/ 27 enero 2022
3.1 C
Madrid
/ 27 enero 2022

Volvamos a la normalidad, prevenir antes que curar

Volvamos a la normalidad, prevenir antes que curar

Ayer fue el día mundial contra el Cáncer de Mama, contra el tumor más frecuente detectado en la mujer y que supone el 29,2 % en la región en 2020, según el Registro de Tumores de Madrid. 

Ayer fue un día de gran movilización y sensibilización ante un Cáncer que se ha llevado a muchas de nuestras madres, abuelas, amigas o familiares, ayer fue un día para recordar y para reflexionar si nos cuidamos, si nos hacemos las pruebas oportunas o si nos palpamos para ser nosotras mismas las primeras en dar una alerta si algo no va bien.

Por ello hoy es el día para recordar que sólo la prevención nos permitirá llegar a tiempo, a detectar en sus primeras fases un bulto maligno que pueda llegar a ser un tumor y atajar a tiempo una patología que tiene una gran supervivencia en nuestros días, pero depende de los 365 días del año, incluido el día mundial. No olvidemos las revisiones, los cribados, las cartas que nos llegan para invitarnos a pasar una prueba que nos puede salvar la vida. 

Hoy es el “día después de” y con ello quiero agradecer que como sociedad hayamos evolucionado tanto que el estigma del cáncer ya no está con nosotros. Mi madre falleció por culpa de un cáncer de mama en los años noventa y recuerdo que algunos vecinos nos miraban, a sus tres hijos adolescentes, con ojos de rechazo, incredulidad o asombro, no puedo describir cuales eran los sentimientos que nos generaron, tampoco puedo creer la reacción que aquellos vecinos nos trasmitían, pero existía un verdadero estigma ante la enfermedad. Afortunadamente tenemos una sociedad muchísimo más sensible y volcada a la generosidad con todos los pacientes de este y de cualquier otro cáncer y por ello aplaudo la gran movilización que cada 19 de octubre se produce. 

Quizás ha sido la pandemia, la que como nos predijeron, nos haya fortalecido como sociedad, como equipo, como conjunto de personas que nos preocupamos los unos por los otros, quizá haya sido el confinamiento el que nos haya obligado a mirar a los vecinos con otros ojos, con los ojos de una persona cercana que nos puede ayudar, animar y aplaudir en los momentos más difíciles de nuestra vida. 

Pero ya podemos ir pensando en volver a la normalidad y los datos son 132.088 mujeres dentro del programa de cribado en este año 2021, este año de postpandemia, este año en el que debemos volver a ir a los hospitales, con precaución, pero sin miedo, para hacernos la mamografía que nos alertará de nuestra salud. 

La prevención es la mejor solución. 

LO MÁS LEÍDO

Ayer fue el día mundial contra el Cáncer de Mama, contra el tumor más frecuente detectado en la mujer y que supone el 29,2 % en la región en 2020, según el Registro de Tumores de Madrid. 

Ayer fue un día de gran movilización y sensibilización ante un Cáncer que se ha llevado a muchas de nuestras madres, abuelas, amigas o familiares, ayer fue un día para recordar y para reflexionar si nos cuidamos, si nos hacemos las pruebas oportunas o si nos palpamos para ser nosotras mismas las primeras en dar una alerta si algo no va bien.

Por ello hoy es el día para recordar que sólo la prevención nos permitirá llegar a tiempo, a detectar en sus primeras fases un bulto maligno que pueda llegar a ser un tumor y atajar a tiempo una patología que tiene una gran supervivencia en nuestros días, pero depende de los 365 días del año, incluido el día mundial. No olvidemos las revisiones, los cribados, las cartas que nos llegan para invitarnos a pasar una prueba que nos puede salvar la vida. 

Hoy es el “día después de” y con ello quiero agradecer que como sociedad hayamos evolucionado tanto que el estigma del cáncer ya no está con nosotros. Mi madre falleció por culpa de un cáncer de mama en los años noventa y recuerdo que algunos vecinos nos miraban, a sus tres hijos adolescentes, con ojos de rechazo, incredulidad o asombro, no puedo describir cuales eran los sentimientos que nos generaron, tampoco puedo creer la reacción que aquellos vecinos nos trasmitían, pero existía un verdadero estigma ante la enfermedad. Afortunadamente tenemos una sociedad muchísimo más sensible y volcada a la generosidad con todos los pacientes de este y de cualquier otro cáncer y por ello aplaudo la gran movilización que cada 19 de octubre se produce. 

Quizás ha sido la pandemia, la que como nos predijeron, nos haya fortalecido como sociedad, como equipo, como conjunto de personas que nos preocupamos los unos por los otros, quizá haya sido el confinamiento el que nos haya obligado a mirar a los vecinos con otros ojos, con los ojos de una persona cercana que nos puede ayudar, animar y aplaudir en los momentos más difíciles de nuestra vida. 

Pero ya podemos ir pensando en volver a la normalidad y los datos son 132.088 mujeres dentro del programa de cribado en este año 2021, este año de postpandemia, este año en el que debemos volver a ir a los hospitales, con precaución, pero sin miedo, para hacernos la mamografía que nos alertará de nuestra salud. 

La prevención es la mejor solución. 

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ayer fue el día mundial contra el Cáncer de Mama, contra el tumor más frecuente detectado en la mujer y que supone el 29,2 % en la región en 2020, según el Registro de Tumores de Madrid. 

Ayer fue un día de gran movilización y sensibilización ante un Cáncer que se ha llevado a muchas de nuestras madres, abuelas, amigas o familiares, ayer fue un día para recordar y para reflexionar si nos cuidamos, si nos hacemos las pruebas oportunas o si nos palpamos para ser nosotras mismas las primeras en dar una alerta si algo no va bien.

Por ello hoy es el día para recordar que sólo la prevención nos permitirá llegar a tiempo, a detectar en sus primeras fases un bulto maligno que pueda llegar a ser un tumor y atajar a tiempo una patología que tiene una gran supervivencia en nuestros días, pero depende de los 365 días del año, incluido el día mundial. No olvidemos las revisiones, los cribados, las cartas que nos llegan para invitarnos a pasar una prueba que nos puede salvar la vida. 

Hoy es el “día después de” y con ello quiero agradecer que como sociedad hayamos evolucionado tanto que el estigma del cáncer ya no está con nosotros. Mi madre falleció por culpa de un cáncer de mama en los años noventa y recuerdo que algunos vecinos nos miraban, a sus tres hijos adolescentes, con ojos de rechazo, incredulidad o asombro, no puedo describir cuales eran los sentimientos que nos generaron, tampoco puedo creer la reacción que aquellos vecinos nos trasmitían, pero existía un verdadero estigma ante la enfermedad. Afortunadamente tenemos una sociedad muchísimo más sensible y volcada a la generosidad con todos los pacientes de este y de cualquier otro cáncer y por ello aplaudo la gran movilización que cada 19 de octubre se produce. 

Quizás ha sido la pandemia, la que como nos predijeron, nos haya fortalecido como sociedad, como equipo, como conjunto de personas que nos preocupamos los unos por los otros, quizá haya sido el confinamiento el que nos haya obligado a mirar a los vecinos con otros ojos, con los ojos de una persona cercana que nos puede ayudar, animar y aplaudir en los momentos más difíciles de nuestra vida. 

Pero ya podemos ir pensando en volver a la normalidad y los datos son 132.088 mujeres dentro del programa de cribado en este año 2021, este año de postpandemia, este año en el que debemos volver a ir a los hospitales, con precaución, pero sin miedo, para hacernos la mamografía que nos alertará de nuestra salud. 

La prevención es la mejor solución. 

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO