/ 7 agosto 2022
35.1 C
Madrid
/ 7 agosto 2022

Diez detenidos por robar camiones estacionados en áreas de servicio

Diez detenidos por robar camiones estacionados en áreas de servicio

La Guardia Civil ha detenido a los diez integrantes de una banda, residentes en el poblado madrileño de la Cañada Real, que sustrajo productos valorados en más de un millón de euros en camiones estacionados en áreas de servicio, aprovechando que los conductores se encontraban durmiendo.

La investigación comenzó en agosto cuando el conductor e un camión denunció el robo de su mercancía en un área de servicio de la autovía A-1, en el término municipal de Colmenar Viejo, donde los asaltantes rompieron la lona del convoy mientras él estaba descansando en el interior de la cabina.

Ante esta denuncia, los agentes establecieron un dispositivo discreto de vigilancias estáticas y visualizaron las cámaras de seguridad de la zona, lo que centró las pesquisas en numerosos vehículos.

Áreas de servicio de la periferia de Madrid

Los miembros de la banda se trasladaban en turismos a las áreas seleccionadas, principalmente situadas en la periferia de Madrid y en provincias limítrofes como Cuenca, Guadalajara y Toledo. Una vez en el lugar comprobaban las mercancías que portaban los trailers estacionados, aprovechando el descanso de sus conductores, y sus preferencias eran productos de telefonía, electrodomésticos y conservas.

Después seleccionaban el objetivo y se ponían en contacto con el resto del grupo que accedía al lugar con un camión y procedían al cambio de mercancía.

Ocultaban los efectos sustraídos en un trastero de Madrid, donde contaban con la colaboración de una trabajadora que se encargaba de apagar las cámaras de seguridad cuando ellos realizaban las cargas y descarga y de vigilar los exteriores para evitar que fueran descubiertos por los agentes.

Adquirían camiones pagando en efectivo

Los camiones que utilizaban eran adquiridos a personas que dejaban su actividad laboral. Pagaban en efectivo y no tramitaban el cambio de titularidad con la Dirección General de Tráfico para evitar ser identificados. Además, los camiones y los vehículos eran estacionados en zonas próximas a sus domicilios, situados en la Cañada Real Galiana, donde evitaban cometer robos.

Tras meses de pesquisas, los investigadores detuvieron a los diez integrantes del grupo, tanto al cabecilla como a los autores materiales y sus colaboradores. En los registros los agentes han recuperado material valorado en 55.000 euros, aunque el valor de la mercancía sustraída por este grupo se estima que podría superar el millón de euros.

A los detenidos, que ya han pasado a disposición judicial, se les atribuyen robos en el área de servicio de Colmenar Viejo, Villaviciosa de Odón (Madrid), Tarancón (Cuenca), Illescas y Ocaña (Toledo) y en Algora (Guadalajara).

La Guardia Civil ha detenido a los diez integrantes de una banda, residentes en el poblado madrileño de la Cañada Real, que sustrajo productos valorados en más de un millón de euros en camiones estacionados en áreas de servicio, aprovechando que los conductores se encontraban durmiendo.

La investigación comenzó en agosto cuando el conductor e un camión denunció el robo de su mercancía en un área de servicio de la autovía A-1, en el término municipal de Colmenar Viejo, donde los asaltantes rompieron la lona del convoy mientras él estaba descansando en el interior de la cabina.

Ante esta denuncia, los agentes establecieron un dispositivo discreto de vigilancias estáticas y visualizaron las cámaras de seguridad de la zona, lo que centró las pesquisas en numerosos vehículos.

Áreas de servicio de la periferia de Madrid

Los miembros de la banda se trasladaban en turismos a las áreas seleccionadas, principalmente situadas en la periferia de Madrid y en provincias limítrofes como Cuenca, Guadalajara y Toledo. Una vez en el lugar comprobaban las mercancías que portaban los trailers estacionados, aprovechando el descanso de sus conductores, y sus preferencias eran productos de telefonía, electrodomésticos y conservas.

Después seleccionaban el objetivo y se ponían en contacto con el resto del grupo que accedía al lugar con un camión y procedían al cambio de mercancía.

Ocultaban los efectos sustraídos en un trastero de Madrid, donde contaban con la colaboración de una trabajadora que se encargaba de apagar las cámaras de seguridad cuando ellos realizaban las cargas y descarga y de vigilar los exteriores para evitar que fueran descubiertos por los agentes.

Adquirían camiones pagando en efectivo

Los camiones que utilizaban eran adquiridos a personas que dejaban su actividad laboral. Pagaban en efectivo y no tramitaban el cambio de titularidad con la Dirección General de Tráfico para evitar ser identificados. Además, los camiones y los vehículos eran estacionados en zonas próximas a sus domicilios, situados en la Cañada Real Galiana, donde evitaban cometer robos.

Tras meses de pesquisas, los investigadores detuvieron a los diez integrantes del grupo, tanto al cabecilla como a los autores materiales y sus colaboradores. En los registros los agentes han recuperado material valorado en 55.000 euros, aunque el valor de la mercancía sustraída por este grupo se estima que podría superar el millón de euros.

A los detenidos, que ya han pasado a disposición judicial, se les atribuyen robos en el área de servicio de Colmenar Viejo, Villaviciosa de Odón (Madrid), Tarancón (Cuenca), Illescas y Ocaña (Toledo) y en Algora (Guadalajara).

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO