/ 24 enero 2022
4 C
Madrid
/ 24 enero 2022

Cinco enclaves rurales de la región para ‘desconectar’ en el puente de la Constitución

Cinco enclaves rurales de la región para ‘desconectar’ en el puente de la Constitución

A las puertas de la Navidad y con una oferta cultural y de ocio extensa en la capital, el puente de diciembre nos regala la oportunidad de hacer una escapada rural a esos entornos naturales que tanto echamos de menos. Por su cercanía y su valor turístico y cultural, la Comunidad de Madrid ofrece innumerables opciones para un pequeño viaje que nos permita desconectar.

Pueblos nevados, perfectos para la práctica del esquí, enclaves medievales en valles de montaña y conjuntos históricos y pintorescos, nos esperan durante este largo puente que comienza el viernes 3 de diciembre y termina el miércoles 8 del mismo mes. Por ello, os ofrecemos distintas propuestas para disfrutar de unas fechas en mágicos entornos rurales.

Montejo de la Sierra

Comenzamos nuestra escapada rural en Montejo de Sierra, que nos dará acceso a una de las zonas más interesantes para disfrutar del turismo rural, Sierra del Rincón. A 88 kilómetros de la capital encontramos un pueblo con encanto y rústico en plena naturaleza, que ofrece varios lugares de interés, rutas de senderismo y el característico Hayedo de Montejo, considerado hoy, Reserva de la Biosfera. Además, tenemos muy cerca la estación de esquí y montaña de La Pinilla.

Sin salir del pueblo, encontramos la iglesia dedicada al Apóstol San Pedro, de estilo Barroco y construida entre los siglos XVI y XVII. Aparte de su capilla mayor y su techumbre de artesanado mudéjar y mozárabe, cabe destacar sus pinturas renacentistas en el techo y los dos retablos con que cuenta la nave Norte: uno, el del Cristo Crucificado y el otro, el de la Virgen de los Dolores.

También destaca la Fuente de los Tres Caños, construida en el siglo XIX e inaugurada por Clara Campoamor y la Fuente del Arriero, un pilón de unos cuatro metros cuadrados y 1,5 metros de profundidad cubierto por un arco de medio punto realizado con sillares de piedra. Se desconoce el origen del nombre de la fuente, pero se surte de un manantial situado en un prado cercano que se conoce como Fuente del Arca. Es la más antigua del pueblo, y durante los primeros años del siglo XX surtía a los vecinos de agua.

Por otro lado, destacan las ermitas de la Soledad y de Nazaret, del siglo XVI y de antes del XI, respectivamente, el Potro de Herrar, que es el único que queda en el pueblo de los varios que tuvo, y que está formado por monolitos de piedra, un yugo de madera y los travesaños. Son también dignos de mención el toril, un establo en el que se guardaba el semental encargado de cubrir a las vacas del pueblo y el horno suspendido, pieza central de la vivienda, en la que se reunía la familia a comer o mantener una agradable conversación.

El Hayedo de Montejo

En el mismo término municipal encontramos el Hayedo de Montejo de la Sierra, espacio protegido de la Comunidad de Madrid, por la presencia de hayas y robles de avanzada edad, que han encontrado en este espacio unas condiciones idóneas para la existencia de este bosque, que representa el más meridional de la península.

El Hayedo de Montejo, cuyo comienzo se encuentra en una ladera cercana al nacimiento del río Jarama, se extiende a lo largo de 250 hectáreas de terreno situadas en los montes de El Chaparral y de La Solana, aunque es únicamente en el primero donde se encuentran manchas puras de hayedo.

Su historia se remonta al 23 de julio de 1460, cuando los vecinos del pueblo compraron el monte de El Chaparral. El Área recreativa de Montejo es el punto más cercano al Hayedo de Montejo. Se encuentra retirado del pueblo, tras el desvío del Cardoso. El entorno natural en el que se encuentra, te permitirá olvidar los agobios y prisas de la ciudad, gracias al relajante bosque que lo rodea. Sus casas rurales te ofrecerán una escapada de ensueño.

Cinco enclaves rurales de la región para ‘desconectar’ en el puente de la Constitución 3

Rascafría y el valle del Paular

Rascafría es un municipio de montaña situado en la cabecera del Valle Alto del Lozoya, también denominado Valle del Paular. Es una de las principales zonas de disfrute de la nieve en la Comunidad de Madrid. Su ubicación en la alta montaña madrileña, a 1.200 metros de altitud, y la larga extensión de su término municipal hacen que Rascafría sea el lugar perfecto para disfrutar de la nieve.

Permite pasar unos días en la nieve con los niños en «Cotos» o practicar el esquí alpino en la estación de «Valdesquí», ambas dentro del término municipal. Pero ofrece más lugares de nieve en la zona, que ofrecen la posibilidad de trineos, rutas con raquetas de nieve, esquí de fondo…

Hay, principalmente, tres lugares que nos permiten el esquí, si nos alojamos en Rascafría. La estación de Valdesquí, que ofrece remontes, alquiler de equipamiento y clases de ski, a tan sólo 16 minutos en coche del pueblo de Rascafría. El Puerto de Cotos, que dispone de Zona de trineos, Snowboard, Ski de fondo, ski nórdico, Escalada en hielo… y está ubicado a 14 minutos en coche del pueblo. Y, por último, Navafría, con pistas de esquí de fondo, clases, nordic walking, alquiler de equipamiento y raquetas de nieve, a 12 kilómetros de Rascafría.

Aparte del esquí, en este enclave podremos visitar el Monasterio de El Paular, el Bosque de Finlandia, las Cascadas del Purgatorio, Peñalara, y multitud de rutas a paseo como la de Oteruelo, el Camino Natural del Valle del Lozoya, la de Rascafría a la Granja de San Ildefonso o la ruta de La Cuerda Larga.

puente de diciembre

Chinchón, un pueblo pintoresco donde se come muy bien

Si lo tuyo no es la nieve y piensas en una escapada más relajada, una de las mejores opciones en la Comunidad de Madrid es Chinchón. Sus paisajes pardos, grises y ocres, y sus racimos de casas agrupadas en cerros que cobijan su singular Plaza Mayor están en perfecta sintonía con sus callejuelas, que recorren la vida y la historia del pueblo. Además, su casco urbano fue declarado Conjunto Histórico Artístico.

Chinchón cuenta con una excelente variedad de atractivos turísticos, como la Iglesia de Ntra. Sra. De la Asunción, cuyo altar mayor está presidido por un lienzo de Francisco de Goya; la Torre del Reloj, el Teatro “Lope de Vega”, el Monasterio de los Agustinos-Parador de Turismo, el Monasterio de las M.M. Clarisas y diferentes ermitas. También el Castillo de los Condes y la joya de la comarca, la Plaza Mayor de Chinchón, declarada la 40 maravilla material de la Comunidad de Madrid.

En este pueblo disponemos también de gran variedad de casas rurales, que nos permitirán descansar en un entorno rural privilegiado. Además, el pueblo, ofrece una selección de productos típicos como el anís, el aceite, el ajo y el vino, como base fundamental de su gastronomía, y que se podrán degustar en los numerosos mesones y restaurantes, o adquirir en pequeñas tiendas especializadas, que son testigos de lo que era la vida en esta zona hace 50 años.

Buitrago del Lozoya, patrimonio medieval

Ubicado en el Valle Medio del Lozoya, Buitrago es el único pueblo de la Comunidad de Madrid que conserva íntegro su antiguo recinto amurallado, cuya construcción se remonta al siglo XI. Rodeado de naturaleza y del las aguas del río Lozoya, se encuentra, además, muy cerca de la Sierra de Guadarrama.

Aquí, todo gira alrededor de la Plaza de la Constitución, centro neurálgico del pueblo y punto de acceso al castillo, la muralla y buena parte de los restaurantes. El pueblo nos ofrece también una visita al Castillo de los Mendoza, del siglo XIV, de forma cuadrada y fortificado por siete torres. Fue residencia del Marqués de Santillana y su familia, y en él, residió la reina Juana de Portugal y su hija Juana la Beltraneja.

Otros puntos de interés son el Palacio del Bosque, que se usaba como pabellón de caza; la Torre del Reloj, situada en la plaza de la Consitución, con 16 metros de altura y planta pentagonal; la Iglesia de Santa María del Castillo, también del siglo XIV, y construida sobre una mezquita y el Puente del Arrabal, medieval, con un único arco mediante el cual se salvan las aguas del Lozoya. Tanto Buitrago, como los pueblos de alrededor ofrecen fantásticas casas rurales para pasar estos días.

Ahora, y hasta el 28 de diciembre, la Sala de Exposiciones de Buitrago del Lozoya, ofrece la exposición titulada ‘Picasso, Miró, Dalí. Grandes maestros del siglo XX’. Todo un mes de diciembre para deleitarnos en una de las muestras más interesantes de la Red Itiner 2021, que reúne a los tres grandes genios del arte español del siglo pasado, concretamente a su obra gráfica. Un recorrido a través de 40 grabados originales de estos pintores, en la que se advierte la revolución que vivió el arte español en el siglo XX.

Cercedilla, la cuna del esquí

Cercedilla es un evocador pueblo de la sierra de Madrid que nada tiene que envidiar a los míticos pueblos de los Alpes austriacos. Es un lugar fascinante para visitar paisajes nevados y, además, permite visitar lugares como Navacerrada, el Palacio Real de Riofrío o la Granja de San Ildefonso en Segovia.

Visitar Cercedilla es adentrarse en la historia, permite disfrutar su calzada y puentes romanos, el Centro Joaquín Sorolla, que en la actualidad sirve de Escuela de Música y Centro de Información de Juventud; la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves, del siglo XVI, y ubicada en el puerto de Navacerrada; la estación de ferrocarril, inaugurada en 1923; la Fuente de los Geólogos y la Fábrica de la Luz.

Esta visita la podemos completar con el Museo del Esquí, ya que fue en este municipio, en las laderas adyacentes de Cercedilla, hacia 1903, cuando se inició esta práctica deportiva en España. El madrileño González de Amenzúa y el noruego Birgen Lorensen, que trabajaba en la industria maderera, empezaron a “patinar” tal y como lo llamaban en la época, con esquís de madera por la pendiente del Ventorrillo. Desde entonces, Cercedilla es lugar de referencia del esquí y ha contado con 29 campeones de España en esquí alpino y nórdico y dos medallas olímpicas.

Riaza, un pueblo con encanto muy cerca de Madrid

Si nos alejamos un poco más, por la A-1, dirección Burgos y ya en la provincia de Segovia, nos encontramos con Riaza, en plena ladera norte del Macizo de Ayllón. En el corazón mismo del Hayedo de la Pedrosa, podemos comenzar nuestra visita por la Plaza Mayor, lugar céntrico y de paso obligado para vecinos y visitantes. En sus soportales encontramos casas típicas riazanas, así como casas solariegas.

También es visitable su Ayuntamiento, datado en el siglo XVIII, donde destaca la torre del campanario que corona el edificio. Por otro lado, la Iglesia de Nuestra Señora del Manto, es un conjunto renacentista construido a finales del siglo XV, con tres naves y un ábside. En su interior destaca la Colección de Arte Sacro, que muestra parte del patrimonio religioso de Alquité, Madriguera, Riaza, Riofrío de Riaza, Sequera de Fresno, Serracín y Villacorta.

Bien merece una visita el Hayedo de La Pedrosa o de Riofrío, situado en las inmediaciones del Puerto de la Quesera, a unos 9 kilómetros del municipio. Este precioso bosque de hayas tiene su visita perfecta en otoño, pero siempre es un lugar perfecto para desconectar. Muy cerca, también están las instalaciones de La Pinilla, situada en la Sierra de Ayllón.

Foto de portada: Turismo Comunidad de Madrid

LO MÁS LEÍDO

A las puertas de la Navidad y con una oferta cultural y de ocio extensa en la capital, el puente de diciembre nos regala la oportunidad de hacer una escapada rural a esos entornos naturales que tanto echamos de menos. Por su cercanía y su valor turístico y cultural, la Comunidad de Madrid ofrece innumerables opciones para un pequeño viaje que nos permita desconectar.

Pueblos nevados, perfectos para la práctica del esquí, enclaves medievales en valles de montaña y conjuntos históricos y pintorescos, nos esperan durante este largo puente que comienza el viernes 3 de diciembre y termina el miércoles 8 del mismo mes. Por ello, os ofrecemos distintas propuestas para disfrutar de unas fechas en mágicos entornos rurales.

Montejo de la Sierra

Comenzamos nuestra escapada rural en Montejo de Sierra, que nos dará acceso a una de las zonas más interesantes para disfrutar del turismo rural, Sierra del Rincón. A 88 kilómetros de la capital encontramos un pueblo con encanto y rústico en plena naturaleza, que ofrece varios lugares de interés, rutas de senderismo y el característico Hayedo de Montejo, considerado hoy, Reserva de la Biosfera. Además, tenemos muy cerca la estación de esquí y montaña de La Pinilla.

Sin salir del pueblo, encontramos la iglesia dedicada al Apóstol San Pedro, de estilo Barroco y construida entre los siglos XVI y XVII. Aparte de su capilla mayor y su techumbre de artesanado mudéjar y mozárabe, cabe destacar sus pinturas renacentistas en el techo y los dos retablos con que cuenta la nave Norte: uno, el del Cristo Crucificado y el otro, el de la Virgen de los Dolores.

También destaca la Fuente de los Tres Caños, construida en el siglo XIX e inaugurada por Clara Campoamor y la Fuente del Arriero, un pilón de unos cuatro metros cuadrados y 1,5 metros de profundidad cubierto por un arco de medio punto realizado con sillares de piedra. Se desconoce el origen del nombre de la fuente, pero se surte de un manantial situado en un prado cercano que se conoce como Fuente del Arca. Es la más antigua del pueblo, y durante los primeros años del siglo XX surtía a los vecinos de agua.

Por otro lado, destacan las ermitas de la Soledad y de Nazaret, del siglo XVI y de antes del XI, respectivamente, el Potro de Herrar, que es el único que queda en el pueblo de los varios que tuvo, y que está formado por monolitos de piedra, un yugo de madera y los travesaños. Son también dignos de mención el toril, un establo en el que se guardaba el semental encargado de cubrir a las vacas del pueblo y el horno suspendido, pieza central de la vivienda, en la que se reunía la familia a comer o mantener una agradable conversación.

El Hayedo de Montejo

En el mismo término municipal encontramos el Hayedo de Montejo de la Sierra, espacio protegido de la Comunidad de Madrid, por la presencia de hayas y robles de avanzada edad, que han encontrado en este espacio unas condiciones idóneas para la existencia de este bosque, que representa el más meridional de la península.

El Hayedo de Montejo, cuyo comienzo se encuentra en una ladera cercana al nacimiento del río Jarama, se extiende a lo largo de 250 hectáreas de terreno situadas en los montes de El Chaparral y de La Solana, aunque es únicamente en el primero donde se encuentran manchas puras de hayedo.

Su historia se remonta al 23 de julio de 1460, cuando los vecinos del pueblo compraron el monte de El Chaparral. El Área recreativa de Montejo es el punto más cercano al Hayedo de Montejo. Se encuentra retirado del pueblo, tras el desvío del Cardoso. El entorno natural en el que se encuentra, te permitirá olvidar los agobios y prisas de la ciudad, gracias al relajante bosque que lo rodea. Sus casas rurales te ofrecerán una escapada de ensueño.

Cinco enclaves rurales de la región para ‘desconectar’ en el puente de la Constitución 10

Rascafría y el valle del Paular

Rascafría es un municipio de montaña situado en la cabecera del Valle Alto del Lozoya, también denominado Valle del Paular. Es una de las principales zonas de disfrute de la nieve en la Comunidad de Madrid. Su ubicación en la alta montaña madrileña, a 1.200 metros de altitud, y la larga extensión de su término municipal hacen que Rascafría sea el lugar perfecto para disfrutar de la nieve.

Permite pasar unos días en la nieve con los niños en «Cotos» o practicar el esquí alpino en la estación de «Valdesquí», ambas dentro del término municipal. Pero ofrece más lugares de nieve en la zona, que ofrecen la posibilidad de trineos, rutas con raquetas de nieve, esquí de fondo…

Hay, principalmente, tres lugares que nos permiten el esquí, si nos alojamos en Rascafría. La estación de Valdesquí, que ofrece remontes, alquiler de equipamiento y clases de ski, a tan sólo 16 minutos en coche del pueblo de Rascafría. El Puerto de Cotos, que dispone de Zona de trineos, Snowboard, Ski de fondo, ski nórdico, Escalada en hielo… y está ubicado a 14 minutos en coche del pueblo. Y, por último, Navafría, con pistas de esquí de fondo, clases, nordic walking, alquiler de equipamiento y raquetas de nieve, a 12 kilómetros de Rascafría.

Aparte del esquí, en este enclave podremos visitar el Monasterio de El Paular, el Bosque de Finlandia, las Cascadas del Purgatorio, Peñalara, y multitud de rutas a paseo como la de Oteruelo, el Camino Natural del Valle del Lozoya, la de Rascafría a la Granja de San Ildefonso o la ruta de La Cuerda Larga.

puente de diciembre

Chinchón, un pueblo pintoresco donde se come muy bien

Si lo tuyo no es la nieve y piensas en una escapada más relajada, una de las mejores opciones en la Comunidad de Madrid es Chinchón. Sus paisajes pardos, grises y ocres, y sus racimos de casas agrupadas en cerros que cobijan su singular Plaza Mayor están en perfecta sintonía con sus callejuelas, que recorren la vida y la historia del pueblo. Además, su casco urbano fue declarado Conjunto Histórico Artístico.

Chinchón cuenta con una excelente variedad de atractivos turísticos, como la Iglesia de Ntra. Sra. De la Asunción, cuyo altar mayor está presidido por un lienzo de Francisco de Goya; la Torre del Reloj, el Teatro “Lope de Vega”, el Monasterio de los Agustinos-Parador de Turismo, el Monasterio de las M.M. Clarisas y diferentes ermitas. También el Castillo de los Condes y la joya de la comarca, la Plaza Mayor de Chinchón, declarada la 40 maravilla material de la Comunidad de Madrid.

En este pueblo disponemos también de gran variedad de casas rurales, que nos permitirán descansar en un entorno rural privilegiado. Además, el pueblo, ofrece una selección de productos típicos como el anís, el aceite, el ajo y el vino, como base fundamental de su gastronomía, y que se podrán degustar en los numerosos mesones y restaurantes, o adquirir en pequeñas tiendas especializadas, que son testigos de lo que era la vida en esta zona hace 50 años.

Buitrago del Lozoya, patrimonio medieval

Ubicado en el Valle Medio del Lozoya, Buitrago es el único pueblo de la Comunidad de Madrid que conserva íntegro su antiguo recinto amurallado, cuya construcción se remonta al siglo XI. Rodeado de naturaleza y del las aguas del río Lozoya, se encuentra, además, muy cerca de la Sierra de Guadarrama.

Aquí, todo gira alrededor de la Plaza de la Constitución, centro neurálgico del pueblo y punto de acceso al castillo, la muralla y buena parte de los restaurantes. El pueblo nos ofrece también una visita al Castillo de los Mendoza, del siglo XIV, de forma cuadrada y fortificado por siete torres. Fue residencia del Marqués de Santillana y su familia, y en él, residió la reina Juana de Portugal y su hija Juana la Beltraneja.

Otros puntos de interés son el Palacio del Bosque, que se usaba como pabellón de caza; la Torre del Reloj, situada en la plaza de la Consitución, con 16 metros de altura y planta pentagonal; la Iglesia de Santa María del Castillo, también del siglo XIV, y construida sobre una mezquita y el Puente del Arrabal, medieval, con un único arco mediante el cual se salvan las aguas del Lozoya. Tanto Buitrago, como los pueblos de alrededor ofrecen fantásticas casas rurales para pasar estos días.

Ahora, y hasta el 28 de diciembre, la Sala de Exposiciones de Buitrago del Lozoya, ofrece la exposición titulada ‘Picasso, Miró, Dalí. Grandes maestros del siglo XX’. Todo un mes de diciembre para deleitarnos en una de las muestras más interesantes de la Red Itiner 2021, que reúne a los tres grandes genios del arte español del siglo pasado, concretamente a su obra gráfica. Un recorrido a través de 40 grabados originales de estos pintores, en la que se advierte la revolución que vivió el arte español en el siglo XX.

Cercedilla, la cuna del esquí

Cercedilla es un evocador pueblo de la sierra de Madrid que nada tiene que envidiar a los míticos pueblos de los Alpes austriacos. Es un lugar fascinante para visitar paisajes nevados y, además, permite visitar lugares como Navacerrada, el Palacio Real de Riofrío o la Granja de San Ildefonso en Segovia.

Visitar Cercedilla es adentrarse en la historia, permite disfrutar su calzada y puentes romanos, el Centro Joaquín Sorolla, que en la actualidad sirve de Escuela de Música y Centro de Información de Juventud; la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves, del siglo XVI, y ubicada en el puerto de Navacerrada; la estación de ferrocarril, inaugurada en 1923; la Fuente de los Geólogos y la Fábrica de la Luz.

Esta visita la podemos completar con el Museo del Esquí, ya que fue en este municipio, en las laderas adyacentes de Cercedilla, hacia 1903, cuando se inició esta práctica deportiva en España. El madrileño González de Amenzúa y el noruego Birgen Lorensen, que trabajaba en la industria maderera, empezaron a “patinar” tal y como lo llamaban en la época, con esquís de madera por la pendiente del Ventorrillo. Desde entonces, Cercedilla es lugar de referencia del esquí y ha contado con 29 campeones de España en esquí alpino y nórdico y dos medallas olímpicas.

Riaza, un pueblo con encanto muy cerca de Madrid

Si nos alejamos un poco más, por la A-1, dirección Burgos y ya en la provincia de Segovia, nos encontramos con Riaza, en plena ladera norte del Macizo de Ayllón. En el corazón mismo del Hayedo de la Pedrosa, podemos comenzar nuestra visita por la Plaza Mayor, lugar céntrico y de paso obligado para vecinos y visitantes. En sus soportales encontramos casas típicas riazanas, así como casas solariegas.

También es visitable su Ayuntamiento, datado en el siglo XVIII, donde destaca la torre del campanario que corona el edificio. Por otro lado, la Iglesia de Nuestra Señora del Manto, es un conjunto renacentista construido a finales del siglo XV, con tres naves y un ábside. En su interior destaca la Colección de Arte Sacro, que muestra parte del patrimonio religioso de Alquité, Madriguera, Riaza, Riofrío de Riaza, Sequera de Fresno, Serracín y Villacorta.

Bien merece una visita el Hayedo de La Pedrosa o de Riofrío, situado en las inmediaciones del Puerto de la Quesera, a unos 9 kilómetros del municipio. Este precioso bosque de hayas tiene su visita perfecta en otoño, pero siempre es un lugar perfecto para desconectar. Muy cerca, también están las instalaciones de La Pinilla, situada en la Sierra de Ayllón.

Foto de portada: Turismo Comunidad de Madrid

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

A las puertas de la Navidad y con una oferta cultural y de ocio extensa en la capital, el puente de diciembre nos regala la oportunidad de hacer una escapada rural a esos entornos naturales que tanto echamos de menos. Por su cercanía y su valor turístico y cultural, la Comunidad de Madrid ofrece innumerables opciones para un pequeño viaje que nos permita desconectar.

Pueblos nevados, perfectos para la práctica del esquí, enclaves medievales en valles de montaña y conjuntos históricos y pintorescos, nos esperan durante este largo puente que comienza el viernes 3 de diciembre y termina el miércoles 8 del mismo mes. Por ello, os ofrecemos distintas propuestas para disfrutar de unas fechas en mágicos entornos rurales.

Montejo de la Sierra

Comenzamos nuestra escapada rural en Montejo de Sierra, que nos dará acceso a una de las zonas más interesantes para disfrutar del turismo rural, Sierra del Rincón. A 88 kilómetros de la capital encontramos un pueblo con encanto y rústico en plena naturaleza, que ofrece varios lugares de interés, rutas de senderismo y el característico Hayedo de Montejo, considerado hoy, Reserva de la Biosfera. Además, tenemos muy cerca la estación de esquí y montaña de La Pinilla.

Sin salir del pueblo, encontramos la iglesia dedicada al Apóstol San Pedro, de estilo Barroco y construida entre los siglos XVI y XVII. Aparte de su capilla mayor y su techumbre de artesanado mudéjar y mozárabe, cabe destacar sus pinturas renacentistas en el techo y los dos retablos con que cuenta la nave Norte: uno, el del Cristo Crucificado y el otro, el de la Virgen de los Dolores.

También destaca la Fuente de los Tres Caños, construida en el siglo XIX e inaugurada por Clara Campoamor y la Fuente del Arriero, un pilón de unos cuatro metros cuadrados y 1,5 metros de profundidad cubierto por un arco de medio punto realizado con sillares de piedra. Se desconoce el origen del nombre de la fuente, pero se surte de un manantial situado en un prado cercano que se conoce como Fuente del Arca. Es la más antigua del pueblo, y durante los primeros años del siglo XX surtía a los vecinos de agua.

Por otro lado, destacan las ermitas de la Soledad y de Nazaret, del siglo XVI y de antes del XI, respectivamente, el Potro de Herrar, que es el único que queda en el pueblo de los varios que tuvo, y que está formado por monolitos de piedra, un yugo de madera y los travesaños. Son también dignos de mención el toril, un establo en el que se guardaba el semental encargado de cubrir a las vacas del pueblo y el horno suspendido, pieza central de la vivienda, en la que se reunía la familia a comer o mantener una agradable conversación.

El Hayedo de Montejo

En el mismo término municipal encontramos el Hayedo de Montejo de la Sierra, espacio protegido de la Comunidad de Madrid, por la presencia de hayas y robles de avanzada edad, que han encontrado en este espacio unas condiciones idóneas para la existencia de este bosque, que representa el más meridional de la península.

El Hayedo de Montejo, cuyo comienzo se encuentra en una ladera cercana al nacimiento del río Jarama, se extiende a lo largo de 250 hectáreas de terreno situadas en los montes de El Chaparral y de La Solana, aunque es únicamente en el primero donde se encuentran manchas puras de hayedo.

Su historia se remonta al 23 de julio de 1460, cuando los vecinos del pueblo compraron el monte de El Chaparral. El Área recreativa de Montejo es el punto más cercano al Hayedo de Montejo. Se encuentra retirado del pueblo, tras el desvío del Cardoso. El entorno natural en el que se encuentra, te permitirá olvidar los agobios y prisas de la ciudad, gracias al relajante bosque que lo rodea. Sus casas rurales te ofrecerán una escapada de ensueño.

Cinco enclaves rurales de la región para ‘desconectar’ en el puente de la Constitución 17

Rascafría y el valle del Paular

Rascafría es un municipio de montaña situado en la cabecera del Valle Alto del Lozoya, también denominado Valle del Paular. Es una de las principales zonas de disfrute de la nieve en la Comunidad de Madrid. Su ubicación en la alta montaña madrileña, a 1.200 metros de altitud, y la larga extensión de su término municipal hacen que Rascafría sea el lugar perfecto para disfrutar de la nieve.

Permite pasar unos días en la nieve con los niños en «Cotos» o practicar el esquí alpino en la estación de «Valdesquí», ambas dentro del término municipal. Pero ofrece más lugares de nieve en la zona, que ofrecen la posibilidad de trineos, rutas con raquetas de nieve, esquí de fondo…

Hay, principalmente, tres lugares que nos permiten el esquí, si nos alojamos en Rascafría. La estación de Valdesquí, que ofrece remontes, alquiler de equipamiento y clases de ski, a tan sólo 16 minutos en coche del pueblo de Rascafría. El Puerto de Cotos, que dispone de Zona de trineos, Snowboard, Ski de fondo, ski nórdico, Escalada en hielo… y está ubicado a 14 minutos en coche del pueblo. Y, por último, Navafría, con pistas de esquí de fondo, clases, nordic walking, alquiler de equipamiento y raquetas de nieve, a 12 kilómetros de Rascafría.

Aparte del esquí, en este enclave podremos visitar el Monasterio de El Paular, el Bosque de Finlandia, las Cascadas del Purgatorio, Peñalara, y multitud de rutas a paseo como la de Oteruelo, el Camino Natural del Valle del Lozoya, la de Rascafría a la Granja de San Ildefonso o la ruta de La Cuerda Larga.

puente de diciembre

Chinchón, un pueblo pintoresco donde se come muy bien

Si lo tuyo no es la nieve y piensas en una escapada más relajada, una de las mejores opciones en la Comunidad de Madrid es Chinchón. Sus paisajes pardos, grises y ocres, y sus racimos de casas agrupadas en cerros que cobijan su singular Plaza Mayor están en perfecta sintonía con sus callejuelas, que recorren la vida y la historia del pueblo. Además, su casco urbano fue declarado Conjunto Histórico Artístico.

Chinchón cuenta con una excelente variedad de atractivos turísticos, como la Iglesia de Ntra. Sra. De la Asunción, cuyo altar mayor está presidido por un lienzo de Francisco de Goya; la Torre del Reloj, el Teatro “Lope de Vega”, el Monasterio de los Agustinos-Parador de Turismo, el Monasterio de las M.M. Clarisas y diferentes ermitas. También el Castillo de los Condes y la joya de la comarca, la Plaza Mayor de Chinchón, declarada la 40 maravilla material de la Comunidad de Madrid.

En este pueblo disponemos también de gran variedad de casas rurales, que nos permitirán descansar en un entorno rural privilegiado. Además, el pueblo, ofrece una selección de productos típicos como el anís, el aceite, el ajo y el vino, como base fundamental de su gastronomía, y que se podrán degustar en los numerosos mesones y restaurantes, o adquirir en pequeñas tiendas especializadas, que son testigos de lo que era la vida en esta zona hace 50 años.

Buitrago del Lozoya, patrimonio medieval

Ubicado en el Valle Medio del Lozoya, Buitrago es el único pueblo de la Comunidad de Madrid que conserva íntegro su antiguo recinto amurallado, cuya construcción se remonta al siglo XI. Rodeado de naturaleza y del las aguas del río Lozoya, se encuentra, además, muy cerca de la Sierra de Guadarrama.

Aquí, todo gira alrededor de la Plaza de la Constitución, centro neurálgico del pueblo y punto de acceso al castillo, la muralla y buena parte de los restaurantes. El pueblo nos ofrece también una visita al Castillo de los Mendoza, del siglo XIV, de forma cuadrada y fortificado por siete torres. Fue residencia del Marqués de Santillana y su familia, y en él, residió la reina Juana de Portugal y su hija Juana la Beltraneja.

Otros puntos de interés son el Palacio del Bosque, que se usaba como pabellón de caza; la Torre del Reloj, situada en la plaza de la Consitución, con 16 metros de altura y planta pentagonal; la Iglesia de Santa María del Castillo, también del siglo XIV, y construida sobre una mezquita y el Puente del Arrabal, medieval, con un único arco mediante el cual se salvan las aguas del Lozoya. Tanto Buitrago, como los pueblos de alrededor ofrecen fantásticas casas rurales para pasar estos días.

Ahora, y hasta el 28 de diciembre, la Sala de Exposiciones de Buitrago del Lozoya, ofrece la exposición titulada ‘Picasso, Miró, Dalí. Grandes maestros del siglo XX’. Todo un mes de diciembre para deleitarnos en una de las muestras más interesantes de la Red Itiner 2021, que reúne a los tres grandes genios del arte español del siglo pasado, concretamente a su obra gráfica. Un recorrido a través de 40 grabados originales de estos pintores, en la que se advierte la revolución que vivió el arte español en el siglo XX.

Cercedilla, la cuna del esquí

Cercedilla es un evocador pueblo de la sierra de Madrid que nada tiene que envidiar a los míticos pueblos de los Alpes austriacos. Es un lugar fascinante para visitar paisajes nevados y, además, permite visitar lugares como Navacerrada, el Palacio Real de Riofrío o la Granja de San Ildefonso en Segovia.

Visitar Cercedilla es adentrarse en la historia, permite disfrutar su calzada y puentes romanos, el Centro Joaquín Sorolla, que en la actualidad sirve de Escuela de Música y Centro de Información de Juventud; la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves, del siglo XVI, y ubicada en el puerto de Navacerrada; la estación de ferrocarril, inaugurada en 1923; la Fuente de los Geólogos y la Fábrica de la Luz.

Esta visita la podemos completar con el Museo del Esquí, ya que fue en este municipio, en las laderas adyacentes de Cercedilla, hacia 1903, cuando se inició esta práctica deportiva en España. El madrileño González de Amenzúa y el noruego Birgen Lorensen, que trabajaba en la industria maderera, empezaron a “patinar” tal y como lo llamaban en la época, con esquís de madera por la pendiente del Ventorrillo. Desde entonces, Cercedilla es lugar de referencia del esquí y ha contado con 29 campeones de España en esquí alpino y nórdico y dos medallas olímpicas.

Riaza, un pueblo con encanto muy cerca de Madrid

Si nos alejamos un poco más, por la A-1, dirección Burgos y ya en la provincia de Segovia, nos encontramos con Riaza, en plena ladera norte del Macizo de Ayllón. En el corazón mismo del Hayedo de la Pedrosa, podemos comenzar nuestra visita por la Plaza Mayor, lugar céntrico y de paso obligado para vecinos y visitantes. En sus soportales encontramos casas típicas riazanas, así como casas solariegas.

También es visitable su Ayuntamiento, datado en el siglo XVIII, donde destaca la torre del campanario que corona el edificio. Por otro lado, la Iglesia de Nuestra Señora del Manto, es un conjunto renacentista construido a finales del siglo XV, con tres naves y un ábside. En su interior destaca la Colección de Arte Sacro, que muestra parte del patrimonio religioso de Alquité, Madriguera, Riaza, Riofrío de Riaza, Sequera de Fresno, Serracín y Villacorta.

Bien merece una visita el Hayedo de La Pedrosa o de Riofrío, situado en las inmediaciones del Puerto de la Quesera, a unos 9 kilómetros del municipio. Este precioso bosque de hayas tiene su visita perfecta en otoño, pero siempre es un lugar perfecto para desconectar. Muy cerca, también están las instalaciones de La Pinilla, situada en la Sierra de Ayllón.

Foto de portada: Turismo Comunidad de Madrid

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO