/ 23 septiembre 2021

La Unidad Canina de Arroyomolinos sanciona 54 veces el primer mes

La Unidad Canina de Arroyomolinos sanciona 54 veces el primer mes

La nueva Unidad Canina de la Policía Local de Arroyomolinos, que entró en servicio el junio pasado tras la obtención de los dos agentes que la componen, la formación completa como Guías Caninos, ha realizado ya 54 propuestas de sanción en un mes, por tenencia de sustancias estupefacientes.

«Es decir, el balance arroja una media de, prácticamente, dos incautaciones diarias desde que la Unidad Canina vigila por las calles de Arroyomolinos«, han destacado desde el Ayuntamiento, donde celebran el balance tan «positivo» que ha tenido esta nueva unidad en su primer mes de funcionamiento.

En diciembre pasado, el Consistorio avanzó que la Policía Local iba a recuperar su Unidad Canina tras la incorporación de dos perros, de la raza Pastor Belga Malinois, junto a dos agentes municipales, coordinados por el anterior guía canino, que debían someterse a un curso de formación especial.

Tras varios meses de formación como Guías Caninos, los dos agentes iniciaron a mediados de junio su servicio en esta nueva Unidad, acompañados de los dos perros, que llevan ya viviendo en la casa de sus guías desde hace más de seis meses, realizando tareas de vínculo, socialización y adaptación.

Eros y Ura, los perros

Los perros son Heros, un macho de apenas un año y que fue adoptado a través de la protectora ‘DogHorseCity’, y Ura, una hembra de un año y medio de edad, la cual ha sido cedida desinteresadamente por un adiestrador profesional. «Con la recuperación de esta Unidad Canina damos respuesta a las necesidades que plantea la sociedad en materia de seguridad pública, además de seguir avanzando en la profesionalización de nuestros agentes para prestar un servicio cada vez más eficiente», ha señalado la alcaldesa, Ana Millán (PP).

Millán ha recordado que, desde el año 2008 y hasta el año 2015, la Policía Local contó con esta Unidad Canina, que estuvo compuesta por un agente y un perro especializado en la detección de sustancias estupefacientes, aunque con «la jubilación» del animal se dio por clausurada la unidad.

«Ahora apostamos nuevamente por aprovechar las cualidades, tan valiosas y versátiles de los perros detectores de drogas, por lo que ya hemos iniciado los primeros pasos para recuperar esta unidad especializada en nuestra Policía Local», ha añadido Millán

La recuperación de estos binomios, agente-perro, tendrá una doble función: una preventiva, como recurso disuasorio frente a posibles actos delictivos; y, por otro lado, una función operativa, en labores de detección de sustancias estupefacientes

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS