/ 20 octubre 2021

‘Plazox’, una nueva forma de fraccionar las compras en el comercio minorista

‘Plazox’, una nueva forma de fraccionar las compras en el comercio minorista

BBVA se ha adherido a una nueva solución de la banca, denominada ‘Plazox’, que facilita a comercios físicos y virtuales que sus clientes fraccionen el pago de sus compras en el momento en que se realiza la operación.

Este servicio está pensado para ayudar a los comercios a impulsar las ventas sin que tengan que asumir los posibles riesgos vinculados a la financiación, ya que cobrarán los importes de las ventas de la misma manera que el resto de las compras pagadas con tarjeta. Además, permite al comprador la flexibilización de sus pagos sin papeleos, de manera sencilla y con total seguridad.

BBVA se ha sumado al servicio Plazox, con el objetivo de poner al alcance de los comercios, y también de los particulares, una nueva opción para el fraccionamiento del pago de las compras que se realicen tanto de manera física como ‘online’.

Proceso de pago con ‘Plazox’

Esta innovadora solución permite a los comercios ofrecer facilidades a los clientes que realicen compras de importes elevados a través de un sencillo proceso. Cuando el comprador -que previamente tendrá activado Plazox en su tarjeta de crédito personal-, teclee su PIN en el Terminal de Punto de Venta (TPV) físico o haya introducido los datos de su tarjeta si la compra es ‘online’, debe decidir si quiere fraccionar o no la compra.

En el caso de que elija la financiación, a través de esa solución se informará de que puede optar a aplazar los pagos en 3, 6, 9 o 12 meses, siempre que el importe de cada pago mensual no sea inferior a 20 euros. Además, el cliente del comercio podrá ver en todo momento el importe total de la compra, así como el número de plazos y el importe por plazo, según haya seleccionado el comprador.

El comercio podrá ofrecer el fraccionamiento de cualquier tipo de compra por un importe mínimo de entre 60 y 100 euros (dependiendo del sector) y cuyo límite máximo será el que el cliente del comercio tenga establecido en su tarjeta.

Durante el proceso de pago, y al igual que se produce cuando se paga con tarjeta, el comercio adherido a Plazox recibe el importe total de la venta como el resto de cobros no aplazados, y según las condiciones acordadas con su entidad.

Esta solución, disponible para los comercios clientes de BBVA, es totalmente gratuita y no requiere de ningún tipo de desarrollo, solo tener un TPV físico o virtual con el servicio Plazox activado.

Además de las ventajas que Plazox ofrece a los comercios para impulsar las ventas, este servicio facilita a los clientes de BBVA con tarjeta de crédito Aqua y después, el aplazamiento del pago de las compras realizadas en cualquier TPV que disponga de este servicio.

Otras formas de fraccionar los pagos a través de la web y la ‘app’ de BBVA

Además, BBVA, con el objetivo de dar facilidades a los clientes para el pago de sus recibos o compras, ofrece a través de la web y de la aplicación móvil, la posibilidad de fraccionar las compras superiores a 50 euros, realizadas con tarjeta de crédito, así como otros pagos efectuados en la cuenta corriente como los impuestos pagados, algunos recibos y transferencias de más de 300 euros.

De forma sencilla, el cliente selecciona el pago que quiere fraccionar -con un máximo de 90 días de antigüedad para la financiación de pagos realizaos contra la cuenta corriente y 30 días para los realizados con tarjeta de crédito. El cliente puede simular la cantidad resultante a pagar, los intereses o comisiones que aplican en función de las distintas opciones de plazo y elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS