/ 21 enero 2022
2.5 C
Madrid
/ 21 enero 2022

Penas de hasta 9 años para los Dominican Don’t Play del crimen de Guadalix

Penas de hasta 9 años para los Dominican Don’t Play del crimen de Guadalix

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a nueve años de cárcel a «Nene», líder de los Dominican Don’t Play (DDP) de Alcobendas, y a siete años y medio a otros cinco integrantes de la banda por el crimen de un joven de 18 años en las fiestas de San Agustín de Guadalix en 2017.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el tribunal impone las penas acordadas por la fiscal y las defensas tras la confesión de los condenados en la última sesión del juicio así como una indemnización conjunta de 100.000 euros a los padres de la víctima y el pago individual de 3.000 euros en concepto de reparación de daños.

La representante del Ministerio Público había rebajado previamente su petición de 22 a 9 años para «Nene» y de 20 a 7 años y medio para el resto, a quienes un jurado popular declaró culpables por unanimidad de sendos delitos de homicidio y pertenencia a organización criminal.

Por el contrario, consideraron inocente a un séptimo acusado por no haberse probado su implicación en el crimen y al que la fiscal y la acusación no atribuían la pertenencia a los DDP.

Una «revancha»

La sentencia señala, como reconocieron los seis condenados, que acudieron armados al recinto ferial de San Agustín del Guadalix «a efectos de revancha» contra un grupo de jóvenes tras un enfrentamiento previo con un amigo de la víctima y «asumiendo la posibilidad de poder acabar con la vida de alguno de ellos».

Una vez allí se produjo una trifulca entre los dos grupos durante la cual golpearon en la cabeza al joven y, acto seguido, «Panda«, el autor confeso del crimen, le asestó una puñalada en el corazón tras recibir la orden a través de una señal con la mirada de «Nene».

El tribunal también considera probado que, con base en la confesión, los condenados integraban el «coro» o grupo de Alcobendas de los DDP.

Según detalla la sentencia, «Nene» era el «soberano» o líder del grupo, «Dom Blacki» ocupaba un cargo de directivo y el resto eran «soldados» en la escala básica dentro de la banda. 

LO MÁS LEÍDO

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a nueve años de cárcel a «Nene», líder de los Dominican Don’t Play (DDP) de Alcobendas, y a siete años y medio a otros cinco integrantes de la banda por el crimen de un joven de 18 años en las fiestas de San Agustín de Guadalix en 2017.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el tribunal impone las penas acordadas por la fiscal y las defensas tras la confesión de los condenados en la última sesión del juicio así como una indemnización conjunta de 100.000 euros a los padres de la víctima y el pago individual de 3.000 euros en concepto de reparación de daños.

La representante del Ministerio Público había rebajado previamente su petición de 22 a 9 años para «Nene» y de 20 a 7 años y medio para el resto, a quienes un jurado popular declaró culpables por unanimidad de sendos delitos de homicidio y pertenencia a organización criminal.

Por el contrario, consideraron inocente a un séptimo acusado por no haberse probado su implicación en el crimen y al que la fiscal y la acusación no atribuían la pertenencia a los DDP.

Una «revancha»

La sentencia señala, como reconocieron los seis condenados, que acudieron armados al recinto ferial de San Agustín del Guadalix «a efectos de revancha» contra un grupo de jóvenes tras un enfrentamiento previo con un amigo de la víctima y «asumiendo la posibilidad de poder acabar con la vida de alguno de ellos».

Una vez allí se produjo una trifulca entre los dos grupos durante la cual golpearon en la cabeza al joven y, acto seguido, «Panda«, el autor confeso del crimen, le asestó una puñalada en el corazón tras recibir la orden a través de una señal con la mirada de «Nene».

El tribunal también considera probado que, con base en la confesión, los condenados integraban el «coro» o grupo de Alcobendas de los DDP.

Según detalla la sentencia, «Nene» era el «soberano» o líder del grupo, «Dom Blacki» ocupaba un cargo de directivo y el resto eran «soldados» en la escala básica dentro de la banda. 

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a nueve años de cárcel a «Nene», líder de los Dominican Don’t Play (DDP) de Alcobendas, y a siete años y medio a otros cinco integrantes de la banda por el crimen de un joven de 18 años en las fiestas de San Agustín de Guadalix en 2017.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el tribunal impone las penas acordadas por la fiscal y las defensas tras la confesión de los condenados en la última sesión del juicio así como una indemnización conjunta de 100.000 euros a los padres de la víctima y el pago individual de 3.000 euros en concepto de reparación de daños.

La representante del Ministerio Público había rebajado previamente su petición de 22 a 9 años para «Nene» y de 20 a 7 años y medio para el resto, a quienes un jurado popular declaró culpables por unanimidad de sendos delitos de homicidio y pertenencia a organización criminal.

Por el contrario, consideraron inocente a un séptimo acusado por no haberse probado su implicación en el crimen y al que la fiscal y la acusación no atribuían la pertenencia a los DDP.

Una «revancha»

La sentencia señala, como reconocieron los seis condenados, que acudieron armados al recinto ferial de San Agustín del Guadalix «a efectos de revancha» contra un grupo de jóvenes tras un enfrentamiento previo con un amigo de la víctima y «asumiendo la posibilidad de poder acabar con la vida de alguno de ellos».

Una vez allí se produjo una trifulca entre los dos grupos durante la cual golpearon en la cabeza al joven y, acto seguido, «Panda«, el autor confeso del crimen, le asestó una puñalada en el corazón tras recibir la orden a través de una señal con la mirada de «Nene».

El tribunal también considera probado que, con base en la confesión, los condenados integraban el «coro» o grupo de Alcobendas de los DDP.

Según detalla la sentencia, «Nene» era el «soberano» o líder del grupo, «Dom Blacki» ocupaba un cargo de directivo y el resto eran «soldados» en la escala básica dentro de la banda. 

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO