido posibles de otro modo. En concreto, permiten a las empresas ajustar rápidamente el tamaño y la composición de su plantilla en función de las necesidades, en especial en una situación tan cambiante como la actual, mientras que para el profesional le supone enriquecer su experiencia laboral y servir de eficaz puente hacia el empleo indefinido.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS