/ 17 septiembre 2021

Diego García: «El atletismo nos enseña valores que son esenciales para la vida»

Diego García: «El atletismo nos enseña valores que son esenciales para la vida»

Diego García es un atleta madrileño que ha representado a España en la prueba de 20 kilómetros marcha en los Juegos Olímpicos de Tokyo. El medallista de plata en los Europeos de Berlín, ha logrado un sexto puesto en las Olimpiadas de 2021 con 31ºC y el 63% de humedad. Allí, aguantó a los japoneses Yamanishi e Ikeda y al italiano Stano hasta el kilómetro 18, a tan solo dos del final. Con el paso del tiempo valora su diploma como algo muy positivo y, desde su descanso, nos ha explicado qué ha significado por él ser un madrileño olímpico de éxito.

¿Cómo ha vivido su adaptación a Tokyo para los Juegos? ¿Ha sido el Covid-19 un factor importante?

Sí. La adaptación sobre todo la que nosotros nos preocupamos más y que nos costó más, más allá de la cultural fue la del clima. Como hacemos pruebas de fondo en las que el clima es tan importante, tuvimos que estar varias semanas antes preparando lo que nos íbamos a encontrar. Principalmente se trataba de una situación de bastante calor y muchísima humedad, que es algo que, en España, por desgracia, no tenemos.

Luego, es cierto que el hecho de que fueran los Juegos Olímpicos en estas condiciones de Covid, no nos permitió ver absolutamente nada del país y tuvimos muchas limitaciones en cada lugar que visitábamos. Esta situación tan diferente a lo habitual ha tenido gran peso a nivel psicológico durante la prueba. Pero todo esto, creo, fue secundario, porque siempre tuve claro que había que estar pensando en lo positivo, en que se celebraban los Juegos a pesar de la situación, y no en lo negativo de celebrar unos Juegos un poco especiales comparados con otras ediciones.

¿De qué forma ha preparado los Juegos Olímpicos durante el confinamiento y esta época tan convulsa? ¿Ha sido más complicado que en otras ocasiones para otras competiciones?

Sí, fue muy complicado, pero afortunadamente los dos meses de confinamiento que tuvimos nosotros en los meses tan duros en Madrid, ya quedaron bastante atrás. Estamos hablando de marzo a mayo de 2020. Si los Juegos se hubieran celebrado en 2020 habríamos llegado mucho más limitados, pero hemos tenido el periodo de 2021, toda la temporada. Esto hizo que el confinamiento fuera algo negativo más de lo que aprender, porque por desgracia, muchas veces aprendemos más de lo negativo que de lo positivo.

Sobre lo del confinamiento, muchas veces vamos encontrando en la vida situaciones que no podemos evitar y que nos pueden privar de nuestros objetivos. Por tanto, cuando sí podemos cumplir, cuando esté en nuestra mano, hay que aprovecharlo porque la vida son dos días y, como digo muchas veces, no hay una segunda oportunidad.

Diego García: «El atletismo nos enseña valores que son esenciales para la vida» 1

Ha quedado en sexta posición en la prueba de 20 kilómetros marcha en las olimpiadas de Tokyo, ¿Cómo valora este resultado?

Pues ahora, después de haber pasado los días, lo valoro de una manera más positiva que negativa sobre todo porque, primero, ya el hecho de ir a los Juegos Olímpicos es un sueño de toda una vida, que durante mucho tiempo pensé que era prácticamente imposible, y luego, además, un diploma al final es un puesto de honor. Solo es para ocho en todo el mundo, son del cuarto al octavo, después de las tres medallas, y yo, como siempre he tenido además muchas dificultades para competir bien en condiciones de calor y humedad y, aún así, al haber podido rendir de una forma buena, y habiendo sido competitivo hasta el final, es algo muy positivo.

Sí que es cierto, que en el momento de acabar la carrera, después de haber tenido la medalla tan cerca y haberla sentido como posible, te da rabia no poder llevártela. Un poco por la sensación tan dramática de que nunca sabes si vas a tener otra oportunidad tan cercana de llevártela. Creo que puedo estar orgulloso con lo que hemos hecho hasta ahora.

Un diploma olímpico es un buen punto de partida porque son mis primeros Juegos, y con esta experiencia soy más fuerte de cara a los mundiales que llegarán el año que viene y el siguiente, y sobre todo de cara a los próximos Juegos Olímpicos que tendremos aquí cerca, en París.

El ganador de la prueba fue el italiano Stano, Álvaro Martín quedó cuarto y segundo y tercero fueron los japoneses Ikeda y Yamanishi. ¿Cómo ha sido enfrentarse a estos deportistas?

Al final son rivales muy duros, porque son algunos de los mejores marchadores del mundo, pero esto era algo con lo que yo contaba. La prueba de 20 kilómetros marcha es cada vez más global y estamos unos doce atletas a nivel mundial con posibilidades de conseguir las medallas, o que, durante este ciclo olímpico, en las carreras a nivel mundial nos hemos llevado las medallas en algún momento.

Igual, ha habido otros atletas que eran favoritos y que hemos conseguido vencerlos, como puedan ser por ejemplo el sueco Perseus Karlstrom, con el que hemos luchado toda la temporada y que quedó noveno; el que fue campeón del mundo, el colombiano Eider Arévalo, que tampoco pudo demostrar su mejor nivel y bueno, muchos otros.

En el caso de los que has mencionado les salió el día, más de lo que me salió a mí. Al final, son rivales a los que hay que respetar y tener en cuenta siempre, y la realidad es que ninguno fue una sorpresa. Estos estaban fichados y vigilados, lo que pasa es que ganaron. Hay veces que no se puede ser el mejor y en este caso me ganaron cinco.

« Si la situación sigue así, España puede conseguir pronto una medalla, y no solo de bronce»

Desde Paquillo Fernández, plata en Atenas 2004, hace 17 años que ningún español alcanza el podio olímpico. ¿Cómo valora esta situación? ¿Cuándo cree que lograremos alcanzar esta meta?

Creo que después de este año han quedado patentes dos cosas. En primer lugar, que las medallas en marcha son muy difíciles. Como hemos conseguido tantas a lo largo de la historia podemos pensar que son algo asequible y no lo son para nada. El nivel a nivel mundial es altísimo y, por desgracia para nosotros cada vez más. Pero yo creo que también hemos demostrado que estamos ahí. Hemos quedado cuarto y sexto en 20 kilómetros marcha chicos, cuarta en 20 kilómetros marcha chicas y cuarto también en 50 kilómetros marcha chicos, o sea que claramente hemos dado al palo, al larguero y a todos los lados. Las medallas con un poquito más de suerte, por activa o por pasiva hubieran llegado para España.

Yo creo que, si seguimos trabajando en esta línea, al final, para los que estamos ahí siempre, en algún momento la suerte nos sonreirá. En este sentido, si conseguimos estar ahí el día que tengamos un poquito más de suerte la medalla caerá para España, Puede ser incluso de otro color, no solo de bronce. Ya te digo, si la situación sigue como hasta ahora es cuestión de tiempo que llegue una medalla así.

Diego García: «El atletismo nos enseña valores que son esenciales para la vida» 2

Es curioso que comparta profesiones como la de trombonista y atleta. Además, estudia un Máster en Producción Discográfica, ha estudiado ADE y una maestría en mercados financieros. ¿Cómo consigue mantenerse en forma a un nivel de élite y alcanzar un sexto puesto en las olimpiadas con tanta actividad?

Para mí es una parte muy importante el hecho de poder desconectar del deporte de alguna manera. Tengo la suerte de que mi deporte, aunque requiere muchísima implicación en todos los sentidos, sí que te libera algunas horas al día. Por ejemplo, nosotros tardamos dos horas en hacer 25 kilómetros, así que después de ese tiempo ya no tenemos nada que hacer. Por eso yo aprovecho todos esos huecos con otras cosas que me aporten, como los estudios. Siempre tuve claro que tiene que ser lo que blinde mis posibilidades laborales de cara al futuro. No puedes dejar toda la leña en el campo de la marcha.

Yo creo que me ha venido muy bien. Por una parte era mi obligación, y por otra, me ha venido bien para desconectar de la parte deportiva. Para no obsesionarme demasiado. También para relativizarlo y darle la importancia que tiene y equilibrarme mentalmente. Yo creo que cada vez más, todos los deportistas entienden la vida de esta manera, no nos arriesgamos tanto por el deporte, porque al final esto puede llevarte a una lesión o te pueden salir mal las cosas, porque el entrenamiento no garantiza un gran resultado, por desgracia.

Lo que sí voy a hacer en el futuro es seguir formándome. No he terminado todavía el Master de Producción Discográfica, pero espero que el año que viene ya pueda terminarlo y, además es una disciplina muy complicada para mí, que ha sido más difícil que las anteriores que he estudiado en la misma línea, como la carrera de ADE.

«La cantera es lo que garantiza el futuro del atletismo y en Madrid la hay»

¿En qué situación se encuentra el atletismo madrileño?

Ahora estamos en buen momento. Yo mismo estoy muy contento por haber conseguido un sexto puesto siendo madrileño y para que todos los madrileños se sientan partícipes de ello. Y luego hay muchísimos atletas, algunos debutantes en los Juegos Olímpicos como Lucía Rodríguez o Pablo Sánchez Valladares.

Uno de los grandes estandartes del atletismo de Madrid, que es Fernando Carro no lo pudo demostrar en los Juegos, pero al final, es lo que tiene el deporte. Ya llegará el día en el que pueda demostrar su gran nivel. Luego también vino Julio Arenas, estuvo también Aauri Bokesa, que está en una forma fantástica. Después de bastantes años está superando marcas personales y demás.

Todo esto, a los atletas que somos más jóvenes nos da mucha esperanza porque quiere decir que siempre puedes seguir mejorando en tu carrera deportiva si entrenas. Lo que ocurre es que yo creo que no hay que quedarse aquí, creo que hay que intentar llegar a más y tengo esperanza de cara al futuro porque lo que sí que veo es que hay mucha más cantera ahora que cuando yo empecé. Al final eso es lo que garantiza el futuro.

Hay que seguir cuidando el atletismo porque es un deporte maravilloso y que, independientemente de lo que le pueda dar al espectador en la tele, nos da a todos los que participamos, una serie de valores que son esenciales para la vida. Se lo recomiendo a todo el mundo, independientemente de quien gane medallas o no las gane. Así que, trabajaremos por que esto siga siendo así. Yo siempre estoy dispuesto a poner mi granito de arena y el atletismo es parte de mi vida.

¿Cómo valora el apoyo que ofrecen las instituciones en Madrid a los deportistas?

Creo que en Madrid tenemos un sistema de apoyo a deportistas consolidado, que es cierto que no es el mejor que hay en España. Ahora mismo hay otras Comunidades Autónomas que lo apoyan más, pero sí que en Madrid hemos tenido una estabilidad que ha durado desde siempre.

Eso es una cosa que hay que valorar y que agradecer. Aunque hayamos tenido crisis o momentos peores, con menos presupuesto, no se ha dejado de apoyar al deporte. Creo que deberíamos dar un paso más, ver que es lo que están haciendo otras comunidades, que están apostando más fuerte por el deporte y, ver si de alguna manera, nos podemos ir acercando poquito a poco.

Pero a mí, como digo, me gusta la línea que sigue la Comunidad de Madrid, que asume inversiones que ayudan mucho y que no están restringidas simplemente a las modas que como vienen se van. Hay que mencionar a la Fundación Madrid por el Deporte, porque es la que nos apoya directamente.

Ha ganado el Campeonato de España y el prestigioso Gran Premio Internacional Cantones de A Coruña. Ha sido 3º en la Copa de Europa de Podebrady, tiene la 10ª marca mundial del año, y ahora sexto en las Olimpiadas. ¿Cuáles son sus próximos retos?

La verdad es que el año que viene es un año muy cargado de objetivos. En ese sentido me motiva bastante. Tenemos el mundial absoluto en Eugene, en Oregón, en Estados Unidos, que es una ciudad que me trae muy buenos recuerdos porque gané allí una medalla de plata en el mundial junior. Luego además, tenemos el mundial por equipos en Omán, un país que no pensé que fuera a pisar y fíjate lo que tiene el atletismo. Al final de la temporada tendremos el Europeo en Múnich.

Va a ser una temporada cargada de objetivos, y a mí que me gusta competir, así que tendré muchas oportunidades. A ver qué temporada tenemos. Además, con el subidón de los Juegos Olímpicos se puede confiar en conseguir todo y ojalá salgan bien las cosas.

¿Irá Diego García a los próximos Juegos Olímpicos?

Sí, claro. Tengo 25 años ahora mismo, por mi parte lo vamos a intentar seguro. Espero tener un poquito de suerte, sobre todo en el terreno de las lesiones y pienso en los rivales que me puedan dejar fuera, pero confío, porque lo normal es que siga mejorando. Quedan sólo tres años y, aunque el futuro es impredecible, es menos impredecible en tres años que en cuatro.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS